Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 2 de junio de 2018

Nicaragua: Ahuyentar la guerra, tarea perentoria


Nicaragua: Ahuyentar la guerra, tarea perentoria 
Revista Libre Pensamiento 

Aunque las experiencias internacionales tengan con frecuencia un peso dado que empuja a tomarlas en cuenta con la debida seriedad, dígase por ejemplo la venezolana, las mismas siempre enseñan que el punto de partida para tratar una realidad dada es ella misma, sus propias vivencias históricas, tradiciones poseídas y el examen pormenorizado del momento por el que atraviesa, sobre todo, si se trata de una crisis profunda y compleja como la que se le está imponiendo a Nicaragua. 

Una de las alternativas que Washington puede estar barajando constatando su dificultad para engullirse a Venezuela, podría ser “acentuar su presión sobre otros países de la «Cuenca del Caribe», principalmente contra Nicaragua.”[1] En este contexto, algunas fuerzas externas que manejan antojadizamente la situación de Nicaragua esperan que en ella tenga lugar algo similar a lo que ocurrió, en 2011, con Kadaffi en Libia y otros mandatarios en el norte de África.[2]

Carlos Fonseca Amador aporta una idea extraordinaria que alumbra el camino que nuestra nación y, particularmente, su dirigencia Estatal, Gubernamental y Política, están asumiendo: “No es el fusil revolucionario el que vence sino su brillante razón.[3]

Sin duda de ningún tipo, para el país tiene importancia vital evitar que, sobre su territorio, se desencadene una espiral de violencia que lo lleve a una guerra civil de insospechables consecuencias en términos de vidas humanas, de su frágil economía y de su Estado, que podría verse convertido en un estado fallido. 

En estas circunstancias, la mejor estrategia no consiste en responder a los ataques físicos con ataques físicos, sino con permanentes movilizaciones demandando la paz, la estabilidad y la reconciliación nacional, con respeto pleno a la Constitución y a todo el orden social, jurídico y político existente. Sólo ello puede erigirse en base firme para cimentar una paz con justicia. 

La responsabilidad de EEUU 

Debe insistirse en que el mayor responsable de lo que hoy estremece con inaudita fuerza a la nación no es otro que EEUU. Sin ir muy lejos, en la página web del Instituto Nacional Demócrata para los Asuntos Internacionales (NDI), presidido por Madeleine Albright (ex Secretaria de Estado de los Estados Unidos), se expone sin ambages entre otras cosas, lo siguiente: 

“Para asegurar que la próxima generación de líderes estará equipada para gobernar de manera democrática y transparente, desde el 2010 el NDI se ha asociado con universidades nicaragüenses y organizaciones cívicas para conducir un programa de liderazgo juvenil que ha ayudado a preparar más de 2,000 líderes juveniles actuales y futuros en todo el país. El NDI también ha contribuido a los esfuerzos de Nicaragua de aumentar la participación política de las mujeres e iniciativas para disminuir la discriminación contra las personas LGTB, así como compartido las mejores prácticas para el monitoreo de procesos electorales.”[4]

Sabemos de antemano, el significado que para los estadistas de EEUU tiene la expresión gobernar de forma “democrática” y “transparente”, nada que ver con los anhelos de los pueblos, pues significa sumisión total a los intereses imperiales de este país. 

No puede pasar desapercibido que tan sólo en 2016, EEUU entregó a los azuzadores y practicantes de la violencia extrema en Nicaragua, un monto de 31 millones de dólares, bajo la mampara de “Desarrollar las capacidades para la defensa de la sociedad civil”.[5]

Lo que callan los medios de la derecha 

“Nadie menciona – escribe Giorgio Trucchi- que hay muertos de ambos lados, que hay policías muertos, que hay muertos en la caravana que fue atacada en La Trinidad Estelí. Nadie se pregunta qué estaban haciendo manifestantes armados cerca del estadio, a menos de dos cuadras de donde iban a pasar los activistas sandinistas. Nadie habla de lo que pasó en Masaya y Estelí.” 

El mismo autor pregunta: “¿Quién saca provecho de esta situación de violencia y caos?/ ¿Acaso un gobierno que está abriendo espacios de diálogo y negociación? ¿Una oposición dispuesta a negociar y consensuar medidas para ‘democratizar’ el país, siguiendo los planteamientos de la OEA? No creo, no tiene sentido. 

“¿Quién entonces? La respuesta es tan fácil como es tan absurdo que tanta gente caiga en este engaño de ciencia ficción.” Y vaticina que si hay algo seguro es que la próxima movilización de opositores posiblemente provocará “más ‘daños colaterales’.”[6]

¿Por qué le temen a Nicaragua? 

Pero en esta línea se montan los anti patria que acarician la esperanza de regresar a los períodos históricos en que ellos explotaban sin cortapisas al pueblo y desconocían los derechos laborales y sociales de las mayorías. Lo hacen, sobre todo, por temor a que la revolución se consolide y a que Nicaragua se torne pieza fuerte en la geopolítica de la región. 

Vinculado con lo señalado, a inicios del presente año, el periódico británico “The Guardian” colocó a Nicaragua entre los países que forman parte de sus preferencias como destino turístico; sosteniendo que es el país más seguro de la región y que, durante mucho tiempo, ha sido frecuentado por los surfistas. El número de visitantes está en aumento llegando a 1.5 millones en 2016 y con crecimiento previsto de un 28% para 2017. El periódico menciona que la aerolínea Iberia realizará a partir de Octubre vuelos directos de Madrid a Managua, con que mejorará el recorrido por el país. A esto se suman los beneficios que traerá la nueva Carretera Costanera que unirá a algunas de las más lindas playas del Pacífico. Esta es la razón por la que países como Nicaragua se ven expuestos a los ataques criminales de fuerzas mercenarias.[7]

Acá cabe hacer mención de los datos que muestran, a las claras, los grandes avances que Nicaragua registró a lo largo de once años, expuestos por Jorge Capelán: 

“Hasta hace muy poco, Nicaragua era un país ejemplar en Centroamérica, una de las regiones más violentas del mundo. / Los índices de criminalidad estaban entre los más bajos de América Latina. / El crecimiento económico, de entre 4 y 5%, era el segundo más alto de la región después del de Panamá. Era uno de los países de América Latina con mayor reducción de la pobreza absoluta y relativa. / Era el único país de la región que producía el 90% de los alimentos que consumía. / Era uno de los muy pocos países de América Latina y de todo el tercer mundo que producía todos sus libros de texto a todos los niveles, desde la primaria hasta la Universidad y la Educación de Adultos. / Había logrado frenar el éxodo a los Estados Unidos. / Se estaba convirtiendo en un destino turístico mundialmente reconocido para viajeros en busca de paz, tranquilidad y experiencias culturales sanas y amigables con el medio ambiente. / Había alcanzado unos niveles de participación política de la mujer que solo se encuentran en los países desarrollados. / Había logrado frenar a los cárteles de la droga y al crimen organizado.” 

Es digno de mención que la economía de Nicaragua se basa esencialmente en la labor productiva de los sectores populares, que generan más del 50% del PIB y más del 70% del empleo en el país. También importa señalar que las remesas familiares, constituyen una fuente de ingreso que llega a ese sector de la economía. 

Todo lo arriba indicado ha sido severamente golpeado por los recién estrenados guarimberos locales. 

