Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

martes, 28 de marzo de 2017

Corrupción forma de existencia del capitalismo


Corrupción forma de existencia del capitalismo
Manuel Moncada Fonseca

Una falacia llamada lucha global contra la corrupción

Cada vez que se aborda el tema de la corrupción, comprobamos que, en Occidente, la lucha en su contra no existe, porque no pone, ni puede poner, el dedo sobre la llaga. Por el contrario, se busca preservarla porque el asunto en cuestión no es sino el modo de existencia del capitalismo. Por eso, referirse a expresiones aisladas del tema, carece casi por completo de significado.

Y que nadie saque a flote el cuento de los Papeles de Panamá, [1] una trama cocinada por la Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), financiada  por la USAID y por el fondo Soros; [2] ni el de Odebrecht, al que CNN ha dado cobertura con sus cálculos de siempre en contra de la unidad latinoamericana y el desprestigio de sus líderes. [3] Tampoco el Banco Mundial tiene autoridad alguna para hacerlo, sino es con el cinismo inherente al capital. [4] Igual ocurre con el Departamento de Estado de EEUU, en manos demócratas o republicanas. [5]

De los medios dados a tratar el tema, ¿cuáles hablan de la explotación y sobrexplotación de la mano de obra, no sólo en los casos de lo que mal llaman “mala paga”, sino en todos los casos, cada vez que se genera plusvalía; se conculca o reduce el salario de los trabajadores; cuando éstos se ven aislados unos de otros ante la patronal, porque se les ha privado de convenio colectivo; cuando se les intensifica o se les prolonga la jornada laboral y se les esquilma el aguinaldo? En fin, cada vez que se hace daño a personas que, obligadas por la sobrevivencia,  se entregan de por vida a quienes las vuelven esclavas de hecho. 

¿Qué decir de los medios de difusión que inventan verdades o las abultan al grado de dejarlas por completo irreconocibles, como las que han montado sobre Corea del Norte, Cuba, Ecuador, Nicaragua, [6] Venezuela, China, Irán, Siria, la URSS…? Tan sólo recuérdese el caso del ministro norcoreano de defensa, al que Occidente daba por muerto a causa de un cañonazo antiaéreo pretendidamente lanzado en su contra, hecho luego desmentido por el gobierno sudcoreano, responsable inmediato de semejante patraña, tras la aparición del “muerto” en las pantallas.[7]

Sigamos. ¿Qué expresar de los que ocultan el genocidio que las más monstruosas fuerzas bélicas del globo desatan como si estuvieran jugando Nintendo y no con la vida de millones de personas, siendo los más afectados actualmente Afganistán, Yemen, Iraq, Pakistán, Somalia, Libia, Siria, [8]y[9] Palestina, los pueblos kurdos que, en su mayor parte, viven en Turquía…?  [10]

¿De esos que inculpan a las víctimas de lo que hacen en su contra los mayores verdugos del planeta? ¿De los que endilgan a todas las personas los males que causan minorías insignificantes, dueñas con maña, engaño y fuerza, de casi todo, [11] ya no se diga de armas de destrucción masiva? ¿De las que demonizan a cuanto personaje se rebela contra los causantes de las desgracias de sus pueblos?

¿De los que callando u omitiendo hechos abominables provocados por las fuerzas del capital, se vuelven sus cómplices? ¿De los que inculcan el credo del individualismo y la competitividad como si con ello estuvieran transmitiendo los más altos valores del ser humano?  ¿De los que atribuyen el gravísimo asunto de los refugiados a quienes no son culpables de las guerras, sino obligados a buscar lugares que piensan más seguros, alejándose de sus países en guerras, impuestas desde afuera, aunque presentadas como guerras civiles por la Unión Europea, EEUU y sus obsecuentes “aliados”? [12] 

¿De los que, en suma, se colocan sin más del lado de Goliat contra David?


El capital es opresión y descomposición desde siempre


La razón de fondo de la corrupción reinante en el mundo es la que genera toda la naturaleza descompuesta del sistema capitalista a todo lo largo de su existencia. Y sus fuerzas actúan al unísono a partir del norte que implantan los mayores magnates del mundo, por filantrópicos que digan ser, entre otros, David Rockefeller, George Soros y Bill Gates, el más “afortunado”. [13]

Marx, con su profunda visión de los hechos históricos, muestra lo nada idílico que fue el amanecer del capitalismo: “El descubrimiento de regiones auríferas y argentíferas de América, la reducción de los indígenas a la esclavitud, su soterramiento en las minas, su exterminio, los comienzos de la conquista y saqueo en las Indias Orientales, la transformación de África en una especie de madriguera comercial para la caza de los hombres de piel negra: tales son los procedimientos idílicos de acumulación primitiva que señalan la era capitalista en su aurora”. [14]

Y sin ánimos de absolutizar ¿acaso han perdido vigencia estas palabras?: “La burguesía ha despojado de su aureola a todas las profesiones que hasta entonces se tenían por venerables y dignas de piadoso respeto. Al médico, al jurisconsulto, al sacerdote, al poeta, al hombre de ciencia, los ha convertido en sus servidores asalariados. / La burguesía ha desgarrado el velo de emocionante sentimentalismo que encubría las relaciones familiares, y las ha reducido a simples relaciones de dinero.” [15]


El recién fallecido David Rockefeller, en sus Memorias, publicadas en 2004, amén de otros temas, revela este asunto:

“Lo más emblemático de esos años sombríos en América Latina fue Chile durante la presidencia de Salvador Allende a comienzos de los ‘70. (…) Allende (…) hizo campaña en 1970 sobre la plataforma de una reforma agraria radical, la expropiación de todas las corporaciones extranjeras, la nacionalización de la banca, y otras medidas que hubiesen puesto a su país derechamente en la senda del socialismo. En marzo de 1970 (…) Agustín (Doonie) Edwards, propietario de El Mercurio, (…), me dijo que Allende era un embaucador soviético que destruiría la frágil economía chilena y extendería la influencia comunista a la región. Si Allende ganaba, advertía Doonie, Chile se convertiría en otra Cuba (…). Insistió en que los Estados Unidos debía impedir la elección de Allende. Las preocupaciones de Doonie eran tan intensas que lo puse en contacto con Henry Kissinger. Más tarde me enteré que los informes de Doonie confirmaron la [información de] inteligencia (…), lo que llevó a que el gobierno de Nixon aumentara sus subsidios financieros clandestinos a grupos opositores a Allende. Pese a esta intervención, Allende ganó la elección por un estrecho margen… Una vez en el cargo, el nuevo Presidente, fiel a sus promesas electorales, expropió las propiedades norteamericanas y apuró el paso en la confiscación de tierras de la élite y su redistribución al campesinado. La mayor parte de las propiedades de Doonie Edwards fueron tomadas, y él y su familia huyeron a EEUU (…)”. 

Los Rockefeller y otras familias eran propietarios de la Anaconda Copper Mining Company (Chuquicamata), la mayor mina de cobre del mundo, nacionalizada por el gobierno de Allende en 1971, con la venia del del Congreso Nacional. Con base en todo lo anterior, Richard Nixon y Henry Kissinger derrocaron, con mucha sangre de por medio, al gobierno de Allende. [16]


Interpretando con sarcasmo el actuar real del sistema reinante, Marcos Roitman Rosenmann escribe: “… Saque de la lista a aquellas [organizaciones] que malmeten contra las sanas intenciones de banqueros, trasnacionales, latifundistas y terratenientes, todos ellos benefactores, gente de bien, mecenas y filántropos, interesados en impulsar el interés general y el bien común. Aléjese de subversivos, antisistema y embaucadores. Si tanto le apetece asociarse, opte por algo cercano, amable, romo. Hágase miembro del Rotary club, socio de un equipo de fútbol o de una biblioteca, pero seleccione bien los libros. La lectura es una actividad de riesgo. Pensar por cuenta propia trae consecuencias. Lea novelas rosas y libros de autoayuda.” [17]






El sistema se acusa a sí mismo 

No es la falta de información la que impide a los diversos medios occidentales denunciar las atrocidades que el capital comete sin pausa por el mundo, sino el hecho que los de mayor poder de difusión son parte consustancial del mismo; los de calibre medio están entre las que se benefician con los réditos que ello les reporta y los más pequeños son “simples” repetidoras de su discurso.

