Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 28 de mayo de 2018

ESBOZO: CON FUEGO NO SE JUEGA

ESBOZO: CON FUEGO NO SE JUEGA 

EL PAÍS QUIERE EL FIN DE LOS TRANQUES Y EL PLENO RESTABLECIMIENTO DE LA PAZ
Revista Libre Pensamiento

I. Los grandes causantes de la muy grave situación por la que atraviesa el país son, en primera instancia, las fuerzas intervencionistas de EEUU que aúpan, financian y apertrechan a los que, a lo interno, se han encargado de sembrar la violencia y destrucción desatadas en el país desde hace más de un mes; propiamente, los grandes empresarios agrupados en el COSEP y Amcham; las demás fuerzas locales que se prestan a este macabro juego impuesto a la población, son la canalla mediática -sobre todo 100 % “Noticias”- que ha difundido las más grandes falsedades para envenenar el panorama nacional y que ya habla, abiertamente, a favor de una intervención foránea; el ramirismo con todas sus siglas; los jerarcas de la Iglesia Católica con su visible doble discurso y las universidades convertidas, a la fuerza, en centros de desestabilización y violencia y, desde luego, los vándalos contratados para hacer lo propio en esta vorágine pervertida. 

II. Los “argumentos” esgrimidos, desde 1997 a la fecha, han sido 1) un logotipo gubernamental que muestra el escudo de Nicaragua ligeramente inclinado hacia la derecha en el sello de la correspondencia oficial, factor que hizo que la oposición, desde el mismo retorno del FSLN al poder, sentara su posición de no permitir que el Cmte. Daniel Ortega pasara siquiera un año en la presidencia; 2) Más recientemente, han sido, el módico incendio de la reserva Indio-Maíz que provocó airadas protestas de la oposición esgrimiendo su supuesto afán medioambiental con lo que ya calentaba motores para desatar toda su furia antisandinista tal como la podemos apreciar al día de hoy, cuyo detonante fueron 3) las reformas a las pensiones del INSS que, en verdad, mucho más que a los asegurados, irritó a los empresarios, toda vez que ellas elevaban la cuota patronal a los fondos del INSS. Esta y no otra fue la razón de fondo para que se iniciara una rebelión no popular sino empresarial en la que el medio ambiente, la paz y la tranquilidad del país es lo que menos ha interesado a los exaltados. 

III. Las fuerzas armadas del país son herederas del EDSN; no han sido ellas las que han provocado muertes y destrucción; han sido, por el contrario, víctimas de una colosal difamación, incluso de la violencia vandálica desatada. En el plano político, más allá de los errores que como fuerza humana comete, sólo el FSLN ha defendido, defiende y defenderá la Paz y la Justicia Social de modo consecuente. Las demás fuerzas no sólo son parte del conflicto, sino sus generadoras. Con todo, no se busca aislarlas, sino invitarlas a que contribuyan de forma real a la paz y el progreso firme del país. 

IV. Viendo de forma concreta la propuesta de las fuerzas de derecha, no es admisible, ni puede serlo, la Paz con tranques y llamados a un golpe de estado; ello equivaldría a anarquía, dictadura real y no ficticia y entreguismo total de los destinos del país a EEUU. Es esta la razón por la que el Gobierno Nacional plantea, responsablemente, por un lado, que las de la oposición no son en verdad expresiones de diálogo ni de paz real; por el otro, a pesar de todo, insiste en salir de manera realista y constitucional de la crisis actual. 

V. Varios sectores de la población trabajadora del país, en los que destacan mujeres, están demostrando, en los hechos, que con coraje, convicción y organización, es posible desmontar los tranques que tanto daño han generado a la población y a la economía de Nicaragua. Esto sí facilita el fin del conflicto y el restablecimiento de la paz perdida. 

VI. La victoria en este complejísimo proceso de diálogo sólo puede ser de toda la población del país o no habrá sino mucho más destrucción y muerte para gente de todos los estratos sociales del país, que se contaría en miles. Y, con todo, en las más adversas condiciones, el FSLN seguiría encabezando la lucha y los más caros anhelos de las más amplias fuerzas del pueblo organizado. De todos modos, el Gobierno Nacional no desea que tal situación llegue a ser realidad. Por eso sigue y seguirá apostándole a la Paz y la Justicia Social. Tiene plena conciencia de que Con fuego no se juega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total