Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 18 de diciembre de 2014

DICK CHENEY Y LA TORTURA: "VOLVERÍA A HACERLO EN CUALQUIER MOMENTO"

El ex vicepresidente estadounidense se despacha a gusto hablando de la "legitimidad" de la tortura
DICK CHENEY Y LA TORTURA: "VOLVERÍA A HACERLO EN CUALQUIER MOMENTO"

AGENCIAS / REDACCIÓN - El ex vicepresidente de los Estados Unidos, Dick Cheney,  no ocultó su implicación en la autorización de los métodos de  torturas utilizados por la CIA durante su mandato. Al menos eso es lo que se desprende de sus declaraciones el pasado domingo al canal de televisión estadounidense NBC. Para justificar la aprobación de tales prácticas, Cheney recurrió al argumento de que "no se pueden comparar las técnicas de interrogatorio mejoradas de la CIA y las muertes de ciudadanos americanos que ocurrieron el 11 de septiembre de 2001".
  
El dedo acusador de la opinión pública ha dirigido hacia el expresidente George Bush y hacía su segundo de a bordo Dick Cheney, después de que se conociera el informe senatorial sobre las torturas practicadas por la agencia de inteligencia norteamericana.   Para aliviar su responsabilidad en las órdenes de torturar emanadas desde la presidencia, Cheney declaró que la  CIA "se había esforzado para evitar" torturar a los sospechosos de terrorismo, y que creía que la rehidratación rectal no formaba parte del programa de interrogatorios, sino que "se hizo por razones médicas".
  
"Volvería a hacerlo en cualquier momento"

El pasado domingo, en el curso del   programa televisivo 'Meet The Press'  de NBC,Dick Cheney  defendió con uñas y dientes el uso de las técnicas inhumanas de interrogatorio utilizadas por la silla de la CIA. En el curso de la entrevista Cheney  llegó a manifestar con sorprendente frialdad  que "volvería a hacerlo en cualquier momento"."Torturar es lo que los terroristas de Al Qaeda les hicieron a 3.000 estadounidenses el 11-S", manifestó Cheney en una entrevista en el programa. "No hay comparación entre eso y nuestras técnicas de interrogatorio mejoradas", afirmó el ex vicepresidente de EE.UU.

El ex vicepresidente dijo además que no se encontraba preocupado  por las capturas e interrogatorios de extranjeros que finalmente resultaron ser inocentes. "Eso no me resulta ningún problema, siempre y cuando logremos nuestro objetivo, y nuestro objetivo es capturar a los individuos responsables del 11-S y evitar otro ataque contra EE.UU.".

Chuck Todd, el presentador del programa, le formuló entonces  la pregunta de si  consideraba  aceptable la tortura de la rehidratación rectal.  Con la misma frialdad usada en sus anteriores respuestas, Cheney manifestó que esta práctica no formaba parte del programa de interrogatorios. No obstante, agregó que, en su opinión, este tipo de rehidratación "se hizo por razones médicas". De forma inmediata, médicos expertos en el tema cuestionaron que esta rehidratación forme parte de ningún tipo de "razón médica"

El ex vicepresidente también se manifestó contra la afirmación del informe senatorial  de que el expresidente de EE.UU. George W. Bush estuvo desinformado con respecto al alcance de estas macabras "prácticas". "Este hombre sabía lo que estábamos haciendo", aseguró Cheney al destacar los informes diarios que recibían, entre otros, el presidente, el director de la CIA y él mismo. "Él lo autorizó. Él lo aprobó".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total