Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 9 de noviembre de 2014

La mayoría de los alemanes del Este añora el socialismo



09/11/2014

La mayoría de los alemanes del Este añora el socialismo


Hoy, muchos años después de la caída del Muro de Berlín, una mayoría absoluta de los alemanes orientales defienden la antigua Alemania del Este

http://www.lahaine.org/skins/asevo/img/espaciador.gif
Las protestas sociales contra los recortes en las prestaciones del seguro de paro y las reformas del mercado laboral han provocado un efecto catalizador de los resentimientos acumulados en los Estados federados del este de Alemania, la antigua República Democrática Alemana (RDA). Una mayoría de alemanes del Este está descontenta con el funcionamiento de la democracia en Alemania y un 76% piensa que “el socialismo es una idea buena que ha sido mal aplicada”, según un informe de la Oficina Federal de Estadística.

Miles de ciudadanos se manifiestan cada lunes en el este de Alemania para protestar contra los planes de reformas del Gobierno de coalición de socialistas y derecha. Manifestantes enfurecidos reciben a la canciller alemana con cortes de manga y lanzamiento de huevos y piedras. En Brandeburgo el Partido del Socialismo Democrático (PDS), el partido surgido de  los comunistas obtiene cada vez más votos, acercándose a porcentajes de victoria.

Un informe de la oficial Oficina Federal de Estadística publicado estos días constata que las dos partes de Alemania desde la unificación en 1990 “están integradas en un orden social común, pero hay numerosos indicios que muestran que los ciudadanos de los viejos [República Federal de Alemania] y los nuevos Estados constituyen comunidades políticas separadas con diferentes preferencias de valores”.

La afirmación “La democracia es la mejor forma de Estado” la aprueba un 80% de los alemanes del oeste, pero sólo el 49% de los del Este. La satisfacción con el funcionamiento de la democracia registra también grandes diferencias: un 63% en el Oeste está contento y sólo un 39% en el Este.

La frase “El socialismo es una idea buena sólo que ha sido mal aplicada” la corrobora un 51% de los alemanes del Oeste y un 76% de los del Este.

En una nueva encuesta, más de la mitad de los antiguos alemanes orientales defienden la antigua RDA

Según reportaje de la revista alemana Spiegel, cada vez son más los jóvenes que defienden el modelo socialista de la antigua Alemania del este que, sin embargo, temen decirlo en público, por “estar mal visto” en occidente.

La vida de Birger, un nativo del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental en el noreste de Alemania, podría leer como una historia de éxito de todos los alemanes. El Muro de Berlín cayó cuando tenía 10. Después de graduarse de la escuela secundaria, estudió economía y administración de empresas en Hamburgo, vivió en la India y África del Sur, y, finalmente, consiguió un trabajo en una empresa en la ciudad occidental alemana de Duisburg. Hoy Birger,con  30 años, está planeando un viaje en velero por el Mediterráneo. Él no está utilizando su verdadero nombre para esta historia, porque no quiere que se le asocie con la antigua Alemania del Este, que él ve como “una etiqueta con connotaciones negativas.”

Y, sin embargo Birger está sentado en un café de Hamburgo,  defendiendo al ex país socialista. “La mayoría de los ciudadanos de Alemania Oriental tenían una buena vida”, dice.”Desde luego, no creo que sea mejor aquí.” Por “aquí”, significa la reunificación de Alemania, que se somete a las comparaciones cuestionables.

“En el pasado no era la Stasi como la pintan, pero  hoy, el ministro del Interior alemán recopila información acerca de nosotros.” En opinión de Birger, no hay ninguna diferencia fundamental entre el socialismo, es decir, la ausencia de una democracia formal al estilo occidental,  y la libertad.  “Las personas que viven en la línea de la pobreza hoy en día también carecen de la libertad de viajar, por ejemplo.”

Hoy, muchos años después de la caída del Muro de Berlín, una mayoría absoluta, de los alemanes orientales defienden  la antigua Alemania del Este. “La RDA tuvo más buenas que malas caras laterales. Hubo algunos problemas, pero la vida era buena,” asegura el 49 por ciento de los encuestados.

Birger no es de ninguna manera un hombre joven sin educación. Él no es un fan de lo que se caracteriza como nostalgia por la antigua Alemania del Este. “No he erigido un santuario para los pepinillos Spreewald en mi casa”, dice, refiriéndose a un aperitivo que era parte de la identidad de Alemania del Este. Sin embargo, se apresura a discutir con aquellos que critican el lugar de sus padres llamado hogar: “No se puede decir que la RDA era un estado ilegítimo, y que todo está bien en la actualidad.”. No es cierto.

“Una nueva forma de Ostalgie (nostalgia de la antigua RDA) ha tomado forma”, dice el historiador Stefan Wolle. “El anhelo por el mundo ideal del socialismo va mucho más allá de los ex funcionarios del gobierno.” Incluso las personas jóvenes que no tenían casi ninguna experiencia con la RDA la idealizan hoy. ” Es el valor de su propia historia la que está en juego”, dice Wolle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total