Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 12 de octubre de 2014

¿POR QUÉ UNA MAYOR INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA DISMINUYE EL EMPLEO?


Lunes, 13 de octubre de 2014

Contradicciones irresolubles del sistema capitalista
¿POR QUÉ UNA MAYOR INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA DISMINUYE EL EMPLEO? 
Por JUAN ANDRÉS PÉREZ RODRÍGUEZ

CANARIAS-SEMANAL.ORG. 

"Samsung invertirá más de 11.000 millones de euros en nueva fábrica de chips".  Si pudiéramos preguntar masivamente a la población ¿qué les sugiere este titular?, las respuestas mostrarían un amplio espectro de impresiones y expectativas.

Los capitalistas pensarán automáticamente en productividad y beneficios.

Habrá quien piense en la obsolescencia, percibida o planificada, y en que eso lo obligará a cambiar sus teléfonos.

Pero seguramente, en medio de una crisis como la que hoy sufrimos, la inmensa mayoría de las personas pensará en la amplia posibilidad de crear empleo que generará una inversión tan gigantesca.

La agencia DPA divulgaba así la intención de la multinacional: "Samsung invertirá más de 11.000 millones de euros en la construcción de una nueva fábrica de chips en la provincia surcoreana de Kyonggi".

La planta alentará la competitividad de la empresa y "cubrirá la creciente demanda de los productos semiconductores altamente desarrollados"- indicó Samsung el pasado lunes.

La fábrica, que ocupará una superficie de 790.000 metros cuadrados en el complejo industrial de Pyeongtaek, "comenzará a construirse en la primera mitad de 2015 para que la producción pueda ser iniciada dos años después", comunicó la empresa surcoreana.

Con la información divulgada, los "expertos" plantean que la compañía busca apuntalar sus ganancias ante la bajada sufrida por el negocio de los Smartphone apostando a estimular la creciente demanda de capacidad de memorias para aparatos móviles y smartphones.

Por su parte, la empresa supone que la expansión de su producción no derivará en una sobreoferta (Superproducción).  "Si bien la preocupación existe, el aumento de la demanda en el mercado de smartphones disipa este tipo de temores", aseguró el director del sector en Samsung, Kim Kinam.

Ahora bien, más allá de las percepciones subjetivas, la noticia tiene todo el enfoque apologético empresarial que acostumbran a propagar los Medios, con un mensaje que sugiere que "todo lo bueno para la empresa lo es también para la sociedad".

Es evidente que la capacidad para producir estos dispositivos y otros supera con creces la demanda real.  Lo que se intenta es rascar de la cuota de sus competidores, respondiendo antes que ellos a la demanda de ciertas funciones de los smartphones.

Como vemos, la empresa hace sus cálculos y los medios difunden.  El interés individual es claro, "la compañía busca apuntalar sus ganancias […]".

Lo que no muestra es ¿qué gana la sociedad con esta gran inversión?

La lógica liberal del discurso empresarial, político y experto nos ha dicho siempre que a más inversión más y mejor producción, sin la cual es imposible el progreso económico traducido en más y mejores bienes y servicios para todos, y por supuesto, en la creación de empleo.  Sin embargo, de la relación real que se establece entre la inversión económica y la creación de empleo no hablan los medios.  ¿Por qué no hacerlo si posee toda la lógica del mercado: más es siempre mejor?

La razón por la que no se hace es simple.  La relación es contraria y tiene explicación desde que Marx demostró que el desarrollo de la tecnología aumenta el costo de los medios de producción y ese costo se asume con el incremento de la productividad de los que se emplean y el "ahorro de mano de obra".

A esto lo denominó Marx tendencia al crecimiento de la composición orgánica del capital: Los medios de producción (capital constante) crecen en relación a la fuerza de trabajo contratada y pagada mediante los salarios (capital variable).

La tendencia de este proceso es imparable dentro de esta lógica de producir, distribuir y consumir, tal y como lo demuestran otras grandes inversiones.

Una planta en Ohio de DuPont para material solar de 175 millones de dólares creará solamente 70 puestos de trabajo.

En Midland, Michigan, Hemlock Semiconductor con una planta por valor de un billón de dólares de silicio policristalino como materia prima, para la fabricación de células solares fotovoltaicas, creará 300 puestos de trabajo.

Intel invierte de 6 a 8 billones de dólares para la fabricación de una nueva generación de 22 nanómetros en la Costa Oeste.  Creará de 800 a 1.000 nuevos puestos permanentes.

Podrían mostrarse más ejemplos, pero estos son suficientes para señalar la tendencia.  El inmenso costo de la inversión (capital) en alta tecnología no solo no garantiza crear muchos puestos de trabajo, sino que estos son cada vez más escasos.  Ni siquiera, como se sugiere y se cree a menudo, se crean puestos de trabajo cualificados.  La tecnología permite transferir a las máquinas las habilidades humanas.

Es una advertencia realizada por Marx hace más de 150 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total