Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 11 de octubre de 2015

HIPOCRESÍA, LA TRAMPA MÁS PERNICIOSA DEL MUNDO

Por los siglos de los siglos lo mismo
HIPOCRESÍA, LA TRAMPA MÁS PERNICIOSA DEL MUNDO
Manuel Moncada Fonseca
                                                                      
 “La hipocresía es el colmo de todas las maldades.”
Molière (1622-1673) Comediógrafo francés. [1] 

Abundan las cosas odiosas. Pero nada resulta tan repulsivo como la conducta de quienes visten de ovejas y meten subrepticiamente sus fauces en todo, como si estuvieran predestinados para ello. Probablemente, aquellos que más benevolencia “regalan”, sean, justo, los más dañinos para la humanidad en su conjunto. Porque la hipocresía se presta, mejor que nada, para conducirla por los engañosos caminos de quienes, en público, aparecen como los seres más sonrientes y carismáticos del planeta; mientras solapan el pavoroso cuchillo ideológico que bendice las acciones y las armas más opresoras, inhumanas  y destructivas del orbe.

La hipocresía no es más que “el fingimiento de sentimientos o cualidades diferentes a las que se tienen”; y quien la practica es un comediante [2]. De esta suerte, la sonrisa a flor de piel, los pletóricos gestos amables y el carisma fabricado suelen ser trampas en las que no pocas personas caen. Se trata de poses orientadas a emboscarlas, para manipularlas. Ha habido y, sin duda, hay aún, fuerzas bienintencionadas capaces de conducirnos al infierno; pero lo que acá expresamos no guarda relación alguna con otro derrotero que el de servir, con conocimiento de causa, a las razones más protervas en este “valle de lágrimas”. 

Nos interesa, pues, manifestarnos, así sea de modo modesto, contra esa descomunal hipocresía que hoy encarna una figura en la que millones de personas, de mil formas inducidas, creen, pese a no corresponder, en verdad, a ninguna de sus expectativas reales, ni en el plano material, ni en el espiritual, ni en ningún otro. Indigna, entonces, que se ensalce a quien se sitúa a siglos luz de la práctica del bien común, por mucho que diga hablar en nombre de la más honda esperanza.

Asquea que, escudándose bajo las banderas de la supuesta despolitización y desideologización, este personaje del imperio descalifique a los “zurdos” chilenos y manifieste su grotesco desprecio hacia los seguidores de éstos por expresar, unos y otros,  su indignación por el nombramiento de un viola niño como máximo conductor espiritual en la sufrida patria de Allende, instando a los segundos a que piensen con la cabeza y no se dejen llevar por las narices de los que provocan líos (los “zurdos”) [3].

Suscita animosidad que su verbo embaucador, por más que se revista de profundo idealismo, aspire  a robarse toda bandera libertaria, tratando de desarmar a los que, de verdad, se colocan al lado de los pueblos y sus causas; al grado que una persona de pensamiento crítico, con certera ironía, le llama “adalid de todas las causas sociales”, toda vez que, de hecho, aboga por la desigualdad, la homofobia, la misoginia y muchas formas de odio contra los seres humanos [4].

Repugna que se valga del temor de millones de fieles al castigo, a propósito infundido secularmente, en función de mantener incólume su auto endosada infalibilidad y su poder sobre ellos. No en vano los periódicos del mundo entero replican sus palabras, haciéndolo ver, como si, de pronto, se tratara del “gran activista por los derechos” en general [5].

Abomina que se pronuncie contra la pobreza, externando su “asombro” ante lo que llama un grito de “hoy” [6], como si estuviera hablando de algo nuevo, cuando estamos ante un grito en el mundo enriquecido de hoy, pero no en el empobrecido, inmensísimo rincón del planeta en el que esa plaga se entronizó desde hace más de cinco siglos, sembrada por el naciente capitalismo, sistema al que nunca llama por su nombre...

Llamados nada inocentes


Causa verdadera aprensión su llamado a resolver los problemas ecológicos, abogando, muy sutilmente, por la adopción “de medidas políticas a nivel incluso mundial”, conducentes a imponer un gobierno global intervencionista [7]. Ciertamente, habla y habla, describe y describe con profusión el mundo actual, pero se queda en vaguedades, sin aportar datos concretos, eludiendo referirse a las causas cardinales de los asuntos que afligen a la humanidad, responsabilizando al ser humano, en su conjunto y, prácticamente, por igual, por los males del mundo [8]. 

¿No es acaso hipócrita que de modo tajantemente indiferenciado, achaque al ser humano lo que ocurre con la hermana tierra que “clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable” de los bienes que el creador pone en ella?

¿Que, en el mismo sentido, le atribuya una condición que está muy lejos de corresponderse con los hechos; a saber, la de pensarse propietario y dominador de la misma por igual, con autorización para “expoliarla”?

¿Que con la violencia proceda de modo muy semejante al endilgarla, injustamente, sin diferenciaciones de ninguna índole, a los seres humanos en general, sosteniendo que ella se anida en el pecaminoso “corazón humano” y se manifiesta “en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes”?

¿Que presente la problemática ecológica como “una consecuencia dramática” de la actividad descontrolada del hombre, otra vez indiferenciado, atribuyéndola “a una explotación inconsiderada de la naturaleza”, y corriendo “el riesgo de destruirla y de ser a su vez víctima de esta degradación”?