Capelán precisa lo que hacen los pretendidos “paladines de la democracia” en Nicaragua: cortan las carreteras impidiendo que la gente vaya a sus trabajos, a los campesinos, recolectar sus cosechas; a los ancianos y enfermos, cobrar sus pensiones o retirar sus medicamentos; a los niños y jóvenes, estudiar. Amenazan a la gente con bombas y armas de fuego; le prohíben filmarlos; los secuestran y les cobran “peaje”.” Por si no bastara con ello, saquean y queman bienes públicos, centros de salud, escuelas, oficinas comunales y locales del Frente Sandinista.[8]

Exigencia de rendición del Gobierno es desde toda óptica inviable 

Ahora bien, a estas alturas, está claro que el enemigo (interno y externo) empeñado en tumbar al Gobierno Nacional que presiden Daniel Ortega y Rosario Murillo, no tiene capacidad real para consumar tan nefasto propósito. La rendición incondicional del Gobierno no es algo que se haya podido o vaya a darse. Y, por paradójico que pueda parecer, la OEA está indicando el único modo de salir de la crisis actual: el respeto a las leyes y a la Constitución Nacional.[9]

En este mismo plano de cosas, la economía nicaragüense, dada su fragilidad, no es capaz de soportar un paro nacional. Por lo acusado, es claro que la paz no puede arriesgarse de ningún modo. En consecuencia, toda diferencia debe solventarse por la vía del diálogo. En tal sentido, el Gobierno manifiesta su disposición a discutir reformas y mejoras ajustadas al marco constitucional, a partir de planteos que jurídica y socialmente sean viables, con propuestas “serias y constructivas” por ejemplo en lo referido al seguro social.[10]

Con todo, los mandatarios mantienen su firmeza y colocan los puntos sobre las íes: “El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, rechaza totalmente todas las acusaciones de esos grupos que en una provocación demencial y sin precedentes en nuestro País, se confabulan para denunciar “ataques” inexistentes, luego atacan y producen víctimas para culpabilizar a las Instituciones del Orden Público.” [11]

La propuesta de las fuerzas de derecha no es admisible, ni puede serlo, admitiendo una Paz con tranques y llamados a un golpe de estado; ello equivaldría a anarquía, dictadura real y no ficticia y entreguismo total de los destinos del país a EEUU. Es esta la razón por la que el Gobierno Nacional plantea, responsablemente, por un lado, que las de la oposición no son en verdad expresiones de diálogo ni de paz real; por el otro, a pesar de todo, insiste en salir de manera realista y constitucional de la crisis actual.[12]

Establecer una línea dirigida a desmentir a los enemigos de la Revolución 

Un elemento de gran relieve para afianzar de modo contundente las posiciones del Gobierno Nacional y que debe ser potenciado al máximo, es el desmentido a las afirmaciones calumniosas que, desde hace muchos años, se vienen haciendo en su contra. Se ha dicho que la Vicepresidenta compró y se hizo dueña de las gasolineras UNO; que la familia Ortega Murillo es propietaria del hotel Seminole Managua; que los Supermercados Palí son de Ortega. La verdad es por completo otra: la multimillonaria familia Naser de Honduras, compró las gasolineras UNO de Centro América; los Palí llegaron de Costa Rica a Nicaragua en 2006, la estadounidense Wal-Mart compró casi todos los Supermercados de Centro América; en Seatle, EEUU, los Seminole una de las tribus más millonarias, con inversiones en su país, las hizo igualmente en la empobrecida Nicaragua, particularmente en Managua.[13]

Sergio Ramírez ¿pieza clave local del intento de Golpe Suave? 

Sobre el fondo subyacente de los promotores del golpe de estado, en los que caben diversos sectores internos y externos como los empresarios locales, (la Jerarquía Católica, la canalla mediática, las maras, etc.) y externos (en lo que se incluye en narcotráfico internacional, los capos y el Estado colombianos, entre otras fuerzas), se encuentra un personaje muy nefasto de la política criolla: Sergio Ramírez Mercado quien mantiene múltiples vínculos muy estrechos con el exterior. 

Siguiendo los pasos de Pedro Joaquín Chamorro con su escueta “Nicaragua volverá a ser República”, al igual que este último, Sergio Ramírez sabe a cabalidad que su “República pendiente”, a la que piensa una suerte de Arcadia criolla conservadora, no se ajusta al presente, ni a futuro alguno, al que teme, encontrándose, como está, atado con fuerza al pasado. 

No es fortuito que acaricie sin inocencia esa sui generis república, por mucho que en él parezca saltar un gesto patriótico franco dirigido, indistintamente, a todos los nicaragüenses sin distingo alguno; por encima de fortunas, concibiendo el ideal de una patria para todos, sin que importe para nada el soslayo evidente de la realidad que nos envuelve. Refiriéndose a Pedro Joaquín Chamorro, estas palabras suyas lo expresan todo: “Si tantas veces le escuchamos decir que cada quien era dueño de su propio miedo […] nunca se cansó de repetir que Nicaragua volvería a ser república. Y esa es una tarea aún pendiente.”[14]

Más las cosas podrían desembocar en algo peor a lo que encierra esa república conservadora pintada como una suerte de arcadia, es decir de algo idílico, paradisíaco. Al parecer, dentro de los planes imperiales de EEUU, el objetivo inmediato es la toma militar de la ciudad de Masaya, en la que se establecería una cabeza de playa, con una junta de gobierno provisional, que presidiría probablemente Sergio Ramírez Mercado, la que, por supuesto, sería reconocida sin demora por el gobierno de Estados Unidos.[15]
________________
[1] Thierry Meyssan. Lo que realmente se definía en la elección presidencial de Venezuela. 
[2] Miguel Sorans. Nicaragua: ¡Que se vaya Daniel! - UIT-CI. 
[3] Carlos Fonseca. Obras. TOMO 1. Bajo la bandera del sandinismo. Editorial Nueva Nicaragua. Managua, 1982. p. 32. 
[6] Giorgio Trucchi | LINyM. Nicaragua: Cuando las mentiras ganan y se convierten en realidad ‘aceptada’
Crónica de una masacre on-line 
[8] Jorge Capelán. Qué pasa en Nicaragua. http://correonicaragua.org/index.php/textos-de-cualidad/74-que-pasa-en-nicaragua 
[9] Ramón Matus. “Que vuelva la potestad de componer las cosas” al pueblo, respetando la constitución y las leyes del país.” Ramón Matushttp://www.tercerainformacion.es/autor/ramon-matus 
[10] Entrevista al ministro asesor para Política y Asuntos Internacionales de la Presidencia de Nicaragua, Sidhartha Marín. "No podemos arriesgar la paz. Cualquier diferencia que se pueda tener debe ser resuelta por la vía del diálogo." http://tortillaconsal.com/tortilla/node/2907
[12] Revista Libre Pensamiento. ESBOZO: CON FUEGO NO SE JUEGA. https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2018/05/esbozo-con-fuego-no-se-juega.html
[14] Revista Libre Pensamiento. La Arcadia conservadora. Una república atada al pasado y pensada en él. https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2018/01/una-republica-atada-al-pasado-y-pensada.html
[15] Carlos Escorcia. Nicaragua: Gobernarían Un País En Cenizas. https://carlosagaton.blogspot.com/2018/05/nicaragua-gobernarian-un-pais-en-cenizas.html

martes, 29 de mayo de 2018

A 123 Años del Natalicio De Sandino

A 123 Años del Natalicio De Sandino* 
Revista Libre Pensamiento


Augusto Calderón Sandino, Augusto César Sandino, o como se le quiera sin malévolas intenciones llamar al Padre indiscutible de La Patria, cumple hoy 123 años de haber nacido y quedarse en el tiempo y el espacio perpetuos a nuestro lado; atajando sin tregua a los opresores locales y sus padrinos yanquis que han querido y quieren silenciarlo, fracasando, cada vez que lo hacen, de modo estrepitoso y vergonzoso. 

