Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

martes, 5 de septiembre de 2017

FORMAS ENGAÑOSAS DE EXALTAR EL YO EGÓLATRA Y EL AUTOENGAÑO


Mensajes, imágenes y realidades aviesa o inocentemente  metamorfoseadas
FORMAS ENGAÑOSAS DE EXALTAR EL YO EGÓLATRA Y EL AUTOENGAÑO
Revista Libre Pensamiento

PRIMERA PARTE

La felicidad no existe sin infelicidad

Nos aferramos a la pureza, a la perfección; soñamos, ilusos, con lo imposible. No vemos la realidad en movimiento, sino fotografiada, pintada o descrita en un momento dado. Negamos admitir que ella es de conjunto incapturable, dado que, sometida a contradicciones que le son inherentes, sigue su curso indetenible. 

Desconociendo este hecho ineluctable, fantaseamos, y nos aferramos a esquemas, dogmas, creencias cerradas que no admiten modificación de ningún tipo, ni conducen a parte alguna. Sobre este marco, juramos que podemos hacer de nuestras vidas lo que nos plazca, como si todo dependiera de modo exclusivo de acciones volitivas. Hacemos de cuenta y caso que la realidad objetiva fuese un conjunto vacío o inexistente.

Y por más que haya quienes desean vivir en las nubes, lo cierto es que si la dicha dependiera de una simple decisión, no cabría nadie desdichado sobre la Tierra. Así las cosas, la tan ansiada felicidad cohabita siempre con la infelicidad, son correlativas. 

Una felicidad invariable se volvería indeseable, intolerable. Sin superar obstáculos, de uno u otro tipo, nadie puede experimentarla.[1] 

No deja de tener alguna certeza esta frase de Baltasar Gracián: “Todos los mortales andan en busca de la felicidad, señal de que ninguno la tiene”. [2]

En suma, ella no está simplemente en la mente; ni tampoco deriva de una actitud ante la propia suerte. Depende, al igual que su antípoda, de las circunstancias presentadas en la vida de cada quien y en la de los pueblos; de las posibilidades reales que éstas les brinden para alcanzar o no sus metas y para superar sus obstáculos, sus problemas diversos, o para sortear peligros diversos, etc. 

Sin embargo, son abundantes las personas que creen su felicidad atada exclusivamente a sus deseos y actitudes. Y ello no es fortuito. Se trata de un fenómeno sembrado masivamente por los media en poder de Occidente, para sembrar el individualismo y, por ende, la apatía ante el destino de los demás. 

Conviene al sistema opresor no sólo alimentar la ignorancia sino también las ideas contrarias  a la solidaridad y la hermandad entre los seres humanos.

Como contraparte a "ideales" nefastos de cualquier calaña, abogamos por difundir y hacer realidad universal palabras como las de Nicola Sacco a su hijo: 

“No olvides jamás, Dante, cuantas veces seas feliz en la vida, de no ser egoísta; comparte siempre tu dicha con los más infelices, más pobres y más débiles que tú, y no seas sordo nunca hacia quienes reclaman socorro.” [3]


[1] Gustavo Bueno. Felicidad e infelicidad. Video. http://fgbueno.es/med/tes/t091.htm
[2i] Edith Sánchez. Cómo definen la felicidad 5 filósofos famosos. https://lamenteesmaravillosa.com/definen-la-felicidad-5-filosofos-famosos/

7 comentarios:

  1. Muchas gracias por tu comentario Alicia Cristina. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si todos los obstáculos de la vida fueran fáciles para conseguir la Felicidad, cualquiera podría tenerla.

    ResponderEliminar
  3. vivimos en un mundo dual, por lo tanto, nos movemos en ambos estados, de felicidad y de infelicidad, sino como apreciar lo grato sin conocer lo ingrato? esa es la vida y está llena de flujos y reflujos, para apreciar los buenos momentos y superar los desafortunados.

    ResponderEliminar
  4. "Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos; los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse".

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total