¿No es hipocresía que al tiempo que silencia toda mención del capitalismo, se atreva a denigrar al comunismo al que coloca, gratuitamente, en el mismo plano que al fascismo llamándolos “regímenes totalitarios al servicio de la matanza de millones de personas”? [9]

Con cuánto acierto William Hazlitt, célebre escritor inglés (1778–1830), expresó: “El único vicio que no puede perdonarse es la hipocresía. El arrepentimiento del hipócrita es de por sí la hipocresía.” [10]

Posiciones consecuentes

Satisface que, en contraposición con estas posiciones que se prestan a juicios tan disímiles por su terrible ambigüedad, así como a la holgura anímica de los seres más perversos, en la ONU más de un mandatario señala a los responsables de tantas lacras, propiamente a los líderes occidentales:

Uno les increpa que “En lugar del triunfo de la democracia y el progreso hemos recibido la violencia, la pobreza, el desastre social. ¿Entienden ustedes que han hecho?”[11]

Otro, sin ambages, ni aspavientos, acusa al capitalismo de ser el cáncer de la Madre Tierra, agregando que este sistema es el causante del calentamiento global, fenómeno que los países del sur sufren sin generarlo del todo [12].

Un Patriarca, el de cristianos sirios, señala con su índice a los responsables de la guerra, a los que exige que dejen armar a terroristas  quienes, en vano, tanta sangre han derramado [13].

Datos silenciados 

Traemos a colación los siguientes datos:

Obama ha bombardeado 7 países: Siria, Afganistán, Yemen, Iraq, Paquistán, Somalia y Libia. George W. Bush y él llevan en su haber genocida alrededor de 2 millones de víctimas fatales [14].

Según el antropólogo brasileño Darcy Ribeiro, a fines del siglo XV, América poseía unos 70 millones de habitantes, pero apenas siglo y medio después, su población se había reducido a unos tres millones y medio de indígenas [15].

A lo anterior, se añade el genocidio de 140 millones de esclavos africanos provocado por los colonialistas europeos [16]. 

Respecto a la propiedad que se atribuye por igual a todo ser humano, basta decir que la “riqueza de las 500 personas más ricas del mundo es superior a la suma de las rentas de los 416 millones de personas más pobres” [17]. 

Otro dato impactante al respecto, señala que tan solo el 2% de los adultos más adinerados del mundo, entre los que se menciona a “Warren Buffet, Carlos Slim y Bill Gates, posee más de la mitad la riqueza familiar mundial”. La misma fuente proporciona los siguientes datos: en 1970, mientras los llamados países desarrollados recibieron 68% del ingreso mundial, el resto del mundo apenas recibió el 32% del mismo; en el 2000, los primeros recibieron el 81% de ese ingreso, el resto solo el 19% [18].

Finalmente, en relación con la depredación del medio ambiente, Evo Morales acota que en los “últimos 100 años, los países desarrollados que tienen el 20% de la población mundial, generaron más de 76% de las emisiones de carbono responsables del cambio climático [19].

Notas: 

[3] Pederastia Iglesia Católica Escándalo: VIDEO Del Papa Francisco Defendiendo A Obispo Relacionado Con Abuso Sexual Causa Polémica En Chile. http://spanish.latinospost.com/articles/45891/20151008/video-papa-francisco-defiende-obispo-relacionado-abusos-sexuales-chile-juan-barros-pederastia-iglesia-catolica-escandalo.htm
[5] Ibíd.
[7] El Papa se escuda en la ecología para pedir un gobierno mundial intervencionista. http://www.libremercado.com/2015-06-25/el-papa-se-escuda-en-la-ecologia-para-pedir-un-gobierno-mundial-intervencionista-1276551392/
[8] CARTA ENCÍCLICA LAUDATO SI’ DEL SANTO PADRE FRANCISCO SOBRE EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN.  http://w2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html
[9] Ibíd. 
[11] Obama y Cameron, "débiles y confundidos" ante la resuelta actuación de Rusia contra el EI en Siria. https://actualidad.rt.com/actualidad/188252-intervencion-decisiva-rusia-siria-obama-cameron-debil-confuso
[12] Morales: "El capitalismo es el cáncer de la madre Tierra". https://actualidad.rt.com/actualidad/188251-evo-morales-capitalismo-cancer-tierra
[13] Patriarca de cristianos sirios a Occidente: “Dejen de armar terroristas que matan a nuestro pueblo”. https://actualidad.rt.com/actualidad/188264-lider-iglesia-siria-occidente-dejen-armar-terroristas
[14] Las guerras de Bush y Obama han asesinado hasta 2 millones de personas en Iraq, Afganistán y Pakistán. http://spanish.larouchepac.com/node/23109
[15] Daniel E. Benadava. "Más de 500 años de “Genocidio Indígena” en América".
[16] José Carlos García Fajardo. “Para no olvidar el comercio de esclavos”. http://www.ucm.es/info/solidarios/ccs/articulos/derechos_humanos/para_no_olvidar_el_comercio_de_esclavos.htm
[17] Pauline Imbach. “Un mundo de esclavitud maquillado al gusto de nuestra época”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=85303
[18] Humberto Márquez Covarrubias. La gran crisis del capitalismo neoliberal”. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870-00632010000200004&script=sci_arttext
[19] Gastón Núñez. “El capitalismo depredador responsable de los desastres en Bolivia” http://www.alainet.org/es/active/71210#sthash.YSK2XSVv.dpufhttp://www.alainet.org/es/active/71210#sthash.YSK2XSVv.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total