Hoy 18 de Mayo Nicaragua celebra orgullosa su natalicio, pese a la obcecación proterva (maligna, retorcida) y vesánica (frenética, insana, paranoica, delirante) de quienes siguen en su estulto empeño de enmudecerlo de un tajo; de impedirle que, con su sabiduría, coraje y bondad inagotables, continué, por justicia y necesidad irrenunciables, al frente de nuestros sempiternos, justos y nobles anhelos de seguir adelante, de ir siempre más allá, sin volver a ver atrás, preservando, alimentando y desarrollando nuestra memoria histórica; manteniendo nuestro espíritu solidario y fraterno entre nosotros y con los pueblos del mundo que, al igual que el nuestro, sueñan y luchan contra la adversidad que los oprime, en pro de alcanzar, como Bolívar desea, la mayor suma de felicidad posible. Sandino se estima, no en vano, Hijo del Libertador. 

Siguiendo los pasos del héroe segoviano, practicamos el amor a los seres humanos – mucho más allá de los hechos repulsivos e inhumanos que nos rebelan a cada instante y nos tientan al odio visceral-, particularmente hacia los que nos brindan el pan nuestro de cada día; la casa que habitamos; la ropa que nos viste; el calzado que protege nuestros pies; el camino que nos lleva, lejos o cerca, hacia el lugar requerido; el hospital que nos brinda los socorros necesarios en la medida posible; la infraestructura que nos facilita el diario quehacer; los parques que disfrutamos en familia; la cultura que nos enriquece ética, moral, estéticamente y nos deleita, sirviéndonos de solaz y remanso. 

Sandino nos convoca al amor, sin dejar de llamarnos a estar incansablemente en guardia contra los promotores de la perversidad humana: 

“Los piratas yanquees nos están asesinando en plena luz del día y en presencia de todas las naciones que en todas las épocas se han distinguido como conquistadoras y esclavistas, tales como Inglaterra, Alemania, Francia e Italia”. Añadiendo que dichas “naciones, así como España, tienen algún secreto convenio de hacerse sordas ante los lamentos que exhalan los países débiles cuando se encuentran bajo la bota brutal de alguna de ellas”. 

Habla diáfano de definir los derroteros de la lucha libertaria a partir, indefectiblemente, de los propios idealismos de los pueblos, para hacerse comprender, para llegarles con más facilidad. Su grandeza estriba en ser un humano formidable. Un héroe a la cabeza de héroes y heroínas. Todos de carne y hueso. 

Su gigantesca estatura moral queda cincelada con estas palabras: 

“Sé que me llaman en Washington bandido, pero Sandino y sus hombres nunca violarán mujeres, ni mutilarán cadáveres de sus enemigos”. 

Sandino es un bandolero divino; nuestra causa, la suya y la del FSLN son una y la misma; Carlos y Daniel son sus hijos mayores… Sandino es, con toda propiedad, General de hombres y mujeres libres.

*Nota que publicamos en nuestra cuenta en Facebook el 21 de febrero del 2018

lunes, 28 de mayo de 2018

ESBOZO: CON FUEGO NO SE JUEGA

ESBOZO: CON FUEGO NO SE JUEGA 

EL PAÍS QUIERE EL FIN DE LOS TRANQUES Y EL PLENO RESTABLECIMIENTO DE LA PAZ
Revista Libre Pensamiento

I. Los grandes causantes de la muy grave situación por la que atraviesa el país son, en primera instancia, las fuerzas intervencionistas de EEUU que aúpan, financian y apertrechan a los que, a lo interno, se han encargado de sembrar la violencia y destrucción desatadas en el país desde hace más de un mes; propiamente, los grandes empresarios agrupados en el COSEP y Amcham; las demás fuerzas locales que se prestan a este macabro juego impuesto a la población, son la canalla mediática -sobre todo 100 % “Noticias”- que ha difundido las más grandes falsedades para envenenar el panorama nacional y que ya habla, abiertamente, a favor de una intervención foránea; el ramirismo con todas sus siglas; los jerarcas de la Iglesia Católica con su visible doble discurso y las universidades convertidas, a la fuerza, en centros de desestabilización y violencia y, desde luego, los vándalos contratados para hacer lo propio en esta vorágine pervertida. 

II. Los “argumentos” esgrimidos, desde 1997 a la fecha, han sido 1) un logotipo gubernamental que muestra el escudo de Nicaragua ligeramente inclinado hacia la derecha en el sello de la correspondencia oficial, factor que hizo que la oposición, desde el mismo retorno del FSLN al poder, sentara su posición de no permitir que el Cmte. Daniel Ortega pasara siquiera un año en la presidencia; 2) Más recientemente, han sido, el módico incendio de la reserva Indio-Maíz que provocó airadas protestas de la oposición esgrimiendo su supuesto afán medioambiental con lo que ya calentaba motores para desatar toda su furia antisandinista tal como la podemos apreciar al día de hoy, cuyo detonante fueron 3) las reformas a las pensiones del INSS que, en verdad, mucho más que a los asegurados, irritó a los empresarios, toda vez que ellas elevaban la cuota patronal a los fondos del INSS. Esta y no otra fue la razón de fondo para que se iniciara una rebelión no popular sino empresarial en la que el medio ambiente, la paz y la tranquilidad del país es lo que menos ha interesado a los exaltados. 

III. Las fuerzas armadas del país son herederas del EDSN; no han sido ellas las que han provocado muertes y destrucción; han sido, por el contrario, víctimas de una colosal difamación, incluso de la violencia vandálica desatada. En el plano político, más allá de los errores que como fuerza humana comete, sólo el FSLN ha defendido, defiende y defenderá la Paz y la Justicia Social de modo consecuente. Las demás fuerzas no sólo son parte del conflicto, sino sus generadoras. Con todo, no se busca aislarlas, sino invitarlas a que contribuyan de forma real a la paz y el progreso firme del país. 

IV. Viendo de forma concreta la propuesta de las fuerzas de derecha, no es admisible, ni puede serlo, la Paz con tranques y llamados a un golpe de estado; ello equivaldría a anarquía, dictadura real y no ficticia y entreguismo total de los destinos del país a EEUU. Es esta la razón por la que el Gobierno Nacional plantea, responsablemente, por un lado, que las de la oposición no son en verdad expresiones de diálogo ni de paz real; por el otro, a pesar de todo, insiste en salir de manera realista y constitucional de la crisis actual. 

V. Varios sectores de la población trabajadora del país, en los que destacan mujeres, están demostrando, en los hechos, que con coraje, convicción y organización, es posible desmontar los tranques que tanto daño han generado a la población y a la economía de Nicaragua. Esto sí facilita el fin del conflicto y el restablecimiento de la paz perdida. 