Obedeciendo el patrón arriba acusado, a pesar de las revelaciones que arriba hiciera Rockefeller, la BBC presenta un titular que esconde el involucramiento de Kissinger, Nixon y la CIA en el Plan Cóndor: “4 claves para entender el Plan Cóndor, la empresa de la muerte creada por regímenes militares en Sudamérica”, [18] “ignora” que los regímenes militares han sido a lo largo del siglo XX y en lo que va del presente, no sólo en Latinoamérica y el Caribe, sino en el mundo entero, creaciones del intervencionismo occidental que encabeza EEUU.

Ya se conocen ampliamente las acciones criminales de estrategas geopolíticos de EEUU como Kissinger, gestor principal del Plan Cóndor que ensangrentó a América Latina en los años 70 del siglo XX. [19]

Traigamos a colación a Zbigniew Brzezinski, más cerebral y perverso que el personaje antes mencionado. Obama lo nombró su asesor geoestratégico durante su primer mandato (2008). Dicho estratega anunció “la aparición gradual de una sociedad más controlada y dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales, por lo que pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano, archivos que estarán sujetos a la recuperación instantánea de las autoridades”. 

Brzezinski fue también quien tramó el 11S. Al respecto, en 2007, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, declaró: «Un escenario posible para un enfrentamiento militar con Irán implica un acto terrorista en suelo [norte] americano del cual se haría responsable a Irán. Esto pudiera culminar con una acción militar [norte] americana “defensiva” contra Irán en el que estarían incluidos Irán, Irak, Afganistán y Pakistán”. [20]


Con todo, Winston Churchill es, quizá, el que mejor ha revelado la esencia interventora, rapaz y genocida del capitalismo. Veamos, en breve, lo que él expresara. 

En referencia a cómo los británicos actuaron en Afganistán y a lo feliz que él se sentía por ello, anotaba: “Hemos procedido sistemáticamente, aldea por aldea, y hemos destruido las casas, vaciamos los pozos, derribamos las torres, cortamos los grandes árboles que daban sombra, quemamos las cosechas y destrozamos los embalses”. 

En abril de 1945, dijo que “los colaboradores [nazis] en Grecia, en muchos casos, hicieron todo lo que pudieron para proteger al pueblo griego de la opresión alemana” y que “los comunistas son el principal enemigo”. 

Hasta un imperialista como Leo Amery, quien fuera Secretario de Estado británico en la India dijo que “no veía mucha diferencia entre su perspectiva [la de Churchill] y la de Hitler”. Y mientras “Churchill se bañaba en champán”, “cuatro millones de hombres, mujeres y niños morían de hambre en Bengala.” Muchos otros países sufrieron del intervencionismo británico mientras Churchill fungía como Primer Ministro. Pero en su país se le honra al grado de estimarlo “el mejor británico” de todos los tiempos. [21] 


Un personaje como Abraham Lincoln, aunque no llegó, ni por cerca, a los grotescos límites a que llegó Churchill, odiaba a los negros y declaraba que jamás les permitiría ocupar cargos públicos. Y aunque, en efecto, declaró la manumisión de los esclavos en 1865, lo hizo porque ello convenía para librar la guerra contra el sur esclavista de EEUU. Más aun, sostuvo que no interferiría en la legalidad de la esclavitud en los estados que la mantenían y que tampoco tenía “ninguna intención de hacerlo.” [22]



Estamos seguros de que si examináramos la época de George Washington, el panorama no sufriría mayor cambio.





Veamos lo que acaba de salir del horno en estos días. Se trata de la admiración que John F. Kennedy profesaba por Hitler. “Se puede entender fácilmente cómo en pocos años, Hitler emergerá del odio que lo rodea en estos momentos y se convertirá en una de las figuras más valiosas que han existido”. [23] No es secundario el asunto en tanto que a este ex mandatario estadunidense se le ha visto como lo más benévolo entre quienes han conducido los destinos de EEUU.


América Latina y los empleados del imperio

En 2010, hicimos referencia a la actitud de la CNN respecto al golpe de estado en Honduras, por ejemplo, llamando “misterioso” al “asesinato de periodistas” en ese país centroamericano, cuando para cualquier persona informada y sensible ante la suerte de los pueblos, es inconcebible percibir como misterio lo que estaba y está a ojos vista; a saber  que el régimen golpista ha estado y está enfrascado en perseguir, encarcelar, torturar  y asesinar a los representantes del pueblo hondureño. No había ni misterio, ni neutralidad. [24] ¿Podía haberla, acaso, en lo que declarara Reinhold Niebuhr, entonces el intelectual preferido por Obama, para referirse a ese tema en éstos términos: “decir que el uso de la fuerza en la democracia a veces puede ser necesario, no significa cinismo sino el reconocimiento de la historia, los defectos del hombre y los límites de su razón”. [25]

Luis Almagro, el lugarteniente yanqui ante la OEA, “preocupado” por Venezuela desea con “vehemencia” que sea intervenida militarmente y acentuar la guerra económica en su contra. Se olvida del golpe de estado en Brasil contra Rousseff; calla los miles de muertos y desaparecidos en el México actual; se hace de la vista gorda ante los continuos asesinatos de líderes sociales y periodistas en Colombia; de igual forma, soslaya hechos semejantes ocurridos en Honduras; no expresa nada en torno a las barbaridades que contra los argentinos despliega Macri.[26]

¿Qué se puede esperar de un cipayo del presente siglo? Nada bueno desde luego. Empero, sin recetas a mano, y siendo realistas, nos corresponde como pueblos impedir, con más resistencia y unidad, los nefastos planes del imperio en contra de Nuestra América. Debemos, pues, atajar a toda costa que nos vuelvan a convertir en su patio trasero y seguir avanzando, gradual o rápidamente, según sea posible a cada nación. 



[1] RT. 'Papeles de Panamá': ataque mediático contra líderes mundiales en filtración sobre evasión fiscal. https://actualidad.rt.com/actualidad/203699-papeles-panama-mayor-revelacion-corrupcion-medios

[2] Red Digital. Denuncian que la Operación Papeles de Panamá es un Montaje Global de la CIA. http://www.reddigital.cl/mundo/54-internacional/10703-cia_panama.html

