Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 5 de enero de 2015

Tania Temoche / Salir del surco a labrar la tierra / Delirios. He navegado el año 2014

Tania Temoche / Salir del surco a labrar la tierra / Delirios
Rosina Valcárcel


(Hipocampo, Lima, 2014)

¡y el espejo ya ni siquiera me mira!

t.t.

Tania de niña a mujer 

Era curiosa, preguntona, extrovertida y algo burlona. Vivía en el Jirón Huancavelica # 150, Lima, Cercado. Su madre era profesora. Tiene una hermanita. A Tania le gustaba estudiar, leer y esbozar apuntes escritos. “La vie en rose” de Edith Piaf, es una de sus piezas preferidas. Conoció a la poeta irreverente Julia Ferrer, al pintor expresionista Carlos Alberto Ostolaza y al escritor Roger Rumrrill. A menudo pedía libros prestados a vecinos intelectuales para enriquecer su formación. Le gustaba la pintura y por ello viene armando una colección de cuadros de sus artistas plásticos predilectos.

Tania Temoche, 1970. No obstante hacer nacido en Lima, Tania es de indudable raíz amazónica. Periodista, poeta y defensora de los derechos humanos. Licenciada en periodismo en la Universidad Jaime Bausate y Meza. Diplomada en Gestión de empresas e Iniciativas culturales en la Pontificia Católica del Perú. Ha laborado como periodista institucional y gestora cultural en diversos organismos públicos y privados. Se ha desempeñado como coordinadora periodística de la revista cultural Vicionario bajo la dirección del poeta Arturo Corcuera en el Centro Cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En la actualidad es columnista en la web de noticias lamula.pehttps://ojoconelhorizonte.lamula.pe/ y prepara otro libro, referido a la cultura y sociedad en el Perú y el continente latinoamericano.


2014


Tania no hace mucho, con la poesía en hilera, sorprendió a la mayoría de sus amigos, lectores y fans, pues esperaban que ella lanzara una selección de sus reportajes y artículos agudos. Esta cronista (RV) sabía, de modo clandestino, que Tania pergeñaba poemas. Incluso quedamos en tener un encuentro, pero las tareas de estas mujeres intensas retardaron.



El primer rito de Delirios se realizó en el Instituto Raúl Porras Barrenechea de Miraflores el viernes 3 de octubre del 2014 a la 7:30 de la noche.

La periodista y poeta Tania Temoche presentó su poemario Delirios, bajo el sello de Hipocampo, 2014. El libro tiene prólogo de Marco Martos. Y, los comentarios los efectuaron los poetas de la generación del 60, Arturo Corcuera, Winston Orrillo y Roger Rumrrill.

La II presentación de Delirios fue el 4 de noviembre del 2014, se efectuó en la Casa Museo Mariátegui, participó como moderadora la pintora Fanny Del Rocio Palacios Izquierdo y, en los comentarios el poeta Winston Orrillo y el escritor y crítico literario, Oscar Araujo.

Expuso Tania:

“Es un poemario que he tenido guardado desde hace mucho tiempo y que por fin, vio la luz. Es un libro por una parte intimista en el que evoco mi niñez, adolescencia, el recorrido propio de la vida, sin dejar de interactuar con los hechos relevantes del país y del mundo”,

Su vocación de lírica la empujó y armada de valor (como siempre) nos asombró con un poemario de título significativo, audaz e irreverente: Delirios, Hipocampo, Lima, 2014. En psiquiatría y psicología el delirio (del latín de-lirare, “salir del surco a labrar la tierra”) es un síntoma de la psicosis. ¿Quién no sabe que las y los poetas vivimos en estado de delirio?

Tania edita una ópera prima, y hace un ajuste de cuentas con la familia y canta a la vida. Se pueden hallar poemas palpitantes como los que le dedica a su padre; a las remembranzas de la niñez y pubertad, a la adolescencia, a su hija, a sus hijos amados, pero también a los niños y niñas desgarrados de Palestina. Así mismo denuncia la situación de nuestra realidad: los secuestros y asesinatos no lejanos ocurridos en la universidad La Cantuta. Podemos encontrar textos dedicados a la música, a la pintura, revelando esa imprescindible integración de la sensibilidad de un artista que aspira a no marginar los otros mecanismos estéticos (al decir de W. Orrillo). Pero, en su libro hay un clima de sensualidad delicada y fecunda, un clima sutilmente atrevido.

La autora sabe armonizar las metáforas con el lenguaje coloquial, veamos su poema “Etéreo”, donde asoman imágenes efectivas como la del inicio perfecto: “Me duelen las uñas / de tanto rasgar su sombra”. O ese final irónico: “cansada sobre mi lecho / escucho el rumor del mar / viendo a las olas golpear / el amanecer// ¡y el espejo ya ni siquiera me mira!

El libro adivina en sí misma, florece y avanza, hacia una autoscopia... (La autoscopia es la experiencia en la que la persona, mientras cree estar despierta, ve su propio cuerpo desde una perspectiva fuera de su cuerpo)…

Autoscopia de la autora al llegar al texto “Delirio”, acaso una suerte de autorretrato; “Soy mar y tempestad / ven / nada / flota/ naufraga sobre mi vientre/ reposa guerrero / en la balsa/ de mi mundo / mágico/ torbellino de conjuros / y sueños…” Y concluye con un verso representativo: “Yo soy la marea y el tifón”, (dixit, Orrillo). El poema “Elogio a Eros” es arrogante, redondo y firme. La poesía de Tania emociona, conmueve y atrae.