VI. La victoria en este complejísimo proceso de diálogo sólo puede ser de toda la población del país o no habrá sino mucho más destrucción y muerte para gente de todos los estratos sociales del país, que se contaría en miles. Y, con todo, en las más adversas condiciones, el FSLN seguiría encabezando la lucha y los más caros anhelos de las más amplias fuerzas del pueblo organizado. De todos modos, el Gobierno Nacional no desea que tal situación llegue a ser realidad. Por eso sigue y seguirá apostándole a la Paz y la Justicia Social. Tiene plena conciencia de que Con fuego no se juega.

domingo, 25 de marzo de 2018

Carlos Marx y Federico Nietzsche, personajes diametralmente opuestos

Carlos Marx y Federico Nietzsche, personajes diametralmente opuestos 
Revista Libre Pensamiento
Presentación

Al emprender la lectura de una obra, lo primero que procede es identificar los intereses que mueven a su autor, sus motivaciones reales; particularmente sus intereses de clase. Verlo de otra forma, es perderse en laberintos y autoengaños; creer que se puede escribir o hablar sin definiciones político-ideológicas, como si fuera posible situarse en un plano neutral, el más cómodo y engañoso de cuantos esgrime la cultura burguesa. Mas hasta los que quieren presentarse por encima del bien y el mal terminan mostrando que el positivismo que blanden es sólo careta. Leopold Ranke (1795-1886), historiador alemán es, quizá, el más emblemático exponente de ese doble rasero.[1]

No obstante, existen autores que, de manera cínica, lanzan al rostro del lector su mezquindad clasista. Tal es el caso de Federico Nietzsche (1844-1900), filósofo y filólogo alemán. Ello pese a que muchos de sus intérpretes pretenden conducir a quienes lo leen a la falsa idea de que el pensamiento de este filósofo no es descifrable ni encasillable, toda vez que sus escritos, según ellos, no responden a una sola óptica, sino a múltiples, en dependencia de lo que trate y cómo lo haga. 

Se aduce que su “categoría de «interpretación» [que] se eleva a único principio definitorio posible para un mundo cuya esencia última se ha vuelto indescifrable […] tenía por fuerza que acabar […] proclive a las simplificaciones e incomprensiones…”[2]

Incluso abiertos defensores de su filosofía admiten que “su radical individualismo y el desprecio de “una conciencia social” o de la noción de “justicia social”, junto con la falta de reconocimiento de los efectos que los sistemas sociales ejercen sobre los individuos, son aspectos que a menudo nos llevan a discrepar de él”.[3]

Sin agotar para nada las referencias a Nietzsche, compartimos esta valoración de su pensamiento: “El muro Nietzsche aún no ha sido derribado y sirve de parapeto a propuestas devastadoras de la persona y de la sociedad...”[4]

Nuestra óptica en torno al asunto tratado 

Expondremos un poco nuestra óptica sobre el pensamiento sobradamente clasista de Nietzsche, a quien le oponemos a Marx. El primero es, en el mejor de los casos, un genio ególatra que cree en la superioridad de los de arriba y en la inferioridad de la Humanidad; el segundo es un genio revolucionario que descubre y explica de modo pormenorizado el funcionamiento del Capital, de forma hasta ahora insuperable. Inspirados en Marx podemos construir un mundo esencialmente justo, siguiendo a Nietzsche sólo podemos rendir culto a toda suerte de instintos y odiar de modo cerval, como lo hizo él, a la Humanidad.

¿Cómo es posible que personas progresistas, ya no se diga revolucionarias, vean en Nietzsche un paradigma de pensamiento y comportamiento libre?

Se puede acaso, estimar tal al que, sin tapujos de ningún tipo, proclamó: “Los débiles y los fracasados han de perecer. Esta es la primera proposición de nuestra filantropía. Y hay que ayudarlos a perecer.”[5] Al que llamó a “ser superior a la humanidad mediante la fuerza, el temple y el desprecio…”[6] Al que con cinismo acotó: “La misma vida me parece instinto de crecimiento, supervivencia acumulación de fuerzas, poder. Donde no hay voluntad de poder sobreviene el desastre.”[7]

Al que confesó el origen de su odio en estos términos: “¿A quién odio más entre la canalla actual? A la canalla socialista, a los apóstoles de la chandala,[8] que socavan los instintos, el placer, el sentimiento de hartura del obrero, que lo hacen envidioso y le enseñan la venganza…”[9]

¿Puede acaso asombrar que viera en el Imperio Romano la obra más admirable de todos los tiempos?[10]

Y no deja de confesarse: “Soy belicoso por naturaleza. Atacar es parte de mis instintos.” [11] Respondiéndose a sí mismo la pregunta “de cómo uno llega a ser lo que es”, dice: “Y con ello toco la obra maestra en el arte de la propia conservación, del egoísmo.”[12]

Unas cuantas líneas más abajo refrenda: “…estas cosas pequeñas –nutrición, lugar, clima, esparcimiento- toda la casuística del egoísmo- son extraordinariamente más importantes que cuanto hasta ahora se ha tenido por importante”.[13] Y pese a que no pocas mujeres lo citan convencidas de sus aportes, Nietzsche expresa que “La emancipación de la mujer” es el odio instintivo de la mujer mal constituida, esto es, incapaz de engendrar, contra la mujer bien constituida…”[14]

De modo reiterativo habla de “El odio a la humanidad, a la “gentuza” [que] siempre ha sido mi máximo peligro.”[15]Restriega nuevamente con estas palabras: “La compasión enseguida hiede a plebe…”[16]

Muy a pesar de Nietzsche y su visión retrógrada de los pueblos, Cuba da muestras de lo que significa ser, en verdad Humanidad. Libra, con mucha fuerza argumentativa, la Batalla de las Ideas; muestra con orgullo sano sus grandes alcances en distintos campos del quehacer social: salud, educación, ciencia y tecnología, arte, música, esparcimiento, amplia participación de hombres y mujeres en la discusión de los problemas que la afectan y en la adopción colectiva de medidas para su superación.

Combate los prejuicios raciales que se siembran contra los pueblos del mundo; contra su riquísima cultura; valora los grandes aportes de Fidel a su forja revolucionaria como nación; expone los grandes hitos de su propia historia y la de los pueblos en general; ofrece su solidaridad excepcional con éstos y, particularmente, los servicios abnegados de sus excelentes médicos, dentro y fuera de su territorio; descobija nítidamente el sentido de conceptos como cultura en sentido exclusivista y elitista y en su sentido más amplio, que cubre las más variadas expresiones del quehacer humano, rechazando que se le reduzca a refinamiento.

Sus ciudadanos han interiorizado mejor que nadie el sentido atribuido a los conceptos según quien los esgrima.

La superioridad moral, intelectual y práctica de Carlos Marx 

Marx es sobre todo un ser humano de extraordinaria sensibilidad social y de magna fuerza intelectual. Muestra al mundo los secretos del Capital, desentraña la mercancía en todos sus pormenores, descubriendo que la fuerza de trabajo, aunque es parte de ella, tiene la cualidad de generar un valor que, siendo superior al propio y no siendo remunerado, es la base de la acumulación y del enriquecimiento empresarial; desenvuelve la idea de la lucha de clases como motor de la historia y no la violencia como fin en sí mismo como la contempla Nietzsche; desarrolló la dialéctica hegeliana colocándola con los pies sobre la tierra y planteó con claridad meridiana que el proletariado no puede simplemente tomar el poder del Estado, sino destruirlo y convertirlo en instrumento de su propio poder.[17]

Sus postulados acusan que “al capital no le inquieta la salud y la duración de la vida del trabajador, como no sea por imposición en la sociedad.” Y señala cómo se arrancan las reivindicaciones populares: “El establecimiento de una jornada de trabajo normal es el resultado de una lucha de varios siglos entre el capitalista y el trabajador.”[18]

Mostrando su sencillez como persona, nada que ver con la visibilízima pedantería de Nietzsche, Marx expone: “No soy una persona amargada […] y Engels es como yo. No nos gusta nada la popularidad. Una prueba de ello […] es que durante la época de la Internacional, a causa de mi aversión por todo lo que significaba culto al individuo, nunca admití las numerosas muestras de gratitud procedentes de mi viejo país, a pesar de que se me instó para que las recibiera públicamente. Siempre contesté […] con una negativa categórica. Cuando nos incorporamos a la Liga de los Comunistas […] lo hicimos con la condición de que todo lo que significara sustentar sentimientos irracionales respecto a la autoridad sería eliminado de los estatutos”.[19]

Dos puntualizaciones de Marx:

Para que el poder del capitalismo se vuelva insoportable al grado que contra el mismo haya que rebelarse, plantea, debe engendrar a una masa por entero desposeída, en contradicción con todo el mundo de riquezas y cultura, lo que supone un gran incremento del desarrollo de las fuerzas productivas, “en un plano histórico universal”, y no solo local, porque sin esta premisa práctica, “sólo se generalizaría la escasez y […] con la pobreza, comenzaría de nuevo […] la lucha por lo indispensable y se recaería nuevamente en toda la miseria anterior…”[20]

No hay así espacio que dé garantía de triunfo forzoso a la revolución. Y Marx no vaticina nada sobre el número de veces que pueda producirse esa recaída que acusa. Porque no es mago ni recurre, jamás, a oráculos.