[3] CNN. El escándalo de sobornos de Odebrecht: así es el caso en cada país de Latinoamérica salpicado. http://cnnespanol.cnn.com/2017/02/10/el-escandalo-de-sobornos-de-odebrecht-asi-es-el-caso-en-cada-pais-de-latinoamerica-afectado/
[4] Banco Mundial.org Otro impulso a la acción mundial contra la corrupción. http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2016/06/13/another-boost-to-global-action-against-corruption
[5] Hillary Clinton, siendo Secretaria de Estado en la administración Obama, lanzó esta cínico llamado: “Frenar la corrupción es un grave desafío global. Demandará formar asociaciones globales para enfrentarla.” Contra la Corrupción Photos US Departament of States. Photos. State.gov>publications – spanish. 
[6] Nicaragua: Aseguran que “Nica Act” viene más fuerte. https://carlosagaton.blogspot.com/2017/03/nicaragua-aseguran-que-nica-act-viene.html
[7] Redacción BBC Mundo "Ejecutan con un cañón antiaéreo" al ministro de Defensa de Corea del Norte. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/05/150512_corea_del_norte_ejecucion_ministro_defensa_ao. Véase también RT. El ministro norcoreano de Defensa aparece en la TV tras los informes de su ejecución. https://actualidad.rt.com/ultima_hora/174792-inteligencia-surcoreana-revoca-informe-ejecucion-ministro-defensa-norcoreano
[8] RT. Obama, el Nobel de la Paz que bombardeó 7 países en menos de 6 años de presidencia. https://actualidad.rt.com/actualidad/view/141269-obama-nobel-paz-bombardear-paises
[9] Por si fuera poco el belicismo de Obama, Hillary Clinton tiene la desfachatez de criticar a Obama por no haber sido “lo suficientemente agresivo”, ni “militarmente suficiente”. “Y en Siria (…), parecen realmente estar ansiosos por involucrar a EE.UU. mucho más directamente y mucho más agresivamente en el conflicto” Democracy Now. Glenn Greenwald: Obama bombardeó siete países, pero para Clinton eso no es suficientemente militarista. https://www.democracynow.org/es/2016/8/31/glenn_greenwald_obama_has_bombed_7
[10] “El pueblo kurdo se extiende por Turquía, Siria, Irak, Armenia e Irán, en una región conocida con el nombre de Kurdistán. Si observamos cómo afecta el Kurdistán al territorio sirio nos llevaremos la primera y mayúscula sorpresa, pues sólo son dos pequeñas áreas inconexas en el norte y NE de Siria. (…) / Turquía supone más del 50% de la población kurda mundial y debería ser este país, y no otro, quien acoja la mayor parte de un futuro estado kurdo. No debemos mirar hacia donde apunta EEUU o sus aliados, pues supone descentrar el foco del verdadero problema. Juanlu González. http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=13969
[11] RT. Las 10 megacorporaciones que controlan casi todo lo que compras. https://actualidad.rt.com/actualidad/223001-megacorporaciones-controlan-compras 
[12] ‘La UE, responsable de la crisis de refugiados con su apoyo a Turquía’. http://www.hispantv.com/noticias/turquia/218924/ue-responsable-crisis-refugiados-apoyo-turquia Thierry Meyssan. La falsa «crisis de los refugiados». http://www.voltairenet.org/article188619.html
[14] Carlos Marx. El Capital. Tomo I. Librerías Allende, S. A. México, 1980. p. 731. 
[15] Carlos Marx; Federico Engels. En Manifiesto del Partido Comunista. Ob. cit. p. 113. 
[16] Jorge Molina Araneda. Réquiem a la codicia: David Rockefeller. http://www.tercerainformacion.es/opinion/opinion/2017/03/22/requiem-a-la-codicia-david-rockefeller 
[17] Marcos Roitman Rosenmann ¿Están las libertades públicas en crisis? http://www.lahaine.org/iestan-las-libertades-publicas-en
[18] Redacción BBC Mundo. 4 claves para entender el Plan Cóndor, la empresa de la muerte creada por regímenes militares en Sudamérica. http://www.bbc.com/mundo/america_latina/2016/05/160524_america_latina_plan_operacion_condor_argentina_uruguay_bolivia_brasil_paraguay_jcps
[19] Jim Lobe. Kissinger se negó a frenar crímenes del Plan Cóndor. http://www.voltairenet.org/article165185.html
[20] Germán Gorraiz López Brzezinski, el cerebro geopolítico de Obama. http://www.telesurtv.net/analisis/Brzezinski-el-cerebro-geopolitico-de-Obama-20150310-0002.html
[22] Zinn, Howard. La otra historia de los Estados Unidos. Siete Cuentos Editorial. New York. Marzo de 2001. pp. 138-140 
[23] RT. Subastan documentos que exponen la fascinación de Kennedy por Hitler. https://actualidad.rt.com/actualidad/233960-diario-kennedy-descubrir-fascinacion-hitler
[24] Manuel Moncada Fonseca. Teoría del conocimiento, “Historia Verdadera” y neutralidad político-ideológica. https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2010/04/teoria-del-conocimiento-historia_29.html
[25] Vicky Peláez. La tragedia en Honduras se hace grande. http://www.lahaine.org/la-tragedia-en-honduras-se-hace-grande
[26] Héctor Bernardo / Resumen Latinoamericano. Crece el repudio a Almagro por su agresión a Venezuela. http: //www.resumenlatinoamericano.org/2017/03/21/crece-el-repudio-a-almagro-por-su-agresion-a-venezuela/

MARXISMO Y GLOBALIZACIÓN

MARXISMO Y GLOBALIZACIÓN
Manuel Moncada Fonseca

Reflexión, lo más temido por el sistema opresor

El mundo de las ideas filosóficas es el de mayor urgencia hoy en día. Muy diversos medios e instituciones se han encargado de torpedearla. Le tienen terror a las ideas reflexivas y críticas, a las que cuestionan la existencia tal como hoy se manifiesta y la irracionalidad en todos los órdenes que eso conlleva. No es fortuito que, el día en que un fiscal de la Italia de Mussolini envió a Antonio Gramsci a la cárcel, el 8 de noviembre de 1926, expresó estas palabras: “Por 20 años debemos impedir que este cerebro funcione”. [1]

Empero, en lo que propaga el sistema empresarial en su favor, recurriendo a todos los medios de que dispone, la realidad que impone es mostrada muy sonriente, amable, afable, generosa, etc. Regala “oportunidades” de éxito a todo el que se esfuerce. En su diversa propaganda comercial, todo está supuestamente al alcance del cliente, sus sueños más “preciados” que -la mayor de las veces- son una imposición de corte cultural llamada consumismo: carros, casas nuevas, viajes, hoteles al estilo Trivago, ropa de “marca”, restaurantes de maravilla, préstamos a disposición y muchísimo más. Ingrediente adicional de esto son los eslóganes tipo el de un grupo empresarial que dice creer en uno, aunque ello carezca de sentido real; el Banco Santander lanza esta trampa cazabobos: “Si decides ahorrar tu futuro estará garantizado”. 

Empero, en parte alguna, el capital tiene algo en común con lo que de él se pinta. Aun así, se invita a cada ser humano a ser émulo del empresario, sin reparar para nada en la letra menuda. Por acá y en otras partes, se atreven a colocar rótulos y videos que niegan en rotundo al trabajador, con una simple frase: “Máquinas trabajando”; se debe aceptar laborar bajo presión, que quiere decir trabajar bajo esclavitud; se obstaculiza o se impide la organización de los trabajadores; sus viejas conquistas se han visto golpeadas con severidad; se escamotea el tiempo libre, incluido el fin de semana, los días de fiesta y las noches; se eliminan convenios colectivos; la más perjudicada de todo eso ha sido la mujer trabajadora... 

Como complemento de toda esa bazofia que habla de las “bondades” de la “libre empresa”, se hace creer que el pensar filosófico vive creando castillos en el aire, alejándose de la terrenalidad que cubre toda nuestra vida. Cuando, por el contrario, empuja a las personas a pensar mucho más en las cosas terrenales que cualquier otro saber y, en consecuencia, a actuar en consonancia. 

En sustitución no sólo de la reflexión sino también del conocimiento científico hoy desdeñado, el capital -interesado en una mano de obra dúctil- lanza al ruedo el saber instrumental. Sin duda, éste crea destrezas, habilidades, competencias determinadas. Salta a la vista la facilidad con que los niños y los jóvenes encuentran, raudos, la manera de operar distintos instrumentos electrónicos. Pero están lejos de pensar en porqué ocurren las cosas y, mucho menos, de actuar en función de transformarlas. Multitudes andan por ahí absortas con sus celulares; pueden ver el abismo que hay frente a ellas y, aun así, siguen su rumbo errático. No pocas personas le dan una importancia existencial a lo que llaman “selfie” (autofotos). Este mal es una plaga que afecta a buena parte del orbe. Junto a los medios de difusión, el espejito de Colón se ha transformado en un celular inteligente que está apartando de la realidad a millones de personas. Todo al mejor estilo de los planes imperiales. 

