Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 24 de febrero de 2017

CARTAS A MI AMIGA DIANA


CARTAS A MI AMIGA DIANA
Rosina Valcarcel

1. VIENTO
a Diana Ávila

Flota en el aire libre

Una mujer desnuda de espaldas al cielo

Sus ojos egipcios han vuelto

Al fértil árbol

A la tierra del trigo y uva

Al lago irisado

Los espejos oblicuos

Tu cuello capulí / el rubor

Tu cabellera de orquídeas

Enigma, melodía

Donde el oboe vibra

Respiras al atardecer

Y nos fecunda el viento

El aroma del pino

Una taza humeante de café

Torrente de existencia

Abrimos las manos al mundo

Cerca a la playa La Punta

Hieren nuestros cuerpos silvestres

Somos libertad / alas de golondrina

Al fin, menos batalla

Brisa, refugio, esperanza

Contradanza, Fondo Editorial Cultura Peruana, Lima, 2013, pp. 45-46



2. NOSOTRAS
a Diana Ávila

-El tranvía echa humo azafrán

—Lima es una presa que sangra, dijiste.

Si esta tarde lloviera hasta las diez

El río Chillón no duraría bajo el cielo

Ni el fervor de Octubre en nosotras

Flores de los vientos

Esperamos al hombre nuevo

A la mujer y al espejismo

Fulgor del poniente

La mar, la tierra, la vida

Entre el tabaco y el pisco aquel fugitivo se lleva

un trofeo

Pensamos en los otros / Víctimas de la filosofía

Del cristianismo / de Erich Fromm /

Del humanismo

De Marx

Hablo por la mujer / Hay eco / Resplandor vivo

Una existencia Un soplo Silencio de las nubes

Al margen de la esfinge: exaltadas

Cómo revelar el estado de nuestro cuerpo

de nuestra mente

Exponer nuestra ropa raída

Las tardes salobres

Los zapatos rotos

En nombre de la ética subversiva

Nuestra soledad se borra

Nuestro espíritu gira

Los huesos resucitan

La madreselva se entona

Tu frente se ruboriza

La tierra es un misterio

El presente lo atestigua

De Versos para colgar en la pared, Lima, 2016, pp. 93-94

30 enero 2016


3. PERÚ

Y no sabremos nunca, en esta vida, si la noche que entró,

por tu ventana es la misma mañana que entrará, por la mía

Calvo-Basagoitia

Las aves de paso nos largamos por la ventana

Si habitaras en Perú, explicaría la palabra exilio,

amor Señales como caos, pasión, fuego, soledad

Palabras sin borde ni apego

Sin patio verano maíz ni vicuñas

En el paraje remoto donde moran tus labios

Viento en popa En Fiestas Patrias

César desfila en la Plaza Mayor

Gladys da una ojeada celeste

Erasmo lleva escarapela en su uniforme

Víctor Raúl y Joao prueban

mondonguito a la italiana

Kaku, salobre de sombras

Habla con Patricia

De la bella Amazonía

De los arbustos fecundos

De las revueltas campesinas y los cumpas

Y Diane envuelve a las orquídeas

Pero la patria se hunde

En los restos de un bello cuadro.

Versos para colgar en la pared, Horizonte, 2016, pp. 111


4. La carta que no se envió

a dos voces, sobre la vida, para Diana

Gladys Acosta y Rosina Valcárcel

--Genoveva: -Eres bella como la luna y el sol juntos

--Rosamar: -Oh, gracias, amiga maravillosa
--Somos las amazonas que vengarán a su kamarada

Y a su Tribu del humo impuro y de la adversidad

No somos varones y nuestra cabalgadura relampaguea

La rosa de sangra ha de calmarse

Lidiando, remediamos el dolor de nuestra amiga

Subimos hacia el monte, el vendaval cambia su traje leve

Y su voz se aclara y salimos de las sombras

La lluvia tiene la forma lunar y el color del océano Pacífico

Oímos esta narración de plata y sangre, agonía y resurrección

Bienamadas, a la hora del viento vendrán lágrimas doradas

y viajaremos a través del Oceáno azul cobrizo

No más noticias ácidas / Ni tristeza

Al fondo de la patria, al atardecer un canto leve pueda revelar

La defensa de los derechos humanos

El vuelo de las pajaritas que caen sobre la tierra condenada

Sublimes ámbares / Pureza desarmada / Pasión ardiente

La ira de Enero / La orilla del verano / Nuestra hora el mañana

Amor se desnuda y cultiva claveles rojos

¿Dónde estás, gaviota herida?

¿En México o en Colombia?

Son tres sombras, cuatro sombras azules

Que palpitan y renacen sobre la campiña

Vuestros cuerpos de quinua en la tierra

El tórrido color de las cabelleras frescas

Nuestras risas hechas polvo enamorado

El pasado que nos separa de la muerte

Estamos picando rocas al filo del vacío

Amadas, en Lima se ha esfumado el olor del verano

(Hermanas el río las abraza sobre las piedras negras).

•24/01/2015 (inédito)


5. AUGURIO /
a Diana Ávila

eres la adarga que el gentío ha de ver

r.v.

Oh tú, esencia mía, la inmortal entre las diosas

Estás al tanto y tienes potestad

Estas son las manos que el siglo XXI exige

El relámpago está quieto en mi brazo

Y un día tendrá que exterminar

Verás entonces su albor azulino

Y acertarás Únicamente entre miles

Las otras menos enérgicas

Eres la naturaleza y el collar que vincula

Eres la adarga que el gentío ha de ver


Lima, Jueves, 4 de junio de 2015

(antes del natalicio de D.)


6. ¿EL AMOR ELIGIÓ SU GUARIDA?

a Diana Ávila

El navío cómplice trota la tarde sin extremos

Rodando bajo las lluvias sin base ni signo

En el cascarón azabache del universo

Las casitas fueron añadidas mirando al Oeste

casi a 100 metros del Océano Pacífico

sobre desnudas arenillas tangibles

¿El amor eligió su guarida?

La nube enlaza Una carga de volantes desheredados

Ahí, Diana, en el inicio del esplendor marino

Cuatro aves ansiosas y erizadas no sueltan la barcaza.

Lima, 11: 30 p.m, sábado, 24

de enero de 2015



7. CARTA A DIANA

Mi querida Diana

Me acuesto pensando / Me levanto pensando en ti

No importó atesorar las bodas a toda costa

La plata pálida del invierno nos da frío

Todo tiembla Y sobrevivimos a media luz

Es posible ir más allá de lo real

Tu cuerpo no se desmorona

Tu cuerpo protesta

Mi universo desmaya

Mi corazón te susurra

No abandonamos las chozas

Cuando el fuego las envuelve

Te llevo en un navío por otra ribera

Estamos en la Amazonía y no te consumes

El pequeño cocodrilo juega con nosotras

Hemos vivido en un lugar errado

Sobre laderas de tierra estéril

Pronto cantará el totí

En medio de un vasto mundo fértil

Y estará el cielo despejado. Y tu sonrisa bajo la Luna de cuarzo

Domingo, 26 de junio de 2016

1 comentario:

  1. Revista Libre Pensamiento, muy agradecida por la grata sorpresa: la edición y difusión de mis Cartas-poemas a la compañera Diana Ávila. Siento doble satisfacción
    por ser un medio de Nicaragua y por ser los textos inspirados en mi relación fraterna con la camarada Diana. Abrazos joviales. Parabienes. Desde Lima, Perú.

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total