Segunda precisión: “Todas las colisiones de la historia nacen […] de la contradicción entre fuerzas productivas y la forma de intercambio. Por lo demás, no es necesario que esta contradicción, para provocar colisiones en un país, se agudice precisamente en ese mismo país. La competencia con países industrialmente más desarrollados, provocada por un mayor intercambio internacional, basta para engendrar también una contradicción semejante en países de industria menos desarrollada.”[21]

De esta suerte, en Marx no hay ni economicismo, ni mecanicismo. Rompe de un tajo con la falsa idea centrada en la ficción de la revolución estallando sólo en países con altísimo grado de desarrollo industrial. Expresiones reales del asunto son la revolución cubana, nicaragüense, coreana, vietnamita, entre otras.

Marx es no sólo contrario al economicismo sino también a la teleología. En una carta a Kugelmann del 17 de abril de 1871, el autor de El Capital aporta: “Sería por cierto muy fácil hacer la historia universal si para iniciar la lucha se esperase que las perspectivas fueran excepcionalmente favorables. Por otra parte, la historia tendría una naturaleza muy mística si el “azar” no desempeñase ningún papel. Estos mismos accidentes intervienen, como es natural, en el curso general del desarrollo y son compensados a su vez por otros accidentes. Pero la aceleración y el retardo dependen en gran medida de todos los “accidentes”, como el carácter de las personas que al principio están a la cabeza del movimiento”.[22]

Bibliografía
___________________
[1] Ranke no fue ni absolutamente objetivo, ni neutral ni imparcial, no sólo porque seleccionara “los hechos más relevantes” o porque hiciera juicios de valor, sino también porque consciente y deliberadamente, como acusa Josep Fontana, identificaba los conceptos “estado” y “nación”, con lo que hacía reverencia al poder reaccionario y porque toda su obra la destinó a atacar a la revolución y las ideas progresistas. Fontana, Josep. Historia. Análisis del pasado y proyección social. Crítica. Grupo editorial Grijalbo. Barcelona, 1982. pp. 127-134. 
[2] Manuel Barrios Casares. “Un siglo tras Nietzsche”. https://www.revistadelibros.com/articulo_imprimible.php?art=3876&t=articulos
[3] Mi Nietzsche. La Filosofía del devenir y el emprendimiento. https://books.google.com.ni/books?isbn=9506415811
[4] Alonsofia.com. EL LOCO DE NIETZSCHE. http://www.alonsofia.com/fn/nietzsche-racista.html
[5] Friedrich Nietzsche. EL ANTICRISTO. Mestas ediciones. Segunda edición: diciembre, 2016. p. 14 
[6] Ibíd. Prefacio. p. 12. 
[7] Ibíd. p. 18. 
[8] Término con el que se designa en la India a los parias situados por debajo incluso del nivel de los esclavos.
[9] Ibíd. 111
[10] Ibíd. p. 112. 
[11] Friedrich Nietzsche. ECCE HOMO. Mestas ediciones. Primera edición: Septiembre, 2016. p. 27. 
[12] Ibíd. p. 49. 
[13] Ibíd. 
[14] Ibíd. p 59. 
[15] Ibíd. p. 29. 
[16] Ibíd. pp. 23-24. 
[17] C. Marx; F. Engels. OBRAS ESCOGIDAS en tres tomos. Tomo I. El Manifiesto Comunista. Editorial Progreso, Moscú, 1974. Prefacio a la edición alemana de 1872. p. 100. 
[18] Carlos Marx. El Capital. Tomo I. Librerías Allende. Julio de 1980. pp. 270-271. 
[19] Carlos Marx, citado por Iñaki Gil de San Vicente. La ética marxista como crítica radical de la ética burguesa. http://www.lahaine.org/b2-img10/gil_etica.pdf
[20] Carlos Marx, Federico Engels. La Ideología Alemana. La Ideología Alemana. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1982. p. 35. 
[21] Ibíd. p. 82. 
[22] Iñaki Gil de San Vicente. Ob. cit.

martes, 20 de marzo de 2018

Élites globales sienten pánico al socialismo


Aunque lo declaren derrotado
Élites globales sienten pánico al resurgir y expansión del socialismo
Revista Libre Pensamiento 

Leer a los enemigos del ser humano, a través o no de sus lugartenientes, causa aliento. Así se descubren, entre otros asuntos, sus líneas de acción, sus móviles y sus temores; se aprende, pues, de ellos, aunque no tengan la más remota intención de brindar servicio alguno. En parte porque con la promesa y empeño constante de “demostrarle” al mundo lo “mendaces” y “malos” que “son” los comunistas, los socialistas de verdad, se puede “esperar” que aduzcan argumentos, cuando menos, entendibles, pero no resulta así, por sofisticados y profundos que aparenten ser. 

No pueden ser convincentes en modo alguno, mucho menos cuando son capaces de exaltar a la figura, probablemente, más representativa del “Mundo Libre”, misma que se pronunciaba y actuaba, con mayúscula desvergüenza, a favor de la tortura y exterminio de pueblos “racialmente inferiores”. Hablamos de Winston Churchill, quien, sin ambages, dijo estar “totalmente a favor del uso de gas venenoso contra las tribus incivilizadas”[1] y propusiera “esterilizar a 100.000 degenerados mentales y enviar a otros varios miles a campos de concentración para salvar a la raza británica de la decadencia.”[2] No en vano, es fuente de inspiración de los jefes de los “países democráticos” en su conjunto, incluyendo los de Reino Unido. Es más, Occidente lo estima “el líder universal por excelencia”.[3]

Con la misma fuerza o más que lo expresado arriba, esos enemigos se retratan de cuerpo entero cuando la arremeten contra los “estandartes colectivistas”; clara señal de que la derecha, como fuerza que expone los intereses de los capitales más frondosos del orbe, carece de argumentos reales para lanzar improperios y miasmas contra las fuerzas que desean que este mundo sea para todos. Causa, así, regocijo que demuestre su temor ante los ideales comunistas. Evidencia que le tiene pavor, terror y le provoca furor el resurgir y la consolidación del socialismo. Sin desearlo, reanima a quienes estamos por la realización plena de este magno ideal. De sobra, pues, debe leerse al enemigo, aunque baste y sobre, a veces, con leer un pinche prólogo...[4]

En efecto, las élites globales están experimentando un miedo mortal ante la amenaza de otra guerra mundial y una revolución social que venga no sólo por sus riquezas, sino también por sus cabezas. Saben perfectamente que sus colosales fortunas, acrecentadas en un 23 por ciento a fines de 2016 -volviéndolos $1 billón de dólares más enriquecidos-,[5] no las deben al esfuerzo propio para nada… 

Enemigos se acusan a sí mismos 

No es necesario ir lejos para constatar que los depredadores de las energías y el bienestar de la Humanidad se delatan a sí mismos, por creerse dueños del mundo y sus riquezas; y por la inmoralidad y vesania que es propia de su esencia opresora y genocida. 