Bajo las premisas esbozadas, las guerras y muchísimos otros peligros globales, ¿qué importan? Se pretende que el mundo las vea con naturalidad y, por lo mismo, como inevitables, tal si fueran el “pan” nuestro de cada día. Es el “mundo libre” persiguiendo a “terroristas”, por no decir a gente potencialmente explosiva, mientras los auténticos terroristas -no radicales- tienen su base de operaciones en Washington, Londres, París, Madrid, Tel Aviv, en las monarquías árabes, etc. 

La ingente enajenación del ser humano se nutre, como ya apuntamos, por todo aquello de lo que se sirve el capital, aunque es innegable que el instrumento por excelencia son los abundantes y multifacéticos medios de difusión en su poder: diseñan conciencias y adormecen sus percepciones; generan la irrealidad de modo tan parecido a la realidad que conducen a que se la estime predilecta. Ello llega al colmo de inocular la idea de que la apariencia está por encima de la evidencia. Corolario de estas inducciones pavlovianas es el soslayo de la cruda realidad circundante.[2] Tal ocurre con que se pase inadvertido que el 1 % de la población mundial posee más que el 99 % de la misma y que las 62 personas más acaudaladas posean la mitad de lo que tiene la mitad de los más empobrecidos de la Tierra; [3] con que 20 millones de personas están en peligro de morir de hambre en Yemen, Somalia, Nigeria y Sudán del Sur.[4]

¿Qué nos brinda el pensar filosófico marxista?

No nos encrespa que se cuenten aspectos de Marx, Engels y Lenin, por ejemplo, que demuestran que fueron, ante todo, seres humanos, con errores de carácter personal, pero que no desdicen de su ética portentosa. 

Conozcamos esta repuesta de Marx a Wilhelm Blos: “No soy una persona amargada (…) y Engels es como yo. No nos gusta nada la popularidad. Una prueba de ello (…) es que durante la época de la Internacional, a causa de mi aversión por todo lo que significaba culto al individuo, nunca admití las numerosas muestras de gratitud procedentes de mi viejo país, a pesar de que se me instó para que las recibiera públicamente. Siempre contesté (…), con una negativa categórica. Cuando nos incorporamos a la Liga de los Comunistas (…), lo hicimos con la condición de que todo lo que significara sustentar sentimientos irracionales respecto a la autoridad sería eliminado de los estatutos”. [5]

En otro lugar, Marx precisa dos ideas que han tendido con fuerza a absolutizarse:

Para que el poder del capitalismo se vuelva insoportable al grado que contra el mismo haya que rebelarse, plantea, debe engendrar a una masa por entero desposeída, en contradicción con todo el mundo de riquezas y cultura, lo que supone un gran incremento del desarrollo de las fuerzas productivas, “en un plano histórico universal”, y no solo local, porque sin esta premisa práctica, “sólo se generalizaría la escasez y (…) con la pobreza, comenzaría de nuevo (...) la lucha por lo indispensable y se recaería nuevamente en toda la miseria anterior…” [6]

Luego, la revolución no posee garantía en sí misma de triunfar de modo forzoso. Y Marx no da vaticinio alguno respecto a la cantidad de veces que esa recaída puede ocurrir, porque no acude a oráculos de especie alguna.

La segunda precisión es ésta: “Todas las colisiones de la historia nacen (…) de la contradicción entre fuerzas productivas y la forma de intercambio. Por lo demás, no es necesario que esta contradicción, para provocar colisiones en un país, se agudice precisamente en ese mismo país. La competencia con países industrialmente más desarrollados, provocada por un mayor intercambio internacional, basta para engendrar también una contradicción semejante en países de industria menos desarrollada.” [7]

No hay acá asomo alguno de economicismo, ni de mecanicismo. Se rompe de cuajo con la idea que se centra en el supuesto de que la revolución sólo puede estallar en países con alto nivel de desarrollo industrial. Revoluciones como la cubana, la nicaragüense, la coreana, la vietnamita y muchas otras, son expresiones reales de lo expresado.

Finalmente, traemos a colación un pensamiento de Marx que revela su rechazo al economicismo y a la teleología. En efecto, en una carta a Kugelmann del 17 de abril de 1871, el autor de El Capital acota: “Sería por cierto muy fácil hacer la historia universal si para iniciar la lucha se esperase que las perspectivas fueran excepcionalmente favorables. Por otra parte, la historia tendría una naturaleza muy mística si el “azar” no desempeñase ningún papel. Estos mismos accidentes intervienen, como es natural, en el curso general del desarrollo y son compensados a su vez por otros accidentes. Pero la aceleración y el retardo dependen en gran medida de todos los “accidentes”, como el carácter de las personas que al principio están a la cabeza del movimiento”. [8]

Conozcamos ahora lo que expresan algunos autores, con los que concordamos en lo que atañe al carácter transformador del marxismo y el humanismo que lo identifica.

El Capital, lejos de lo que se suele concebir, aporta Joaquín Miras Albarrán, entrevistado por Salvador López Arnal, “no es un libro al uso de los de economía, que pretenden ayudar a pensar técnicas económicas de intervención en la realidad económica a través de los técnicos especializados. Es una obra que trata de ayudar al público a desnaturalizar su visión del mundo material, económico social, burgués, y a comprender que eso que parece naturaleza, cosa, no es sino actividad intersubjetivamente producida, que puede ser transformada intersubjetivamente”. [9] En consecuencia, pensamos, se debe pasar de la mera acción entre sujetos, a una realidad transformada de forma consciente y práctica entre los sujetos sociales. 

Francisco Fernández Buey, por su lado, sostiene: “…habría que decir que el problema del marxismo en este siglo [finales del XX] ha sido en realidad, la gran cantidad de adolecentes petulantes que un día se llamaron marxistas y que, al hacerse mayores, atribuyeron a Marx las propias fortunas de un día. De este modo, el pobre Marx ha tenido que cargar, como si fuesen propias, con el mayor fardo de bobadas e incoherencias que conoce la historia de la humanidad.” [10]

El humanismo en manos de la burguesía está condenado a morir si el proletariado no le arrebate oportunamente, junto con la hegemonía económica, la conducción de una cultura que ella sólo ha envilecido, planteaba Aníbal Ponce. [11] Ahora, claro está, no es sólo el humanismo el que está en peligro de muerte, el hombre, como especie, también lo está.

La filosofía, como muestra todo lo anteriormente apuntado, entre otras cosas, nos advierte de lo que ocurre en el mundo real. Más aun, con ello nos llama a la acción permanente. Y vivir en función de interpretar una realidad que, de modo incesante, en tanto su naturaleza es en sí misma contradictoria, demanda de planteos y acciones renovados.

Sin agotar para nada lo que se proyecta para relanzar el socialismo como aspiración humana, ni las tremendas discusiones que ello provoca, recurrimos a este criterio juicioso que hemos sintetizado: 

Tras la caída del campo socialista, el socialismo se reafirma en tanto imperativo devenido no sólo del desarrollo de las fuerzas productivas en el orbe, sino también porque es la única alternativa capaz de garantizar la sobrevivencia del ser humano. Así lo deja en claro la indetenible agudización de los conflictos de clases que genera el sistema imperante por doquier. En definitiva, ninguna de las lacras que afectan sobremanera a los pueblos puede solucionarse dentro de esos marcos. Así las cosas, la consigna del marxismo clásico: “¡Proletarios de todos los países, uníos!, (…) lejos de perder vigencia se amplía a otros sectores y movimientos sociales.” [12]


Lenin en torno al oportunismo y la actualidad

Entre una gran cantidad de tópicos, el líder bolchevique habla sobre cómo la burguesía imperialista pone de su lado y recompensa a los que representan y siguen a los “partidos obreros burgueses”, con cargos en el gobierno, la industria de guerra, el parlamento, en la redacción de periódicos “serios” y en la dirección de sindicatos obsecuentes con la burguesía. 

