Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 1 de junio de 2015

III. Hollywood, los medios y el sistema opresor exaltan lo individual, soslayan lo colectivo, lo humano




III. Hollywood, los medios y el sistema opresor exaltan lo individual, soslayan lo colectivo, lo humano

Manuel Moncada Fonseca 



Justo para aparentar vocación por el amor, es frecuente toparse en las producciones de Hollywood con la promoción del sentimentalismo y la sensiblería; así como con la inducción de lástima por las personas particulares que sufren por una gran diversidad de razones. Pero, bajo precepto alguno, alienta solidaridad, no con personas aisladas, sino con los seres humanos en su conjunto; con la inmensa mayoría de personas marginadas, explotadas, desempleadas, expulsadas de sus viviendas, sin techo, sin salud; con sus países y territorios, amenazados, intervenidos, saqueados, destruidos y sus estados convertidos en fallidos por quienes se presumen sus salvadores. Todo lo cual emana de un sistema internacional que, aunque se da a sí mismo multiplicidad de nombres para camuflarse, se llama capitalismo, sistema que siente que todo el poder y fortuna de los “poderosos” se debe a su “gran esfuerzo” y a su competencia extraordinaria, como cínicamente lo declara uno de sus representantes estadounidense: "No hay conspiración detrás de este hecho deprimente: los pobres no son pobres porque los ricos son ricos".[1]


Ahora bien, aunque los medios occidentales, en el que forzosamente debe incluirse siempre a Hollywood, quieran presentar los hechos perversos como efecto de la acción de individuos aislados, particularmente de lo que “quiera” uno u otro gobernante particular del llamado mundo desarrollado -o del mundo por éste empobrecido-, la realidad muestra que esos individuos obedecen al sistema en su conjunto, a sus intereses cardinales, a sus exigencias, en mucha mayor medida que a sí mismos. 

En este sentido, compartimos lo que sostiene el historiador David Cannadine, cuando declara que “la presidencia del Estado norteamericano ha sido una monarquía electa desde 1776 en todo menos en el nombre”. En esto se ven envuelto no sólo Obama, sino también los presidentes Andrew Jackson, Abraham Lincoln,[2] Theodore Roosevelt y Franklin Roosevelt, entre otros. No hay nada de fortuito en el hecho que Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Carter, Reagan, Bush (padre) y Clinton intentaran, repetidísimas veces, la eliminación física de Fidel Castro y destruir la revolución cubana.[3] Algo semejante acusa el profesor de derecho F.H. Buckley, al señalar que "a diferencia de los reyes reales”, los presidentes estadounidenses aunque son electos “gozan de poderes que un rey envidiaría".[4] Esto por sí mismo muestra no la acción de individuos aislados sino la de un sistema establecido que responde a los más grandes capitales de EEUU; pero también la de un sistema que, por lo mismo, responde a la acción de un poder bajo la sombra; el del estado profundo estadounidense que cercena, en no poca medida, el poder del presidente, cualquiera que éste sea.[5]

No es, pues, lo que la desclasificación de documentos secretos sugiere; a saber, que lo revelado no obedece al sistema, sino a lo que hizo o hace un mandatario particular, en un momento dado.[6] Mas el caso es que Hollywood y los medios occidentales en su mayoría absoluta, actuando a tono con el capitalismo global, reducen facetas de la vida social, mundial y local, por lo regular, a expresiones de lo individual y no de lo colectivo y sistémico. ¿Qué de extraño tiene entonces que Obama insista mucho en soslayar el pasado como referente para explicar el presente?[7]

Empero, en el afán de mostrar que los fenómenos sociales responden a iniciativas personales, en la pantalla, frente a los malvados particulares, abundan los ejemplos de héroes individuales o, a lo sumo, de grupos pequeños de personas capaces de mover montañas, de salvar al mundo, de enfrentarse y derrotar a ejércitos enteros. Las masas aparecen, con frecuencia, siguiéndolos de modo irreflexivo, ciego e incondicional, guiadas por el simple entusiasmo mágico que les insuflan esos héroes supermánicos que, sin exageraciones sea dicho, piensan, deciden y actúan en su nombre. Héroes que, por si fuera poco, pertenecen con harta frecuencia, a la CIA, representada, por lo común, como una fuerza que permanece velando tesonera, inteligente, bizarra y desinteresadamente por la seguridad del mundo y, particularmente, de EEUU. Ello al margen de que esa seguridad signifique, en verdad, inseguridad creciente para la aplastante mayoría de los seres humanos.

