Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 22 de septiembre de 2014

LOS BOSQUES DE MIRAFLOR AGONIZAN POCO A POCO

Habrá suficiente agua en diez años?
LOS BOSQUES DE MIRAFLOR AGONIZAN POCO A POCO
Toni Solo


Conservación, producción  y democracia en el área protegida de Miraflor-Moropotente

Tortilla con sal, 16 de septiembre 2014


Véase la segunda y tercera entrega de este trabajo, respectivamente en:



En la comunidad de La Pita en Miraflor, al noreste de la ciudad de Estelí, las y los pobladores se preocupan por las amenazas a su fuente de agua. Aparte de abastecer a la gente de La Pita, esta fuente también suministra agua a cuatro comunidades más abajo. Miembros del Comité de Agua de la comunidad señalan como las amenazas más serias, el despale alrededor de la fuente del agua y su contaminación por productos químicos como herbicidas y pesticidas. La comunidad dice que han hecho gestiones con las autoridades relevantes, por ejemplo con la Alcaldía Municipal, con MARENA y con el Foro Miraflor, organización a cargo del cuido ambiental bajo la esquema del comanejo. Pero la comunidad reclama que después de tres meses no habían recibido el apoyo necesario para resolver el problema. 

Arriba de La Pita, al lado de su vertiente de agua, los árboles en un área de más de la mitad de una manzana se cortaron y se amontonaron alrededor del área a cultivar

A muchos puede parecer insignificante esta noticia local sobre una comunidad rural muy pequeña en una parte de difícil acceso en la norte-central de Nicaragua. Sin embargo, el caso de La Pita contiene en micro todos los elementos de la crisis ambiental en desarrollo en la región del Pacífico del país, que apenas ha empezado recuperarse de uno de las peores sequías en casi cuarenta años. La Pita se encuentra en el Paisaje Terrestre Protegido de Miraflor-Moropotente. Si no se puede proteger las fuentes de agua en las áreas protegidas, se agudizarán por mucho en todo el país los efectos del cada vez más volátil cambio climático.

Mirando hacia El Cebollal
Al sur de Puertas Azules

Ésta es la primera de varias entregas sobre el tema de la conservación ambiental en el Paisaje Terrestre Protegido de Miraflor-Moropotente. El reportaje se hizo en estrecha colaboración con el Canal TN8 para alertar a la sociedad nicaragüense de la urgente necesidad de mejorar la protección de las fuentes de agua y la conservación de los bosques específicamente en Miraflor-Moropotente, pero el tema es muy relevante para todo el país. Creemos que Miraflor-Moropotente comparte las mismas complejidades en relación a este tema con muchos de los otros paisajes protegidos, tanto en Nicaragua como en lo demás de la región. Pensamos que es importante promover el debate sobre este tema fundamental del cuido del medio ambiente y su relación con el desarrollo de la capacidad productiva del país. 

Un árbol cortado a escondidas en La Perla
Área recientemente despalada al oeste de Coyolito


La experiencia de la intensa y prolongada sequía durante el período de la primera siembra y cosecha de este año ha sido una alerta de la urgencia para la economía rural del lado Pacífico del país de proteger las fuentes de agua. Además, en el caso de Miraflor, la expansión de la población urbana en la ciudad de Estelí y en otros centros urbanos alrededor del área, como La Concordia, San Sebastián de Yalí y Condega, exige mayores esfuerzos para conservar y recargar las fuentes hídricas. Sin embargo, nuestro reportaje indica el progresivo deterioro de los bosques en Miraflor, un fenómeno que también ha sido señalado en recientes estudios científicos.

La población y las instituciones

El fondo de la realidad social y económica en el área protegida de Miraflor-Moropotente es la compleja interacción entre el medio ambiente, la población en general y las y los diferentes actores económicos en el área. Las y los ambientalistas de la zona reconocen que el carácter especial de Paisaje Terrestre Protegido que tiene la Reserva Miraflor dificulta mucho la conservación ambiental porque se trata de una población en crecimiento con muchas necesidades económicas. Sin embargo, ellas y ellos piensan que el esquema del comanejo ambiental heredado de los gobiernos neoliberales y la práctica institucional que rige el tema de la conservación ambiental en Miraflor podría ser mejorado. Mencionan como de primera importancia mejorar el control del cambio de uso de las tierras, el control del despale y el control del uso y manejo de las pesticidas.

Todo el mundo está de acuerdo que es difícil sostener un trabajo consistente de conservación en Miraflor-Moropotente por motivo de las fuertes y muchas veces contradictorias presiones de parte de las y los diferentes actores económicos activos en el área. Entre estos figuran: 

* las familias empobrecidas sin tierras que sobreviven al vender su mano de obra
* las y los pequeños productores empeñados y empeñadas en sobrevivir y mejorar el nivel de vida de sus familias 
* las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo de ecoturismo y artesanía
* las y los medianos productores exitosos que quieren aumentar su actividad económica
* el sector no gubernamental sin fines de lucro encargado con el manejo ambiental
* las instituciones del Estado y los cuatro gobiernos municipales de la zona
* las y los grandes productores que quieren hacer sus tierras todavía más rentables 
* las y los grandes inversionistas externas a la zona que quieren explotar los cultivos de alta rentabilidad como la papa 

Arando en la neblina

Los productores con quien hablamos reconocen que el avance de la frontera agrícola, a mediano plazo, pone en riesgo la sostenibilidad de las comunidades de la zona y amenaza las fuentes de aguas que abastecen a las áreas aledañas a Miraflor. Sin embargo, preguntan qué alternativa tienen. Los compañeros del Foro Miraflor, la organización encargada del comanejo del área, plantean como parte de la problemática la disparidad entre su esquema voluntario y comunitario y las realidades de las relaciones del poder económico en la zona. Los compañeros de MARENA señalan las dificultades prácticas en la esquema existente para poder ejercer su papel de Ente Regulador.