De esta suerte, no debe causar asombro alguno que estimen como Obama, Kerry y otros representantes del poder global, que Nuestra América es su “patio trasero” y que deben, en tal sentido, acercarse a ella “de manera vigorosa”;[6] que, de vez en cuando, deben doblarle el brazo a los insumisos;[7] que proclamaran y hayan defendido siempre la Doctrina Monroe y el Destino Manifiesto; que ayer impusieran dictaduras sanguinarias en el Hemisferio Occidental y fuera de él (por acá, las de los Somoza, los Duvalier, Ubico, Hernández Martínez, Videla, Pinochet, Strossner); que osaran invadir numerosos territorios (entre otros, los de Haití, Panamá, Honduras, Guatemala, Grenada, México, Nicaragua) y que hoy nos impongan dictaduras de “nuevo tipo” (las de Juan Orlando Hernández, Horacio Cartes, Michel Temer, Mauricio Macri, Enrique Peña Nieto; respectivamente, en Honduras, Brasil, Argentina; más Luis Almagro, defensor de las Peores Causas del Continente como cabeza visible de la OEA). 

Existe una numerosa documentación que da cuenta de tan abundante barbarie moderna: 

Kissinger no responde a las acusaciones de un periodista que le increpa que es buscado en muchas partes por genocidio;[8] la revista Harpers lo acusa de concebir la operación Cóndor que, entre otras cosas, impuso a Videla y Pinochet en el poder; el mismo The New York Times refrenda la especie.[9] Dicho plan se impuso con la perversa coordinación entre las cúpulas de los gobiernos dictatoriales de Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia y la CIA.[10]

El General Manuel Contreras condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad en Chile, sostuvo que nadie murió a manos de la tenebrosa DINA, asegurando con cinismo que: “Los detenidos desaparecidos están en el Cementerio General” y que “Se salvó la Patria” de una dictadura totalitaria.[11]

La Doctrina Kissinger 

Según Kissinger la economía de su país, demanda “grandes y crecientes cantidades de minerales del extranjero, especialmente de los países en vías de desarrollo”, lo cual hace que EEUU tenga mucho interés en la estabilidad política, social y económica de los países que los suministran. Asocia lo dicho con una disminución de las presiones demográficas, mediante una disminución de los índices de natalidad. La política demográfica resulta relevante tanto para la obtención de esos recursos, como para salvaguardar los intereses económicos de EEUU. 

Sostiene que es vital que el compromiso con los líderes de los países subdesarrollados no se vea como política de los países industrializados para mantenerlos bajo su férula. De ahí que resulte vital, según Kissinger, que el compromiso con dichos líderes no se vea por éstos como política de los países industrializados orientada a reducir su potencial y preservar recursos en función de lo países “ricos”. [12]

David Rockefeller, en sus Memorias, publicadas en 2004, amén de otros temas, revela este asunto: 

Según él, Chile fue lo más simbólico de los “sombríos” años 70 en América Latina, propiamente durante la presidencia de Allende. “Acusa” al que fuera derrocado y asesinado presidente Allende, de haber hecho campaña en 1970 teniendo como plataforma “una reforma agraria radical, la expropiación de todas las corporaciones extranjeras, la nacionalización de la banca, y otras medidas que hubiesen puesto a su país derechamente en la senda del socialismo.” 

Buscando enmascarar sus oscuras maquinaciones, expuso que en marzo de 1970, Agustín (Doonie) Edwards, propietario de El Mercurio, le expresó que Allende “era un embaucador soviético que destruiría la frágil economía chilena y extendería la influencia comunista a la región.” De ganar, advertía Doonie, Chile se transformaría en otra Cuba. A partir de esto, insistió en la idea de que Estados Unidos impidiera dicha elección. Así las cosas, ante las intensas preocupaciones de Doonie -aduce Rockefeller con dramatismo- debió ponerlo en contacto con Henry Kissinger. Y la coincidencia (falsa por entero) entre los informes de Doonie y los de inteligencia, condujo -como si el asunto se hubiera dado por sí mismo- a que “el gobierno de Nixon aumentara sus subsidios financieros clandestinos a grupos opositores a Allende.” 

Con todo, éste ganó las elecciones. Y, ya en el cargo, cumpliendo con sus “promesas electorales, expropió las propiedades norteamericanas y apuró el paso en la confiscación de tierras de la élite y su redistribución al campesinado.” Siendo expropiadas la mayoría de sus propiedades, Doonie Edwards salió huyendo con su familia a EEUU.[13]

Zbigniew Brzezinski, se estima más cerebral que el personaje antes mencionado. No es fortuito que Obama lo nombrara su asesor geoestratégico durante su primer mandato (2008). Fue él quien anunció “la aparición gradual de una sociedad más controlada y dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales, por lo que pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano y mantener al día los expedientes completos que contienen incluso la información más personal sobre el ciudadano, archivos que estarán sujetos a la recuperación instantánea de las autoridades”.[14]

Brzezinski fue también quien urdió el 11 de Septiembre. Al respecto, en 2007, ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, declaró: “Un escenario posible para un enfrentamiento militar con Irán implica un acto terrorista en suelo [norte] americano del cual se haría responsable a Irán. Esto pudiera culminar con una acción militar [norte] americana “defensiva” contra Irán en el que estarían incluidos Irán, Irak, Afganistán y Pakistán”. [15]

Con todo, Winston Churchill, al que nos referíamos al inicio, es, quizá, el que mejor ha revelado la esencia interventora, rapaz y genocida del capitalismo. Veamos, en breve, lo que él expresara. 

En referencia a cómo los británicos actuaron en Afganistán y a lo feliz que él se sentía por ello, anotaba: “Hemos procedido sistemáticamente, aldea por aldea, y hemos destruido las casas, vaciamos los pozos, derribamos las torres, cortamos los grandes árboles que daban sombra, quemamos las cosechas y destrozamos los embalses”. Respecto a Iraq, expresó: “la provisión de todo tipo de bombas asfixiantes debería ser usado en operaciones preliminares contra tribus turbulentas”. Refiriéndose a los palestinos manifestó: “No estoy de acuerdo en que el perro de un pesebre tenga derecho a estar en el pesebre porque ha pasado allí mucho tiempo“.[16]

Nos corresponde reasumir la necesaria convicción, determinación, energía y unidad, para enfrentar con acierto la lucha contra el capital global, considerando las circunstancias de cada país, región y continente. Asumiendo como condición sine qua non la unidad indestructible del proletariado en los términos en que El Che la plantea: 

“...el proletariado no tiene sexo; es el conjunto de todos los hombres y mujeres que, en todos los puestos de trabajo del país, luchan consecuentemente para obtener un fin común.”[17]
_________________________________________

[1] RT. Churchill: “Apoyo firmemente el uso de gas venenoso contra tribus incivilizadas”. https://actualidad.rt.com/sociedad/view/127497-churchill-gas-tribus-incivilizadas

[2] 5.1. La eugenesia en Inglaterra: Winston Churchill y Leonard Darwin. http://09eugenesia.blogspot.com/2009/04/51-la-euegenesia-en-inglaterra-wiston.html
[5] World Socialist Web Site. “Fracturas, temor y fracasos”: las élites globales miran firmemente al abismo. https://www.wsws.org/es/articles/2018/01/19/pers-j19.html
[6] Excélsior. América Latina, el patio de Estados Unidos: Kerry. http://www.excelsior.com.mx/global/2013/04/17/894435
[7] RT. Obama: "A veces torcemos el brazo a otros países para que hagan lo que queremos" 
[15] Germán Gorraiz López. Brzezinski, el cerebro geopolítico de Obama 
[16] Diario de Octubre. Winston Churchill, un maníaco genocida. https://diario-octubre.com/2017/03/24/winston-churchill-un-maniaco-genocida/




lunes, 12 de marzo de 2018

Socialismo, lo mejor que nos ha pasado

Socialismo, lo mejor que nos ha pasado 
Revista Libre Pensamiento

Las personas humanistas, socialistas, comunistas y de auténtica fe religiosa, sustentan la convicción de que, pese al lodazal y al miasma (por no decir mierdal), aventado incontables veces contra el socialismo, sus huellas y su gloria son profundas, no porque haya sido la pretendida perfección en sí, sino por ser el más grande ideal por el cual vale la pena dedicar la vida entera, muy a pesar de los anarquistas que, en el mejor de los casos, buscan la pureza, algo que jamás encontrarán por ser inexistente. 

