Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 14 de febrero de 2015

Partidos deshabitados usan a inocentes contra el Canal




Partidos deshabitados usan a inocentes contra el Canal
Edwin Sánchez

Viernes 13 de Febrero 2015 | Edwin Sánchez

Fotografiar a un niño en una protesta es un viejo artificio que trata de obtener resultados espectaculares mediante las siniestras artes de conducir el corazón de los desprevenidos hacia la causa de turno, sea en Oriente Medio o en San Miguelito de Nicaragua.

Llegar al extremo de alentar la inasistencia a clases como una bandera contra el Canal Interoceánico, retrata de cuerpo completo el pertinaz afán de la derecha conservadora de obstaculizar el desarrollo económico, educativo, social y político de Nicaragua.

No importan los medios, en este caso la atrocidad de manipular a menores para conseguir su fin: denigrar al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, GRUN, y a la institución armada que está bajo la autoridad civil del presidente Daniel Ortega.

¿Qué hay detrás de esta glorificación al atraso? ¿Por qué la derecha celebra la ausencia escolar? Estamos ante el recurso desesperado de una minoría de políticos que pretende, con urgencia, remendar su imagen preelectoral, y culpar al GRUN, que por él, “los niños no van a clase”.

En Ciudad Belén, las familias excluidas durante décadas por la codicia organizada, estrenan la República de Nicaragua, y sus hijos lo que eso significa en concreto: mejores condiciones de vida.

Ignorar, por ejemplo, que este mismo Gobierno envía ocho autobuses a la nueva colonia para llevar a las niñas y los niños a la Escuela de Sabana Grande, a fin de que nadie quede sin estudiar, para exaltar la injustificable decisión política de impedir que las criaturas vayan a sus aulas en El Tule, es una infamia.

“Demostrando rebeldía, los padres de familia no enviaron a sus hijos a clase”, aplaude con su primera plana el partido impreso, como si destacara el más grande acto “heroico” de los últimos tiempos: “Rebeldía” por darle la espalda al saber. ¡Habrase visto!

No hay espacio ni promoción para el avance. El punto es publicar un país en “conflicto” “donde los niños protestan” y censurar la nueva realidad del tamaño de los anhelos del general Augusto C. Sandino: solo en Jinotepe, 26 jovencitos iniciaron, en el Tecnológico Industrial, sus adiestramientos en telecomunicaciones con equipos de avanzada tecnología, y sin ningún costo.

La puja infernal

En esta hora lastimosa de la angustia, de ver que el tiempo pasa y sus montajes no cuajan, la derecha extrema parece que ha pasado al despiadado “Plan B” del todo-se-vale. La cuenta regresiva de la puja infernal, con tantos diablos y poca agua bendita, empezó.

Sus activistas comprenden que deben proyectarse y quedar mejor posicionados para ver si encabezan las listas para las diputaciones nacionales y departamentales, y si “organizamos mejor el alboroto”, ¡quién sabe si hasta las presidenciales!

Con todo y que la derecha conservadora trata de prefabricar a nivel internacional un malestar generalizado contra el Interoceánico, lo cierto es que la inmensa mayoría de nicaragüenses, científicos y ambientalistas que honran a las ciencias y no a la especulación y la politiquería, ex funcionarios y liberales sensatos, reconocen que la ejecución de la mega obra es una ineludible necesidad nacional.

Ahora podrán salir diciendo que “fueron los padres de familia” de El Tule, que tal cosa, pero es fácil percibir la contaminación política detrás del asunto de la propiedad. Una señora hasta “protestó” porque “un independentista puertorriqueño es asesor” del presidente Ortega.

El rastro que dejó la derecha, para sacar provecho de algunos campesinos, quedó en evidencia con el cuento de la “desmilitarización”. Quienes han impulsado una terrible campaña de desprestigio contra el Ejército Nacional, sin ahorrarse una tilde de odio, han sido los mismos líderes derechistas.

Sin embargo, los propios cafetaleros del Norte, de El Crucero y la Meseta de Los Pueblos, solicitan la presencia de militares para resguardar la cosecha y hasta se embanderan a las tropas desplegadas en el mapa de la aromática divisa. 

Y nadie invitaría a sus haciendas a unas fuerzas armadas compuesta por individuos brutales como los pinta la facción radicalizada: los cortadores huirían, la cosecha caería y aquello sería peor que la roya.

Tales embustes y falsedades irán en aumento en la medida en que se acerquen las elecciones. Es la antigua escuela de políticos caducos: abundar en mentiras y en acusaciones imposibles.

De sujetos a objetos

Si el Canal representa una entrada expedita al progreso en todos los órdenes, sin que sea la panacea, ¿por qué esa malhadada inclinación de los extremistas de sabotear el futuro de Nicaragua con lo que sea y al precio que sea?

Se conoce que algunos de los líderes, sin propiedades en el trayecto de la colosal obra, pertenecen a partidos deshabitados que con claridad han manifestado un enorme “no” al Canal, para lo cual arguyen cualquier tipo de pretextos. 

Si contaran con una visión de nación, la derecha no acudiría a la consigna de reducir a objetos de descarte a los hijos de algunos campesinos.

Obviamente, los que ante las cámaras aparecen “preocupadísimos” por la Educación de la infancia en abstracto, les vale un bledo el destino de los cipotitos de carne, hueso y sueños, con tal de ocuparlos como palanca para mover su anquilosada agenda política.

La pregunta es: ¿Le pedirían estos políticos del ocaso a sus hijos o nietos sacrificar los primeros días de clases en sus importantísimas carreras universitarias, maestrías o doctorados, en vez de los niños usados en El Tule?

Al menos esos jóvenes, por ser mayores de edad, podrían aceptar (?) o rechazar este abominable ritual de la ignorancia, sabiendo además que sería ir en contra de las mismas ciencias, pero una criaturita no tiene opciones: solo obedece.

Que la derecha, con sus operadores, escoja de víctima propiciatoria a la niñez para pagar por sus pecados, no demuestra ninguna vocación por la Democracia, pero sí un decidido compromiso por la decadencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total