Pudiera parecer exagerado o antojadizo sostener que el héroe aislado, individual, el que al parecer no requiere del concurso de muchos otros iguales a él -héroe al que la cultura occidental resalta por doquier-, no sólo inculca pasividad ante la opresión, sino también individualismo, eso que Occidente toma como valor por excelencia. Por esta razón, dicha cultura tiende, con fuerza, a girar alrededor de individuos aislados que, según sus creaciones culturales, lo valen todo. Y muy a propósito de héroes sea dicho, hace 20 años, Occidente y sus medios volvieron héroe espectacular a Osama Ben Laden, cuando lo usaron para combatir a la ex URSS en Afganistán, hasta el día en que, pretendidamente, se volvió un terrorista malo.[8] El nuevo héroe del momento es Poroshenko, un fascista impuesto por Obama y sus secuaces en Ucrania para cercar a Rusia y destruir a los rusos parlantes. Nada bueno puede encerrar el hecho que EEUU esté enviando a esta nación eslava a expertos químicos.[9]
Notas

----------------------
[1] RT. PortadaEconomía.Multimillonario: "Los pobres deben dejar de culpar a los ricos por la desigualdad"http://actualidad.rt.com/economia/175579-buffett-pobres-dejar-culpar-ricos 
[2] Traemos nuevamente a colación esta información: Abraham Lincoln (1809-1865), como revelara el ya desaparecido historiador estadunidense Howard Zinn, al decidir la manumisión de los esclavos no hizo sino responder a los términos de los blancos, y sólo cuando ello se constituyó en una exigencia de las necesidades económicas y políticas de la cúpula empresarial del Norte. La abolición de la esclavitud en EEUU en 1865, respondió a la voluntad política de los de arriba de impedir que semejante cambio fuera el corolario de una rebelión de los de abajo, en este caso, de los esclavos. Quiere decir que no debe así sorprender que el humanismo en Lincoln fuera simple retórica. En realidad, la abolición de la esclavitud no llegó a ocupar el primer lugar en su lista de prioridades. Y, aún y cuando admitía que la esclavitud era injusta y una mala política, consideraba que su abolición sería aún más perjudicial. En agosto de 1856, justamente después de que en campaña declarara que había que superar el racismo y unir a todos los estadounidenses como un sólo pueblo, declaró en Charleston, al sur de Illinois, que no estaba y nunca había estado “a favor de equiparar social y políticamente a las razas blanca y negra” y que tampoco estaba ni estaría nunca “a favor de dejar votar ni dejar formar parte de los jurados a los negros, ni de permitirles ocupar puestos en la administración, ni de casarse con blancos.” Zinn, Howard. La otra historia de los Estados Unidos. Siete Cuentos Editorial. New York. Marzo de 2001. pp. 138-139. 
[3] Hassan Dalband. “La obsesión de la CIA por asesinar a Fidel Castro: el fracaso estadounidense”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=170802 Hasta personajes aparentemente inocuos como Robert Kennedy se vieron involucrados en acciones criminales contra Cuba: “Bobby Kennedy, mientras era el Fiscal General bajo su hermano, de 1961 a 1963, conspiró con la CIA, la Mafia y el representante de Howard Hughes para asesinar a Fidel Castro. Kennedy y la CIA querían venganza por la derrota de Bahía de Cochinos. Jefes de la Mafia como Santos Traficante y Salvatore "Momo" Giancana esperaban asesinar a Castro para que les devolvieran sus casinos y sus hoteles; Hughes probablemente esperaba ofrecer sus servicios a cambio de que no lo procesaran por evasión de impuestos./ Giancana estaba en la lista de los diez fugitivos más buscados por el fiscal general de EEUU en el preciso momento en que el Fiscal General Robert Kennedy colaboraba con ellos.” Saul Landau. “Las joyas de la familia son falsas, pero revelan claves del imperio”. http://www.tni.org/es/archives/landau_jewels 