“En nuestro siglo no se puede pasar sin elecciones; no se puede prescindir de las masas, pero en la época del parlamentarismo y la imprenta no es posible llevar tras de sí a las masas sin un sistema ampliamente ramificado, metódicamente aplicado, sólidamente organizado de adulación, de mentiras, de trapicheos, de prestidigitación, con palabrejas populares y de moda, de promesas (…), de toda clase de reformas y beneficios para los obreros, con tal de que renuncien a la lucha revolucionaria por derribar a la burguesía.” [13]

He acá una pista clave del porqué la existencia de tantas izquierdas hoy en día (dejamos por sentado que no las echamos a todas en el mismo costal); del porqué no pocas de ellas han sido y siguen siendo pro otánicas, respaldando sin rubor la destrucción de Libia y Siria, por ejemplo; del porqué critican con fuerza al Alba y sus proyectos. Hay en las palabras de Lenin, un símil innegable con las realidades del presente.

En Ecuador, por ejemplo, pretendidas fuerzas de izquierda están contra la continuidad de la Revolución Ciudadana que ha encabezado Rafael Correa, listas para votar en favor de Guillermo Lasso, un derechista que entre 1999 y 2000, cuando millones de ecuatorianos perdieron todo, hizo crecer su riqueza en un 3000 %, recurriendo a una operación especulativa... [14]

Hay signos claros de resistencia creciente en el planeta que contrarrestan la enajenación acusada; del despertar de millones a la realidad. No debemos, entonces, ser pesimistas. Debemos alimentar sin desmayo la esperanza. 

Por lo mismo, con Sandino decimos: “Hay hombres en la tierra quienes creen que viviendo ellos bien, es locura sacrificarse por el bien colectivo. / Cuando ello se dice por ignorancia es menos malo que cuando se dice con conocimiento de causa, porque entonces a ese individuo lo animan mezquinos egoísmos y eso es tener odio por la humanidad, y sin embargo con todos sus odios a la humanidad, viven en sus orgías a costa de las lágrimas y vidas humanas.”[15]

Por la misma razón, nos hacemos eco de estas palabras exactas del ya citado en otro texto, Francisco Fernández Buey: “Ya no hay utopías, dice el último Decretazo del Filósofo del Norte. No: no las hay para quien no las necesita.”[16]


[2] “CONGRESO INTERNACIONAL EDUCACIÓN Y SOBERANÍA ALIMENTARIA”. Educación Sin Fronteras. PONENCIA: “EL PODER DE LA EDUCACIÓN PARA TRANSFORMAR LA SOCIEDAD” ¿CÓMO PROMOVER UNA EDUCACIÓN QUE CUESTIONE Y TRANSFORME LOS MODELOS ACTUALES? Daniel JOVER Presidente de APRISE-PROMOCIONS. Barcelona. http://www.educacionsinfronteras.org/files/515984

[3] Anthony Reuben. El 1% más rico del planeta "ya tiene tanto como el otro 99%", asegura Oxfam. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160118_1_por_ciento_mas_rico_pobreza_desigualdad_economia_mr

[4] Amy Goodman y Denis Moynihan. Veinte millones de personas en riesgo de inanición necesitan alimentos, no bombas. http://www.cubadebate.cu/especiales/2017/03/19/veinte-millones-de-personas-en-riesgo-de-inanicion-necesitan-alimentos-no-bombas/#.WNAA0vmGOM9 
[5] Citado por Iñaki Gil de San Vicente. Véase su escrito: La ética marxista como crítica radical de la ética burguesa. http://boltxe.info/?p=15527
[6] Carlos Marx, Federico Engels. La Ideología Alemana. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1982. p. 35. 
[7] Ibíd. p. 82. 
[8] Citado por Iñaki Gil de San Vicente. Ob. cit. 
[9] Salvador López Arnal. Entrevista a Joaquín Miras Albarrán sobre Praxis política y Estado republicano. Crítica del republicanismo liberal. Segunda parte. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=223981
[10] Francisco Fernández Buey. “Muerte del viejo marxismo y resurrección del difunto el día menos pensado del siglo XXI”. http://www.rebelion.org/docs/148026.pdf
[11] Ponce, A. Humanismo burgués y humanismo proletario, En: Obras. La Habana, Casa de Las Américas, 1975, p. 233. 
[12] EcuRed. Socialismo Latinoamericano del Siglo XXI. https://www.ecured.cu/Socialismo_Latinoamericano_del_Siglo_XXI
[13] V. I. Lenin. Obras escogidas en doce tomos. Tomo VI. El imperialismo y la escisión del socialismo. Editorial Progreso, Moscú. 1976. pp. 138-139. 
[14] Hispantv. Informe: Lasso multiplicó su riqueza en 3000% entre 1999 y 2000. http://www.hispantv.com/noticias/ecuador/336001/lasso-escandalo-riqueza-crisis-economica 
[15] Citado en: A. Somoza. El verdadero Sandino o El Calvario de Las Segovias. 2da. Edición. Edit. y Lito. “San José”. S. A. Managua, Nic. C. A., Abril 1976. p. 176. 
[16] Francisco Fernández Buey. Modesta contribución a la erradicación del fundamentalismo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=212988

Solapar nos convierte en cómplices

Imagen de Radio Macondo

22 marzo 2017

Solapar nos convierte en cómplices






Muchos preferimos vivir en nuestra burbuja y cerrar los ojos a la realidad, quedarnos en la pasividad, voltear para otro lado y guardar silencio. Esto respecto a la corrupción del gobierno y a la ineficacia de un Estado fallido. Esto en relación a la violencia sistemática y a la impunidad. Al tráfico de influencias y a la manipulación de los medios de comunicación. Preferimos quedarnos al margen de la injusticia, porque es más cómodo no involucrarse, porque involucrarse exige respeto hacia uno mismo y hacia los otros y sobre todo: honestidad, responsabilidad y entereza.

Y no estamos preparados para rifarnos el pellejo por otros, no aprendimos de solidaridad y de colectividad. Creemos ilusamente que nunca nos tocará a nosotros, que eso solo les pasa a otros: a los que están metidos en cosas.


El sistema nos ha preparado generacionalmente para agachar la cabeza y obedecer a patrones capitalistas; respondemos solamente al derecho de nuestra nariz, vamos a la universidad para convertirnos en azadones y escupir la mano de quien nos dio de comer. El sistema educativo nos prepara para estafar y tiranizar; por un cartón que muy bien podría servir como papel de baño en cualquier emergencia, o para encender el fuego para hervir los frijoles en cualquier aldea, nos creemos intocables y con el derecho a menospreciar y a asaltar a quien menos tiene. Y nos honramos en robar con el respaldo de la ley. Para eso somos profesionales, ¡Chish la mierda!

Amasamos fortunas pensando que cuando nos muramos nos las van a echar a la caja, o peor aún, creyéndonos inmortales. Entre más dinero y entre más cartones, nos vamos volviendo más imbéciles, robotizados, marionetas, acrecentando nuestra insensibilidad. Entonces creemos que vivir es tener un reloj de marca, la ropa de moda, el carro de último modelo, las amistades compradas y obedientes, contactos en las altas esferas de la sociedad, los viajes por el mundo; pregonamos nuestra falsa felicidad para que otros nos alaben, nos envidien y nos respeten. Vivimos como el capitalismo quiere: imbéciles, sin criterio propio, ruines, títeres que el estafador de turno puede manipular.