Testimonios

Les relato un momento muy singular ocurrido años atrás, cuando nos conocimos en la casa que habitaba (RV) en la Avenida Santa Bernardita, era de día y vimos levantarse en el patio de mi morada al ave Fénix con dos flores en su pico: acaso eran emblemas de la poesía, la amistad, la resurrección? Tania logró su objetivo entrevistarme para una revista popular nacionalista (¿La Olla?) sobre la coyuntura y las elecciones nacionales. El candidato era Ollanta Humala (primera vez).

Esta y otras experiencias me llevaron a pensar, si no habría entre nosotras hilos de realismo mágico. Cuando fue absurdamente asesinada la estimada señora Otilia Campos de Polay -madre del líder amigo Víctor Polay-, el azar nos juntó en la Plaza Francia. Nos abrazamos un rato largo. Y despacio caminamos hacia la Av. Alfonso Ugarte, con un grupo cálido y numeroso de compañeros que guiaban el rumbo, entre ellos Rodolfo Ibarra, por ejemplo. Casi maternal, a Tania y Rodolfo con pañuelos les cubrí la mitad del rostro, en la esperanza ingenua de que así los adversarios no los reconocerían (en las fotos que nos tomaban los soplones). Esa noche fue crucial, quedamos signados por el dolor, la muerte, la solidaridad. Los tres compartíamos ese hecho insólito y cruel. No fueron los dioses, fueron los diablos, los demonios con sus máscaras. Evoqué la similitud de la historia de México y Perú... Pero también verifiqué que en la mayor parte de nuestro continente ocurrían hechos siniestros, acaso por la gran corrupción en nuestros gobiernos pasados y presentes, en general. ¿Interés muy oscuro? Venganzas. Contraté un taxi y saqué a Tania y a Rodolfo (quedaron Walter, Marcela, Fico, Pilar, entre muchos), en el exterior Dimas Arrieta y Harold Alva, caminan y nosotros silenciosos volvemos a nuestros hogares. Una pesadilla atroz se había proyectado en pantalla gigante: uno de los peores crímenes, una versión de un filme de terror, una ópera trágica.

Tania es una de las compañeras que reclamó la libertad de los 5 héroes cubanos. Ha difundido el testimonio de Máxima Acuña contra la Minera Yanacocha. Y defiende de modo intermitente los derechos humanos de niños, mujeres y grupos excluidos.

Sobre Delirios: Marco Martos

"Ser poeta ahora necesita de una especialización, de un rigor interno, de una voluntad férrea. Y eso es precisamente lo que está buscando Tania Temoche con Delirios, el manojo de poemas que ahora tiene usted en sus manos para satisfacer la curiosidad o para deleite de una lectura poética. La poesía ha evolucionado, pero no tanto desde el principio de los tiempos, posee la libertad de lenguaje de los niños y el rigor de los científicos y no tiene muchos temas: el amor a la justicia, el amor a la libertad, el mundo de los afectos, el asombro frente al mundo. Y eso son los temas precisamente que de manera directa o indirecta, aborda Tania Temoche en Delirios, su opera prima."

HE NAVEGADO EL AÑO 2014
Rosina Valcárcel Carnero

Carta al poeta Gabriel Impaglione 

Me abunda el amor y la muerte que compartimos

r.v.

Amados y amadas disculpen el papel que acumulé en mi vida, en nuestras casas, en el barrio, en la ciudad Las desarmadas hojas sepia donde cabalga mi escritura Me abunda el correo, el email, el facebook, el in box sin sobres sin citas ni realidades sentimentales Me abunda el amor y la muerte que compartimos 

He navegado el año 2014 con agonía, luto, desafío, lucha, aguante, libros, cuadros, artesanías, esculturas, canciones, alegrías, sorpresas, encuentros y esperanzas.

He reanudado cada trecho en pos del Colectivo, del Grupo, del Nosotros, éticamente, poéticamente, humanamente / apenas con cierta interrogación en el bolso

No pecamos de ignorancia: en el anónimo día está el cosmos que la humanidad ansía sin titubeos

Será la proliferación de la unidad y solidaridad o será la penumbra

Será la dignidad y el don constructor

o será la ignominia y su apatía opresora

Como en cada soplo, cada día,

de nosotros, todos nosotros, todas nosotras, solo de todos nosotros, de 

todas nosotras, estribará

el resplandor, el prodigio, la bandada de pájaros

Hacia ahí caminamos, Verano de fábula

Tantos buenos augurios para la senda!

Un año durante el cual tengan cada día el placer de vivir

Cuanto más crecemos en edad, más se siente que saber gozar del hoy

es un virtud sabia, similar a un estado de gracia.

Un abrazo prolongado, un beso fortuito

Mi aprecio, admiración, ternura, gratitud y optimismo

Kachkaniraqmi!

"A pesar de todo, aún somos, existimos todavía, con posbilidades

de reintegración y crecimiento". JMA.

Lima, 30 de Diciembre de 2014.

1 comentario:

  1. "Más vale tarde...". Tania Temoche y Rosina Valcárcel, juntas en ideales, valores, amistad, alegría, creación y edición hoy en la destacada Revista Libre Pensamiento. Gracias camarada Manuel.
    Magnífico año 2015!

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total