Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 21 de agosto de 2015

¿A qué y a quiénes brindamos nuestro crédito?


¿A qué y a quiénes brindamos nuestro crédito?
Manuel Moncada Fonseca

Sin pretextos ni titubeos, si en verdad pertenecemos a la izquierda, demos nuestro apoyo firme y decidido a las revoluciones de Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Venezuela. 


En todo sentido y dirección, de ellas depende el futuro de Nuestra América. Por ello, cuando de defender una revolución se trata, los miramientos, las vacilaciones, el crédito a los medios del enemigo; a medios que se dicen de izquierda pero actúan a favor de los vientos que éste desata; por su potencial de daño y peligrosidad, deben superarse, pasando por encima de todo, incluso de las cuitas de los procesos de transformación revolucionaria, porque éstos no son, no han sido ni serán ¡jamás! químicamente puros, comportándose como cualquier fenómeno que tenga lugar en la sociedad.


Repárese, porque no es nada fortuito, que en medio de incontables acciones del imperio orientadas a desprestigiar por doquier a la revolución venezolana, lo que incluye las acciones de la exaltadísima “oposición” venezolana; las acciones orquestadas desde Colombia y Guyana en su contra; el encadenado veneno mediático desatado por la CNN, la BBC y sus repetidoras en el mundo, pasando por el canal 63 de Nicaragua, aparece más que sospechosamente:

a) Un supuesto testamento político de Chávez por completo opuesto a la confianza que éste depositara en Nicolás Maduro para que le sucediera en el cargo y, en consecuencia, al llamado que hiciera al pueblo venezolano para que diera, con toda confianza, su voto firme por él.

b) Un coronel que, desde el chavismo, criticando la gestión de Maduro, se presenta prácticamente como perseguido…

c) Un exmandatario sudamericano que, al amparo de su inflada imagen que lo hace aparecer como un ultra revolucionario muy pensante, expresó, cual pitonisa, su temor a una revuelta militar desde la izquierda chavista.



Pongamos, pues, atención a qué y a quiénes brindamos nuestro crédito. No consintamos que se nos dé gato por liebre; que el enemigo utilice sus caballos de Troya o sus sirenas seductoras de "izquierda" para hacernos creer cualquier cosa que se diga en contra de los procesos revolucionarios de Nuestra América. Las meras coincidencias en los ataques hechos desde la derecha, en todas sus gamas y, por tanto, desde una supuesta izquierda crítica, encierran forzosamente algo deliberado, mancomunado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total