Mientras nos mantienen ocupados con un televisor que a alguien se le ocurrió que sería el anzuelo perfecto para succionar cerebros, o mientras fanfarroneamos con nuestro carro nuevo, con el armario lleno de zapatos, creyéndonos exitosos; poderosas transnacionales secan y envenenan el agua de nuestros ríos. Solo porque a alguien sin oficio se le ocurrió manipular a la masa mundial haciéndonos creer que ciertos minerales son valiosos fuera de las entrañas de la tierra. Todo tiene su hábitat natural y no debemos tocarlo, porque no nos pertenece, estamos en esta tierra solo de paso. Y solapamos esa hipótesis con nuestro silencio y no solo, también comprando esos minerales que solo pertenecen a las entrañas de la tierra. Somos cómplices del ecocidio mundial que las minerías ocasionan y del trabajo esclavo, porque bien sabemos que miles de personas alrededor del mundo siguen siendo explotadas y violentadas por el tráfico de minerales: los diamantes de sangre, son un ejemplo y los mineros que cada poco mueren soterrados.

¿En qué momento permitimos que existieran especies en peligro de extinción? Por qué no hacemos justicia y nos extinguimos nosotros como humanos, que somos los que estamos acabando con el planeta. Los gobiernos de corte neoliberal oprimen a los Pueblos Originarios, un genocidio lento de más de 500 años. Nosotros solapamos con nuestro silencio, somos cómplices. Porque a no sé a quién se le ocurrió que unas etnias por distintas entran en el rubro de personas, mientras otras pasan como animales de carga. Nunca nos preguntamos, ¿y si yo estuviera en su lugar? O simplemente saber que la diversidad nos engrandece como humanidad.

A la vuelta de la esquina, al otro lado del cerco, a media cuadra, de día y de noche, la violencia institucionalizada realiza limpiezas sociales en las periferias; niñas, niños y adolescentes amanecen asesinados y torturados, y nosotros cómodamente rascándonos la panza decimos sin parpadear: “en algo andaban.” Solapamos porque juzgamos con nuestros pre conceptos producto de un sistema patriarcal y de castas, como sociedad de mente colonizada que hace alarde de su racismo y clasismo.

Mafias poderosas de carácter internacional, infestan la sociedad en la que vivimos, están en todos lados: deportes, televisión, radio, escuela, gobierno, sistema. De reojo las vemos pasar y procuramos no hacer ruido para que no nos miren. Al margen, con las piernas temblando de miedo y cobardía, observamos cómo devastan el país, pero si hay tajada y nos comparten del festín, celebramos el asalto y acariciamos el botín. Seguimos alimentando el patriarcado que tanto daño nos hace como humanidad, porque a unos cuántos los beneficia y si nosotros estamos entre los beneficiados pues le soltamos el hilo. Lo mismo que a la impunidad.

Sigamos pensando, ingenuamente, que nosotros estamos fuera del sistema y que nuestro mundo es aparte, que nuestra burbuja es intocable, que nunca conoceremos el dolor de la injusticia, sigamos abusando de la naturaleza, sigamos siendo insensibles e inhumanos. Sigamos con nuestros pre conceptos, asaltando con nuestros títulos universitarios. Sigamos viendo de reojo, calladita la boca. Sigamos solapando con nuestro silencio y pasividad, sigamos siendo cómplices de sistemas patriarcales, injustos, corruptos, manipuladores y opresores.

Y como decimos en Guatemala, sigamos así, que chulos nos miramos.http://www.telesurtv.net/bloggers/Solapar-nos-convierte-en-complices-20170322-0002.html

viernes, 24 de marzo de 2017

Inglaterra: Winston Churchill, un maníaco genocida



Es adulado en Gran Bretaña y considerado un héroe de la nación. También fue votado como “el mejor británico” de todos los tiempos. Pero en las siguientes líneas contaremos la verdadera historia de Churchill, la historia de un supremacista blanco cuyo odio a los indios llevó a cuatro millones de personas a morir de hambre. 

Un hombre que odiaba tanto al pueblo irlandés que ideaba diferentes maneras de aterrorizarlo. Un matón racista que atacaba al pueblo negro en África y en Gran Bretaña. Este es el verdadero juicio de Winston Churchill, el enemigo de toda la humanidad.

Afganistán:


Churchill descubrió su amor por la guerra durante la época que pasó en Afganistán. Allí dijo que “todos aquellos que se resistan serán asesinados sin piedad” porque los pashtunes necesitan “reconocer la superioridad de la raza. Creía que los pashtunes necesitaban ser escarmentados, en sus escritos recordaría cómo participaba en los incendios de las aldeas y las casas del pueblo:

“Hemos procedido sistemáticamente, aldea por aldea, y hemos destruimos las casas, vaciamos los pozos, derribamos las torres, cortamos los grandes árboles que daban sombra, quemamos las cosechas y destrozamos los embalses” – Churchill sobre cómo los británicos actuaron en Afganistán, y cómo estaba de feliz por participar en ello.

Churchill también escribiría sobre cómo “cada miembro de la tribu capturado fue torturado o asesinado. Orgulloso del terror que ayudó a infligir al pueblo de Afganistán, Churchill estaba encaminado a convertirse en un maníaco genocida.

Grecia:


El ejército británico, bajo la dirección de Churchill, perpetró una masacre en las calles de Atenas en diciembre de 1944. 28 manifestantes fueron asesinados y 128 heridos. Los británicos exigieron que todos los grupos guerrilleros fueran desarmados el 2 de diciembre de 1944. 

Al día siguiente, 200.000 personas salieron a las calles, y fue entonces cuando el ejército británico, bajo las órdenes de Churchill, volvió sus armas contra el pueblo. Churchill consideraba que el ELAS (Ejército de Liberación del Pueblo Griego) y el EAM (Frente de Liberación Nacional) eran unos “miserables bandidos” (hay que recordar que éstos fueron los mismos que expulsaron a los nazis). Sus acciones se basaban en su odio y paranoia por el comunismo.

Los británicos respaldaron al gobierno derechista de Grecia, que regresó del exilio después de que los mismos partidarios de la resistencia que Churchill ordenó asesinar, hubieran expulsado a los ocupantes nazis. Las fuerzas soviéticas fueron recibidas con alegría en Grecia, algo que preocupó profundamente a Churchill. Planeó restaurar la monarquía en Grecia para combatir cualquier influencia comunista posible. Los acontecimientos de diciembre formaron parte de esa estrategia.

En 1945, Churchill envió a Charles Wickham a Atenas para entrenar a la policía griega. Wickham aprendió sus trucos en la Irlanda ocupada por los británicos entre 1922-1945, donde era comandante del RUC colonial, responsable de un terror inenarrable.

En abril de 1945 Churchill dijo que “los colaboradores [nazis] en Grecia, en muchos casos, hicieron todo lo que pudieron para proteger al pueblo griego de la opresión alemana” y que “los comunistas son el principal enemigo.

India:


“Deseo que tengan una buena guerra civil“. – Churchill desea la división de la India.

Muy pocos en Gran Bretaña conocen el genocidio en Bengala, y mucho menos cómo lo diseñó Churchill. El odio de Churchill hacia los indios llevó a cuatro millones de personas a morir durante la “hambruna” de Bengala de 1943. “Odio a los indios. Son un pueblo de bestias con una religión de bestias“, dijo.

Bengala tuvo una cosecha mejor de lo normal durante la hambruna forzada por los británicos. El ejército británico cogió millones de toneladas de arroz del pueblo hambriento para enviarlas a Oriente Medio, donde ni siquiera era necesario. Cuando el pueblo hambriento de Bengala pidió comida, Churchill dijo que la “hambruna” era causada “por criar como conejos

El virrey de la India dijo que “la actitud de Churchill hacia la India y la hambruna es negligente, hostil y despectiva“. Incluso el imperialista derechista Leo Amery, que era el Secretario de Estado británico en la India dijo que “no veía mucha diferencia entre su perspectiva [la de Churchill] y la de Hitler. Churchill rechazó todas las ayudas que le ofrecieron para enviar arroz a Bengala, Canadá llegó a ofrecer 10.000 toneladas. Churchill se bañaba en champán mientras cuatro millones de hombres, mujeres y niños morían de hambre en Bengala.