La URSS no fue ningún Paraíso Terrenal, pero sus logros fueron extraordinarios, por más que la mentalidad poco cultivada entre las personas de profunda sensibilidad social desconozca este hecho histórico. Los mayores alcances sociales que la humanidad ha conocido se impulsaron y multiplicaron a partir de su ejemplo. Hablamos de lo social en su sentido más amplio, incluyendo lo económico, lo científico, lo tecnológico, lo político, lo ideológico, lo cultural, la salud, la distracción sana, la educación (no como hecho institucional o formal, sino como expresión real de fraternidad y hermandad entre los seres humanos) y de todo cuanto forma parte del quehacer humano. 

De sus grandes avances mencionamos:

1) Haber sido el primer estado de la Historia en acabar con el hambre gracias a la colectivización de la tierra; 2) haber soportado el mayor peso de la Segunda Guerra mundial al derrotar al ejército nazi (70% del mismo en el frente oriental), sufriendo, no por casualidad, la muerte de, al menos, 24 millones de sus habitantes; 3) haber liberado la campaña mundial para erradicar la viruela en el orbe; 4) su inigualable seguridad social, con una jornada laboral de 7 horas, 6 para especialistas; un sistema de pensiones para ancianos e inválidos; una jubilación a los 60 años para los hombres, a los 55 para las mujeres, en trabajos duros (minería, industria pesada) a los 50, etc. 5) haber establecido el primer sistema sanitario gratuito y universal.

6) Haber establecido el primer sistema de instrucción por completo público y gratuito, alcanzando las mayores tasas de alfabetización de la historia en las 15 repúblicas que la conformaron; 7) haber alcanzado el mayor crecimiento económico de la Historia, pasando de ser una nación retrasada y feudal, a convertirse en una superpotencia económica, gracias a lo cual mejoró notablemente la vida de sus ciudadanos; 8) su carrera espacial le hizo posible ponerse a la par, en el plano tecnológico, de EEUU y superarlo en tan sólo 40 años; haber sido el primer país en enviar un satélite al espacio (Sputnik), el primero en colocar al primer ser vivo en el espacio (la perra Laika), al primer hombre (Yuri Gagarin) y a la primera mujer (Valentina Tereshkova); 9) en términos de cultura popular, fue el país donde ésta alcanzó sus máximos niveles de expresión; 10) estableció que la mujer tuviera los mismos derechos que el hombre, el mismo sueldo, las mismas posibilidades laborales, las mismas oportunidades para alcanzar cargos públicos, etc. etc. 


Sin calcarlo, Cuba mantuvo y mantiene en alto los senderos de Octubre 

Sin desconocer sus yerros, Cuba ha seguido el camino de Octubre sin vacilaciones de ningún tipo. Y ¡vaya que ella ha dado muestras fehacientes de grandeza! Y lo es en cualquier dimensión que se le aprecie, sin exageraciones, ello pese a no poseer abundancia de riquezas materiales que sí poseen algunas naciones, sin que eso se traduzca, ni por cerca, en beneficios para sus habitantes. Tampoco ocurre así en las metrópolis occidentales, donde las poblaciones respectivas están perdiendo los beneficios que, gracias ante todo al descarado y criminal saqueo colonial y neocolonial, amasaron y siguen amasando las élites malignas.

Y Fidel fue y es el gran maestro y guía espiritual de su pueblo y el de muchos otros. Llamó a cada quien a potenciarse al máximo para aportar al desarrollo social lo que esté a su alcance y responda a su expresa voluntad. 


No debe sorprendernos que lo alcanzado en los diversos campos del quehacer humano, cuando ha llegado a multitudes, sea motivo de ataques perennes por parte de los enemigos de la Humanidad, seres de carne de carne y hueso, pero con una mentalidad y un comportamiento que son una suerte de reino de otro mundo.
Creemos pertinente traer a colación este llamado de Tamara Sol Farías Vergara:

Es urgente “levantar una política por la autodefensa de la humanidad y contra el descontrol del capital que nos conduce al suicidio. Esta línea (…) contiene en potencia una propuesta estratégica y programática, pues la defensa de la vida sólo puede hacerse concibiendo otro modo de vida, un modo que posibilite la soberanía sobre las necesidades colectivas. Hoy “nuestras necesidades” son aquellas que el capital impone – alimentación basura, salud basura, educación basura, etc.-, para satisfacer su irrefrenable necesidad de acumular.” 
Rafael Agacino. El Capital de Marx y las luchas actuales en América Latina. https://www.rebelion.org/noticia.php?id=238859

martes, 6 de marzo de 2018

Las políticas de género mataron al erotismo

Las políticas de género mataron al erotismo 
Cuca Casado



Presentación de Revista Libre Pensamiento

La crisis del sistema de Libre Empresa  -nombre eufemístico  que, entre  muchos otros, adopta el capitalismo para ocultar su naturaleza proterva-, crisis que éste en apariencia puede resistir sin límites, se traduce como terrible pesadilla para las naciones del mundo, debido ante todo a la virulencia que el Capital está reasumiendo a escala global, con repercusiones en los diversos ámbitos que la vida social comprende, desde lo económico, lo político, lo cultural, hasta los planos ético y moral.

Abarca, incluso, las relaciones normales de pareja que, hoy, prácticamente, se proscriben por estimárseles cual si de algo anómalo y retrógrado se tratara. En este campo tan complejo de las relaciones entre el hombre y la mujer, lejos de colocarse  los diversos asuntos que a ambos atañen en el terreno de la reflexión madura, en vez de eso, en lo que respecta, póngase por caso, al machismo, simplemente, se estima al hombre en general su único portador y se exime de ello a la mujer en general. Y lo peor, se libera de esta terrible lacra al sistema opresor que la concibe, alimenta y promueve: el Capital. 

Mas las cosas están llegando a desbordar el conjunto de límites existentes entre el hombre y la mujer, para pasarlos a una dimensión de divorcio declarado entre ambos, anatematizando al hombre en absoluto, a quien se le enjuicia y se le culpa de cuanto ocurra. Todo eso mientras el capital sonríe gozoso por  el colosal embrollo que provocan sus medios abundantes y diversos en la psiquis del ser humano, destinado a generar la guerra pervertida entre los géneros para apartar, de modo decisivo, a las personas de la lucha en su contra.   Esa guerra es parte consustancial de la guerra de todos contra que genera el mundo de las trasnacionales

Fin de la presentación
*********************
Las políticas de género, esta ola de corrección política y puritanismo, afectan tanto a los hombres como a las mujeres. Destruyen a los hombres, en tanto que hombres, con igual fiereza que a las mujeres. Éstas se envilecen cuando se desentienden de los problemas que afectan a los hombres, caen en una falta de empatía que las degrada como mujeres y, sobre todo, como personas, algo que induce a los hombres a despreocuparse de los problemas de ellas. Y así entramos en un circuito perverso que nos divide. 