La perspectiva científica

Por ejemplo, un estudio del cambio de uso de suelos en Miraflor entre 1993 y 2011 publicó esta tabla de los datos relevantes:



Los datos indican que, entre 1993 y 2000, aumentó el área del bosque denso y de pasto con árboles y disminuyó el área de pastizales, mientras casi no variaba el área cultivada. En cambio, entre 2000 y 2011, el área del bosque denso y del bosque mixto ha disminuido y el área cultivada ha aumentado. Las tasas de cambio parecen ser pequeñas, pero no por eso son insignificantes, porque el despale alrededor de una fuente de agua, como es el caso en La Pita, tiene mucho más impacto que en otras partes. Además, en el proceso de nuestro reportaje nos dimos cuenta que la aceleración del crecimiento de la economía agropecuaria a nivel nacional, desde 2011, está claramente reflejada en las actividades agrícolas y ganaderas en Miraflor. 




En estos imágenes satelitales la parte amarilla es la parte bajo cultivo. Aquí se puede ver que aunque el aumento en términos del área cultivada es relativamente pequeño, está concentrado precisamente en el área boscosa. Este es lógico, porque la fertilidad de los suelos en las áreas boscosas es muy alta. Sin embargo, también son precisamente estas áreas las que garantizan el agua para toda la región en su alrededor. El avance de la frontera agrícola pone en peligro la recarga hídrica de la zona. Tampoco es necesariamente positivo el aumento de otras áreas boscosas compartido con el ganado, porque éstas no protegen las fuentes de agua de igual manera que el bosque denso y mixto.

La realidad en el campo
En gran parte, nuestro reportaje refleja esta realidad. Visitamos cuatro lugares en diferentes momentos. En cada viaje, encontramos actividades de despale. En una parte del neblibosque, entre El Zacatón y San Sebastián de Yalí, encontramos áreas del bosque siendo destruido por medio de técnicas sigilosas para abrir parches con el fin de mejorar el rendimiento del café allí sembrado, o para sembrar hortalizas. En el segundo caso, en La Perla, encontramos un área despalada de más de una manzana de manera escondida adentro del bosque. En el tercer caso, lo de La Pita, hallamos un área despalada de casi una manzana contiguo a una fuente de agua. El cuarto ejemplo fue en Cañas Viejas, al oeste de Coyolito donde encontramos hasta ocho manzanas de bosque cerrado en regeneración casi completamente destruido.

Los productores "collarean" la parte baja del árbol, quitando la cáscara para que el árbol muera- y así pueden conseguir permiso para aserrarlo

Sin duda, un componente clave de la problemática de las áreas de paisaje protegido en los últimos tres años, ha sido el éxito de las políticas de producción del gobierno. Éstas han promovido niveles de prosperidad en el sector agropecuario que, lógicamente, impulsan el avance indetenible de la frontera agrícola. Entonces, tanto la creciente volatilidad de los procesos naturales causados por el cambio climático, como la actividad humana como resultado del crecimiento poblacional y del auge económico productivo de los últimos años, claramente señalan el desarrollo de una crisis ambiental. 

Durante los últimos veinte años, el área de Miraflor-Moropotente ha sido el objeto de varios estudios científicos de naturaleza ecológica y socio-económica, los cuales han ofrecido varias recomendaciones. Sin embargo, al leer estos estudios, se ve que, por más de una década, instituciones y organizaciones prestigiosas han identificado una situación de que importantes elementos fundamentales, en base a lo que encontramos en nuestro reportaje, no han mejorado. Se trata más que todo de la aceleración del avance de la frontera agrícola y de la disminución y contaminación de las fuentes de agua. Lo que sí posiblemente ha mejorado es la protección de la fauna silvestre del área y ciertos aspectos de capacitación de la población. Pero no ha habido, por ejemplo, procesos sistemáticos de reforestación.


Este árbol verde de neblibosque fue cortado para abrir más espacio para el café

¿Cómo resolver las contradicciones?

Algunos de los estudios académicos y científicos aluden al problema de fondo de la situación actual que, al final, es uno de poder, de democracia y de recursos. Nuestro reportaje indica que se requiere mejorar las estructuras y procesos de participación comunitaria y de regulación normativa. Está claro que hace falta equilibrar de nuevo diversos factores como la educación y la capacitación, los controles y procesos regulatorios, las estructuras del poder político, las políticas de mitigación, de conservación y de recuperación y los recursos disponibles. En general, por un lado, las entrevistas que hicimos indican sesgos indebidos en los procesos administrativos y desigualdades en el poder en la toma de decisiones. Por otro lado, se ve que ha habido una tendencia entre las instituciones incidentes de dilatar en la resolución de conflictos por motivo de diferencias de sus respectivos criterios.

Nuestro reportaje sugiere que la capacidad de superar la inminente crisis ambiental está íntimamente ligada a la eficacia de los procesos de democratización política y económica promovidos por el gobierno. Hay consenso en Miraflor entre todas y todos las y los actores  que es necesario resolver las contradicciones que se han venido desarrollando. Sin embargo, se difiere con respecto al modelo normativo e institucional que se debe de aplicar para lograr ese objetivo. En general, nadie con quien hablamos, negaba las amenazas que existen a la integridad de Miraflor-Moropotente como área protegida. Pero cada quien aportaba su propio matiz que correspondía de manera evidente a su interés socio-económico. Exploraremos estos matices en las próximas entregas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total