En el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, la India se vio obligada a “prestar” dinero a Gran Bretaña. Churchill se quejó de los “prestamistas de dinero indios” todo el tiempo. La verdad es que Churchill nunca libró ninguna guerra contra el fascismo. Fue a la guerra con Alemania para defender el Imperio Británico. Churchill dijo esto sobre la India durante la Segunda Guerra Mundial: “Vamos a incurrir en una deuda de cientos de millones de dólares por defender a la India para, más tarde, ser expulsados por ellos“.


En 1945 Churchill dijo que “los hindúes son una sucia raza protegida por su mera traición a la fatalidad necesaria. La hambruna de Bengala no era suficiente para la lujuria sanguinaria de Churchill, deseaba que su criminal de guerra favorito, Arthur Harris, los hubiera bombardeado.

Irán:


“Un cuento de hadas más allá de nuestros sueños más salvajes” – Churchill sobre el petróleo de Irán.

Cuando Gran Bretaña se apoderó de la industria petrolera de Irán, Churchill dijo que era “un cuento de hadas más allá de nuestros sueños más salvajes. Churchill se entrometió en los asuntos iraníes durante décadas, ayudó a excluir a los iraníes de sus recursos naturales y alentó el saqueo cuando la mayoría vivía en una pobreza extrema.


En junio de 1914, Churchill propuso un proyecto de ley en la Cámara de los Comunes en el que el gobierno británico se convertiría en el principal accionista de la Anglo-Iraní “Oil Company”. La compañía seguiría absteniéndose de pagar a Irán su parte de los dividendos mientras pagase impuestos a la hacienda británica. Básicamente, los británicos estaban imponiendo un impuesto ilegalmente al gobierno iraní.

Cuando el gobierno nacionalista de Mohammad Mosaddegh amenazó los intereses británicos en Irán, Churchill estaba listo para protegerlos a cualquier precio. Incluso si eso significaba profanar la democracia. Ayudó a organizar un golpe contra Mosaddegh en agosto de 1953. Le dijo al oficial de operaciones de la CIA, al que ayudó a llevar a cabo el plan: “si hubiera sido sólo unos años más joven, me habría encantado haber servido bajo su mando en esta gran aventura“.

Churchill se las arregló para que la BBC enviara mensajes codificados al sha de Irán y así que este supiera que estaban derrotando al gobierno elegido democráticamente. En lugar de que la BBC terminara su emisión de las noticias en idioma persa con la frase “ahora es medianoche en Londres“, bajo las órdenes de Churchill, terminaron con la frase “ahora es exactamente medianoche“.

Churchill describió el golpe como “la mejor operación desde el final de la Segunda Guerra Mundial“. Como buen imperialista, no tuvo ningún problema en expulsar a Mosaddegh para que Gran Bretaña pudiera volver a minar las riquezas de Irán.

Iraq:


“Estoy totalmente a favor del uso de gas venenoso contra las tribus incivilizadas… se extendería un verdadero terror. – Churchill sobre el uso de gas en Oriente Medio y la India.

Churchill fue nombrado ‘Secretario de Estado para las Colonias’ en 1921 y formó el ‘Departamento del Medio Oriente’ que era responsable de Irak. Decidido a tener su querido imperio a toda costa, decidió que el poder aéreo podría reemplazar a las tropas terrestres. La estrategia de bombardear cualquier resistencia al dominio británico era la empleada ahora.

En muchas ocasiones, en la década de 1920, varios grupos de la región ahora conocida como Irak, se levantaron contra los británicos. Churchill puso en práctica la fuerza aérea bombardeando indiscriminadamente las áreas civiles para someter a la población.

Churchill también era defensor del uso de gas mostaza y gases venenosos. El ‘Secretario de Guerra y Aire’ aconsejó que “la provisión de todo tipo de bombas asfixiantes debería ser usado en operaciones preliminares contra tribus turbulentas” para tomar el control de Irak.

Cuando las tribus iraquíes se pusieron en pie por sí mismas, los británicos, bajo la dirección de Churchill, desencadenaron el terror en las aldeas de barro, piedra y caña.

El bombardeo de civiles por parte de Churchill en “Mesopotamia” (Kurdistán e Irak) fue resumido por el criminal de guerra ‘Bomber Harris’: “Los árabes y los kurdos ahora saben lo que significa el verdadero bombardeo en un plazo de 45 minutos a una aldea de gran tamaño, que puede ser prácticamente aniquilada y un tercio de sus habitantes muertos o heridos por cuatro o cinco máquinas que no les ofrecen un objetivo real, ninguna oportunidad para la gloria como guerreros, ningún medio efectivo de escape. – Arthur ‘Bomber’ Harris

Irlanda:


“Siempre hemos encontrado al irlandés un poco extraño. Se niega a ser inglés“- Churchill.

En 1904, Churchill dijo: “Sigo siendo de la opinión de que un parlamento separado para Irlanda sería peligroso e inútil“. La ascendencia de Churchill está vinculada lealmente a Gran Bretaña, es un descendiente directo del ‘Marqués de Londonderry’, que ayudó a derribar el ascenso de los Irlandeses Unidos en 1798. Estaba a la altura de la reputación de sus familias cuando se trataba de suprimir las fuerzas revolucionarias en Irlanda.

Los Negro y Caqui fueron idea de Churchill, envió matones a Irlanda para aterrorizar a su antojo. Churchill se enorgulleció de atacar a civiles y sus propiedades, de hacer estragos en todo el país. Los describió como “oficiales galantes y honorables“. También fue Churchill el que concibió la idea de formar a los Auxiliares que llevaron a cabo la masacre de Croke Park, disparando contra la multitud en un partido de fútbol gaélico, matando a 14 personas. Por supuesto, esto no satisfizo la sed de sangre de Churchill para reprimir a la gente que describió como “extraña” por su negativa a “ser ingleses”, continuó abogando por el uso del poder aéreo en Irlanda contra los miembros del Sinn Fein en 1920. Sugirió a sus asesores de guerra que los aviones debían ser enviados con órdenes de usar “ametralladoras o bombas” para “dispersarlos y derribarlos.

Churchill fue uno de los primeros defensores de la división de Irlanda. Durante las negociaciones del tratado, insistió en retener bases navales en Irlanda. En 1938, esas bases fueron devueltas a Irlanda. Sin embargo, en 1939 Churchill propuso hacerse con la base de Berehaven por la fuerza. En 1941, Churchill apoyó un plan para introducir el reclutamiento en el norte de Irlanda.

Churchill decía: “¿Qué han hecho los sangrientos irlandeses por nuestras guerras?“, disminuyendo el mérito de Irlanda en cuanto a lo que podría proporcionar a través de los recursos (personas) para sus tierras imperialistas.

Kenia:


Gran Bretaña declaró el estado de emergencia en Kenia, en 1952, para proteger su sistema de racismo institucionalizado que estableció en todas sus colonias, para así explotar a la población indígena. Churchill, siendo el arquetípico supremacista británico, creía que las fértiles tierras altas de Kenia debían ser sólo para colonos blancos. Aprobó la eliminación forzosa de la población local, a la que llamó “blackamoors”.

150.000 hombres, mujeres y niños fueron enviados a campos de concentración. Las escuelas infantiles fueron cerradas, ya que los británicos las definían como “campos de entrenamiento para la rebelión”. Violaciones, castraciones, quemaduras con cigarrillos, descargas eléctricas y fuego, todos usados ​​por los británicos para torturar al pueblo keniano bajo la vigilancia de Churchill.