Pero esta construcción de dos mundos separados, hombres y mujeres, no es nuevo; se materializó ya en la Conferencia de Beijing (1995), en cuya resolución aparecen mujeres y hombres como dos especies sin conexión entre ellas. La conferencia aprobó por unanimidad la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, con la incorporación de un nuevo mecanismo de actuación denominado “gender mainstreaming” o transversalidad de la perspectiva de género. Esto quiere decir que se adoptarían todo tipo de medidas políticas para reorganizar la vida de las personas, adoptando siempre una perspectiva de género. Así comenzaron a decaer las relaciones intersexuales y a debilitarse el erotismo, llegando a un punto de casi no retorno. 

Masculinidad y feminidad: en vías de extinción 

Estas políticas ya no admiten la existencia de hombres y mujeres: se decreta la estricta igualdad. Pero no una igualdad sociopolítica sino una igualdad psicobiológica que impone una androginia general. Al mismo tiempo, se persigue la masculinidad, se asocia todo lo masculino al mal y se confunde con el machismo. 

Incluso en países como España, la ley castiga con especial virulencia al hombre por el hecho de serlo (Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género). Todo ello ha creado un estado de inseguridad y miedo entre los hombres, que resulta destructivo, con diferentes manifestaciones, una de las cuales es la disfunción sexual. Profesionales, como la psicóloga clínica Alejandra Godoy, califican esta disfunción como la inminente epidemia del siglo XXI entre hombres jóvenes. La virilidad está en peligro. 

Por su parte, la mujer también va siendo despojada de su naturaleza sexual, convirtiéndose en mano de obra de un mercado de esclavitud disfrazada. Los actuales movimientos sociopolíticos transforman a las mujeres en eternas víctimas resentidas con los hombres. Se fomenta un rencor y un odio hacia lo masculino que se han convertido en androfobia. Incluso se intenta convencer a las mujeres de que es necesario “deconstruir” lo masculino. Y esta deconstrucción es aceptada por muchos hombres como forma de resarcir, no sus pecados, sino los cometidos supuestamente por algunos de sus antepasados, opresores y misóginos. 

A su vez, ciertos sectores feministas fomentan el lesbianismo político o lo que es lo mismo, abogan por que el lesbianismo sea una alternativa positiva a la heterosexualidad para las mujeres. Hasta la propagación de la vida (la maternidad) es considerada ya un freno, un conflicto que impide la expresión libre de la vida, toda una paradoja. La feminidad también está en peligro. 

Masculinidad y feminidad se quiebran. El fundamento de los vínculos primarios o pre-políticos falla. La conexión con nuestro cuerpo y la vida afectiva horizontal se pierden en esta lucha sociopolítica. Lucha animada por el sistema que nos segrega y nos confina a ser un colectivo de lo igual, de personalidades neutras, simplificadas, sin aristas, sin conflicto ni originalidad. 

Se trata del principio de lo igual como norma, que destruye todo rastro de alteridad, mientras crea un sujeto narcisista en grado superlativo. Esta obsesión por lo igual y por disociar al hombre de la mujer, el cuerpo del espíritu, la razón de la emoción, no solamente empobrece al individuo; también establece una barrera infranqueable para el Eros. 

La agonía del Eros 

En su ensayo, La agonía del Eros, Byung-Chul Han se pregunta el motivo del actual enfriamiento de la pasión. Considera este filósofo que el Eros está amenazado por las enormes oportunidades y por la idea ilusoria de libertad sin fin. Hoy día no se buscan las mejores experiencias sino el mayor número de ellas, con el objetivo único de rendir sexualmente hasta satisfacernos al máximo. El axioma de la abundancia en el proceso de selección implica que prestemos escasa atención a lo que ya tenemos y a lo que vendrá. 

Eros siempre significó una movilización total del yo, una capacidad esencial para entrar en conexión con otras personas, mejorando así la existencia propia y ajena. Pero la actual organización social conduce al enfriamiento del erotismo por considerar el amor como un sostén social del yo, en el marco de una cultura emocional guiada por el discurso psicoterapéutico, la cultura de la autoayuda, las políticas, la publicidad y el consumo. 

Como señala Juan M. Blanco en Disidentia, “los modernos medios de comunicación, como la televisión y más recientemente Internet, actúan como potentes cajas de resonancia de una cultura del ¡mírame!”. Por un lado, se maximiza la autoadmiración y, por otro, se elimina la otredad: rasgos propios de la sociedad narcisista del yo. 

Valores como la igualdad, la autonomía y la razón, centrales en la modernidad, censuran el Eros hasta el punto de contemplarlo con repulsión e, incluso, cinismo. Los efectos de Eros, el amor, que nos confirman como seres humanos y sociales se están debilitando en la era moderna, conduciendo al fracaso. 

Toda búsqueda de la pareja, de la relación ideal, suele ir acompañada de fracasos, que hoy día no se aceptan: tan sólo el éxito constante. Pero estos fracasos no se deben generalmente a una inmadurez derivada de pérdidas tempranas (infancia) sino a la infantilización de la etapa adulta, a la creación de una sociedad de personas “que exigen cada vez más de la vida pero entienden cada vez menos el mundo que los rodea“. 

La infantilización está causada por el exceso de información y de consumo, por el repetido mensaje de “si quieres, puedes”. Se trata de una cultura de constante comparación igualatoria, que rechaza lo distinto y lo negativo: una sociedad positivista que no contempla el fracaso. 

En realidad, son las órdenes institucionales las que generan nuestros caprichos y sufrimientos, a través de un cambio profundo en las reglas del amor. Por un lado, se radicalizó la idea de igualdad y de libertad personal; por otro, se separó lo sexual de lo emocional. Y este cambio se apoyó en un modelo que prioriza el bienestar emocional y sexual, sacando partido de las relaciones sin vivir los sentimientos. 

En palabras de Eva Illouz “la competencia sexual generalizada transforma la estructura misma de la voluntad y del deseo, y este último asume las propiedades del intercambio económico, o sea, que empieza a regularse según las leyes de la oferta y de la demanda, de la escasez y la sobreabundancia”. 

Recuperar lo vinculante 

Cómo no va a decaer el erotismo si vivimos en una era en la que la vida horizontal se encuentra ausente, se mercantiliza y tecnifica la búsqueda de relaciones, se presenta la biología de la mujer como inferior y se tacha al hombre de violento y agresivo. Lo erótico ha dado paso a una hipersexualización donde han desaparecido los rituales de cortejo, galanteo y seducción. Y se reprime el instinto de procreación en aras de un trabajo asalariado, vendido como ideal de éxito pero que destruye la vida interior. 

Cómo no va a debilitarse el erotismo si la legislación y las estructuras del Estado impulsan sexismos políticos victimizando a la mujer y persiguiendo al hombre. Si se lleva a cabo un adoctrinamiento institucional y se construyen patrones cerrados de conductas sexuales de lo igual. 

En esencia, Eros es el encontrarse con el otro, recibir al otro y entregarse. Si nos quitamos las lentes politicistas de la moderna sociedad ideológica, tal vez entonces recuperemos los vínculos con Eros. Y tal vez así recuperemos la capacidad de dialogar, de entablar una relación con lo distinto y de salvar lo bello. Salvar a Eros es, en definitiva, recuperar lo vinculante. 

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total