Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 18 de junio de 2015

SENADOR DEMÓCRATA BURTON K. WHEELER: “SI NOS VAMOS A DEDICAR A EXTIRPAR BANDIDAJES, EMPECEMOS POR EL DE NUESTRA PROPIA CASA”



SENADOR DEMÓCRATA BURTON K. WHEELER: “SI NOS VAMOS A DEDICAR A EXTIRPAR BANDIDAJES, EMPECEMOS POR EL DE NUESTRA PROPIA CASA”
Manuel Moncada Fonseca

Las elecciones que los yanquis llamaron deshonestas en Nicaragua todas fueron supervigiladas por sus marinos o por sus embajadores. Desde 1910 hasta 1979, los procesos electorales estuvieron en ella anulados, falseados y siempre obedeciendo a la voluntad yanqui. Igual podemos decir de lo que ocurrió durante el periodo de los tres gobiernos neoliberales (1990-2006) que desgobernaron nuestro país siguiendo orientaciones de la EMBUSA. Pero el asunto acá es otro, el punto de vista de un senador estadounidense que rotundamente adversaba la intervención de su país contra la Patria de Sandino y llamaba a su presidente a sanear su propia casa antes de pretender hacerlo en una ajena. 

He aquí lo que el Senador demócrata Burton K. Wheeler, expresó en 1928 en contra de la intervención de su país contra Nicaragua:

“Cierto es que las elecciones nicaragüenses debieran ser honestas. Pero ¿por qué no enviar a los marinos a procurar que también sean honestas las elecciones en Filadelfia o en Chicago? No me interesan los liberales ni los reaccionarios de Nicaragua; me interesa el problema suscitado porque soy norteamericano y porque creo que no tenemos motivo alguno para intentar dirigir los asuntos internos de un país extranjero. He oído afirmar que nuestros marinos están allí con el objeto de extirpar el bandidaje, y de que esta es la razón de que cacemos a Sandino, y que así también los liberales y los conservadores. Si nos vamos a dedicar a extirpar bandidajes, empecemos por el de nuestra propia casa”. (Citado por Gregorio Selser en Sandino General de Hombres Libres. Tomo II. Editorial de Ciencias Sociales, Ciudad de La Habana, 1981. pp. 14-15.)

El llamado del senador Wheeler posee una vigencia indiscutible, toda vez que EEUU sigue pretendiendo luchar contra el bandidaje que él mismo ha creado en el mundo y ha desatado en su propia casa. Bromas aparte, Al Capone ya no es perseguido por la policía porque ahora gobierna a sus anchas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total