[5] No obstante, también estos modernos monarcas encubiertos tienen como todo rey, limitantes para ejercer un poder omnímodo. Así las cosas, «acontecimientos profundos estructurales» como el asesinato del presidente Kennedy, el caso Watergate, el escándalo Irán-Contras (o Irángate) y el 11 de septiembre de 2001 son hechos en primer lugar rodeados desde el principio de misterio; en segundo lugar, envuelven la ejecución de actos delictivos o violentos que son parte del quehacer encubierto de los servicios de inteligencia; en tercer lugar, dan lugar a que extiendan la parte secreta del Estado así como “a todo tipo de disimulaciones sistemáticas en los grandes medios de prensa y en los archivos internos del gobierno.” Peter Dale Scott. “El Estado profundo estadounidense”. http://www.voltairenet.org/article187538.html
[6]  Por enésima vez, aparece una desclasificación que nuevamente separa los hechos de una administración estadounidense de anteriores y posteriores, con lo cual el sistema pareciera no existir, al quedar reducido a la gestión particular del mandatario de un momento dado. Leamos lo medular de la noticia al respecto: “Estados Unidos ha desclasificado el informe de la CIA en el que se amparó el Gobierno estadounidense para justificar la invasión de Irak en 2003. Se trata de un documento de 93 páginas cuyos datos o bien eran erróneos, o bien acabaron distorsionados por la Administración Bush para conseguir el respaldo del Congreso, ya que en ningún momento confirma que Irak contara con armas de destrucción masiva y expresa serias dudas sobre la relación entre la red terrorista Al Qaeda y el fallecido dirigente iraquí, Sadam Husein.” El comunista. “Todo fue una mentira criminal: la CIA desclasifica el documento que “justificó” la invasión de Irak” http://elcomunista.net/2015/03/24/todo-fue-una-mentira-criminal-la-cia-desclasifica-el-documento-que-justifico-la-invasion-de-irak/
[7] “Para progresar –declara-, no podemos seguir cautivos de los desacuerdos del pasado (…) Con demasiada frecuencia se ha perdido la oportunidad de construir una nueva alianza de las Américas a causa de debates caducos (…) No he venido aquí para debatir acerca del pasado; he venido aquí para tratar del futuro.” Citado por Gustavo de la Torre Morales. En “La Cumbre de las Américas y la estrategia de Obama de “Borrón y cuenta nueva”.http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article86785 En la Cumbre de Trinidad y Tobago, realizada en Trinidad y Tobago en 2009, el mandatario yanqui lució un discurso esencialmente idéntico. 
[8] “Hace más de 20 años, Osama Bin Laden era un héroe para la prensa occidental.” http://www.cubadebate.cu/noticias/2014/12/12/hace-mas-de-20-anos-osama-bin-laden-era-un-heroe-para-la-prensa-occidental/#.VWiAk89_Okp 
[9] Según el el portavoz del Ministerio de Defensa de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Eduard Basurin, “Kiev y Washington podrían estar planeando algún plan de sabotaje en el territorio ucraniano con el fin de acusar al liderazgo de llevar a cabo crímenes contra la humanidad.” “Donetsk alerta por llegada de expertos químicos de EEUU a Ucrania”. http://hispantv.com/newsdetail/Ucrania/33281/Donetsk-alerta-por-llegada-de-expertos-quimicos-de-EEUU-a-Ucrania

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total