Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 22 de diciembre de 2014

Cuba: el bloqueo en la mira

Cuba: el bloqueo en la mira
Juan J. Paz y Miño Cepeda

EL TELÉGRAFO - Primer Diario Público

Ecuador, lunes 22 de diciembre marzo de 2014

Lo primero que se ha destacado en el mundo es que la apertura de relaciones diplomáticas entre Cuba y los EE.UU. ha sido un acontecimiento histórico. Y claro que lo es para la vida de ambos países y para América Latina.

Además, mientras en Cuba desbordó la euforia y el patriotismo, era obvio que en los EE.UU. los ‘anticastristas’ de Miami y los ultra republicanos se volcaran contra el presidente Barack Obama. De este modo, la batalla contra el bloqueo cambió de escenario: ahora se librará en los propios EE.UU., pues los republicanos anuncian que se opondrán a su fin, entrando así en conflicto con el propio presidente norteamericano, quien ha sido claro en señalar que el bloqueo “no ha funcionado”.

Desde luego que Cuba y EE.UU. están movidos por intereses diferentes: para Cuba el fin del bloqueo daría la oportunidad para superar una serie de limitaciones económicas que afectan a toda la población y seguramente para impulsar otras reformas internas que incidirán en la marcha futura de su socialismo. A los EE.UU. interesa contrarrestar la creciente presencia de los intereses rusos y chinos, abrir el espacio cubano al comercio bilateral, así como a las inversiones de sus empresas y retomar su influencia en todo el continente, algo que el presidente Obama expresó así: “todos somos americanos”.

Sin embargo, el horizonte para Cuba luce prometedor. Es difícil prever lo mismo para los EE.UU., no solo porque Cuba no quiere regresar al capitalismo, conforme lo ha expresado Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, quien, con esas palabras, no hizo una simple declaración personal; sino porque los EE.UU. persisten en llevar adelante una diplomacia injerencista en el mundo y sobre todo en América Latina, donde se recela de los gobiernos de la Nueva Izquierda y, al mismo tiempo que se da un paso favorable frente a Cuba, se imponen sanciones a Venezuela.

Pero Cuba tiene otro horizonte prometedor, pues América Latina vive una era de gobiernos de Nueva Izquierda que también serán favorecidos con el fin del bloqueo norteamericano a la isla, pues se quitarán las barreras que aún persisten y con ello se abrirán las oportunidades para una mejor y más activa relación económica con Cuba.

De otra parte, si bien ha sido el modelo de socialismo estatal y popular el que permitió a Cuba resistir medio siglo de bloqueo norteamericano y hasta afrontar la catástrofe que implicó para la isla el derrumbe del socialismo soviético, es probable que el fin del bloqueo -que a estas alturas de la vida histórica contemporánea se ofrece como un hecho inevitable- contribuya a revisar el ‘modelo’ cubano, sin que con ello concluya su proceso revolucionario, pues todavía tendrá que permanecer alerta frente al futuro comportamiento de los EE.UU., sobre todo después de que Barack Obama deje el poder, ya que el imperialismo norteamericano seguirá en pie, pues responde a los intereses de los gigantes consorcios transnacionales y al complejo militar, industrial y tecnológico que de ningún modo renunciará a seguir manteniendo su hegemonía mundial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total