En 1954, en una reunión del gabinete británico, Churchill y sus hombres discutieron el trabajo forzado de los prisioneros de guerra keniatas y cómo sortear las restricciones de dos tratados que estaban violando: “Este curso [de detención sin juicio y trabajo forzoso] se había recomendado a pesar de que se pensaba que implicaba una violación técnica del Convenio sobre el Trabajo Forzoso de 1930 y el Convenio sobre Derechos Humanos adoptado por el Consejo de Europa”


El Plan Cowan abogaba por el uso de la fuerza y a veces la muerte contra los prisioneros de guerra keniatas que se negaban a trabajar. Churchill permitió que esto continuara.

El libro de Caroline Elkins muestra la medida en que los crímenes en Kenia eran conocidos en los círculos oficiales y no oficiales en Gran Bretaña y cómo Churchill eliminó el terror que las fuerzas coloniales británicas infligieron a la población nativa. Incluso “castigó” a Edwina Mountbatten por mencionarlo, “Edwina Mountbatten hablaba de la situación de emergencia con el primer ministro de la India, Jawaharlal Nehru, y el entonces secretario colonial, Oliver Lyttleton. Cuando Lyttleton habló sobre el “terrible salvajismo” de Mau Mau… Churchill le reprendió y le prohibió a Lord Mountbatten llevara a su esposa con él a una visita oficial a Turquía“.

Palestina:


“No estoy de acuerdo en que el perro de un pesebre tenga derecho a estar en el pesebre porque ha pasado allí mucho tiempo.- Winston Churchill sobre los palestinos.

En 2012, Churchill fue honrado con una estatua en Jerusalén por su ayuda al sionismo.

Consideraba a la población árabe de palestina como una “manifestación menor“. Y que “no estoy de acuerdo en que el perro de un pesebre tenga derecho a estar en el pesebre porque ha pasado allí mucho tiempo“.

En 1920, Churchill declaró: “Si, como bien puede suceder, se creara a lo largo de las orillas del Jordán un Estado judío bajo la protección de la Corona Británica, que podría comprender entre tres o cuatro millones de judíos, habrá ocurrido un acontecimiento en la historia del mundo que sería desde todos los puntos de vista beneficioso.

Un año más tarde, en Jerusalén, dijo a los líderes palestinos que “es totalmente acertado que los judíos, que están dispersos por todo el mundo, deban tener un centro nacional y un Hogar Nacional donde algunos de ellos puedan reunirse. ¿Y dónde más podría ser, sino en esta tierra de Palestina, con la cual durante más de 3.000 años se han asociado íntimamente y profundamente?.

En la Comisión Real Palestina (Peel) de 1937, Churchill declaró que creía en la intención de la Declaración de Balfour, que era hacer de Palestina un “estado abrumadoramente judío“.

También expresó a la Comisión Peel que “no admito, por ejemplo, que se haya infligido una gran injusticia contra los Indios Rojos de América y el pueblo negro de Australia. No admito que se haya cometido una injusticia contra estos pueblos por el hecho de que una raza superior, una raza de grado superior, una raza con más sabiduría sobre el mundo por decirlo de alguna manera, haya llegado y haya ocupado su lugar.

Cuatro años más tarde escribió acerca de su deseo de que se estableciese un ‘Estado judío’ tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el establecimiento del estado colonial se hizo bajo la vigilancia del Partido Laborista británico, bajo Attlee, que siempre estaba allí para respaldar a sus homólogos conservadores cuando se trataba de la política exterior británica.

Arabia Saudí:


“Mi profunda admiración por él [Ibn Saud] se debía a su infalible lealtad hacia nosotros“. – Churchill

Antes de 1922, los británicos pagaban a Ibn Saud un subsidio de 60.000 libras al año. Churchill, entonces Secretario Colonial, lo elevó a 100.000 libras.

Sabía de los peligros del wahhabismo, pero se contentaba con usar la retorcida ideología de la Casa de Saud en beneficio del imperialismo británico. Tal como lo hicieron los británicos unos años antes cuando se unieron con Al-Saud y su wahhabismo para llevar a cabo una guerra interna en el Imperio Otomano. Describió a los wahhabis de Ibn Saud como “intolerantes, bien armados y sanguinarios“. Por supuesto, mientras estuvieran del lado de los británicos, Churchill estaba feliz.

Churchill continuó escribiendo que su “profunda admiración por él [Ibn Saud] se debía a su infalible lealtad hacia nosotros“.

Churchill se reunió con Ibn Saud, quien lo cubrió de dinero y regalos. Gran Bretaña impuso el wahhabismo en la región. Churchill regaló a Ibn Saud un Rolls-Royce especial a mediados de los años 40.

Sudáfrica:


Miles de personas fueron enviadas a los campos de concentración británicos durante las guerras de los Boers. Churchill resumió así su época en Sudáfrica: “Fue muy divertido galopar“.

Churchill escribió que su único “cabreo” durante la guerra de los Boers fue “que se permitiera a los Kaffirs disparar contra los hombres blancos”.

Fue Churchill quien plantó la semilla para quitar el derecho a votar de los negros en Sudáfrica. En junio de 1906, Churchill argumentó que se debería permitir a los afrikaners tener un autogobierno, ya que esto significaría que los negros serían excluidos del voto.


Declaró en el Parlamento que “debemos estar sujetos a la interpretación que la otra parte le otorgue y es indudable que los boers la consideran una violación de ese tratado si la franquicia fue en primera instancia extendida a cualquier persona que no sea blanca“.

Otras menciones:

‘Guayana Británica’:

Churchill ordenó el derrocamiento del líder, democráticamente elegido, de la ‘Guayana Británica’. Envió tropas y buques de guerra y suspendió su constitución para poner fin al plan de nacionalización de los gobiernos.

China:

“Vamos a tener que coger a los chinos y organizarlos“. – La esperanza de Churchill en que “la raza aria está obligada a triunfar”

Erich Von Manstien:

Churchill donó fondos a la defensa de los criminales de guerra nazis cuando estuvo en el juicio tras la Segunda Guerra Mundial.

Inmigración a Gran Bretaña:

Churchill sugirió el lema “Mantengan Blanca a Inglaterra” al debatir la adopción de nuevas leyes que limitasen la inmigración desde el Caribe.

Mussolini:

Churchill exaltaba a Mussolini: “Si yo fuera italiano, estoy seguro de que hubiera estado contigo desde el principio” y “¡qué hombre [Mussolini]! ¡He perdido mi corazón! … El fascismo ha prestado servicio al mundo entero.

En su propio pueblo:

Churchill sugirió que “100.000 degenerados británicos deben ser esterilizados a la fuerza y otros llevados a campos de trabajo para detener el declive de la raza británica“. También sugirió que “para los vagabundos y los derrochadores debería de haber colonias laborales adecuadas donde pudieran ser enviados.

Sudán:

Churchill se jactó de haber disparado al menos a tres “salvajes” mientras estaba allí.

Rober Emmet (Líder Republicano Irlandés):

Churchill plagió la famosa frase “lucharemos en las playas” del discurso que Emmet dio desde el muelle.

Rusia:

Instó a los EE.UU. a “limpiar” el Kremlin con una bomba atómica con la esperanza de “manejar el equilibrio de Rusia“.

Primera Guerra Mundial:

“Me encanta esta guerra. Sé que está aplastando y destrozando la vida de miles de personas cada momento.

Segunda Guerra Mundial:

El gabinete de Churchill, durante la Segunda Guerra Mundial, se obsesionó con que el pueblo británico viera de forma favorable a los soldados negros.

Traducido por “Cultura Proletaria” de crimesofbritain.com

https://culturaproletaria.wordpress.com/2017/03/24/winston-churchill-un-maniaco-genocida/


https://carlosagaton.blogspot.com/2017/03/inglaterra-winston-churchill-un-maniaco.html

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total