Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 7 de julio de 2014

POSTALITA EN TORNO AL MUNDIAL DE FÚTBOL

POSTALITA EN TORNO AL MUNDIAL DE FÚTBOL
Marcio Vargas Aguilar*


Es triste reconocerlo, pero es verdad. La única copa mundial de fútbol, NO es la que estamos viendo ya en sus estertores en Brasil. cobijada bajo el manto sucio y ruidoso de la FIFA.

La verdadera copa mundial, y por demás siempre espectacular, se juega cada año en el anciano continente ubicado al este de Nuestra América.

Es que Europa, claro, invierte en el fútbol billones de euros producto gran parte del crimen organizado, y con más de miles de millones de euros que deben pagar los países petroleros árabes, para no ser invadidos y destruidos. Como la mafia y el Padrino, pues: “Me pagás para no mandarte a matar”, que era el mensaje siciliano.

Y con todo ese dinero que nos sacaría de la pobreza a buena parte de los habitantes del planeta, compran y venden a los mejores jugadores de fútbol del mundo, para que jueguen en sus equipos privados.

Algunos de esos jugadores de gran jerarquía, están o estuvieron en la Copa de Brasil. Sin embargo, lo hacen acompañados de compatriotas suyos que juegan igual en otros clubes europeos, pero con quienes apenas se conocen, ya no digamos que puedan formar un equipo compacto con meses y meses de práctica y juego, entrenados por lo mejores, y cuidados médicos y alimentarios con tecnología del futuro.

Y hay algo más. Los dueños de los jugadores "esclavos", entregan los millones en salarios para la locura absoluta, pero los atletas deben cumplir a raya contractos de competencias durísimas, y así, cada cuatro años, cuando van a sus países a tratar de formar un equipo "nacional" o selección, están sobrepasados de trabajo, cansadísimos, llenos de lesiones y hartos del fútbol. Debería ser su momento de vacaciones, lejos de la canchas y al frente de las hermosas playas de Compabanao de donde sean originarios.

Ellos juegan la Copa FIFA -si es que llegan, porque muchos faltan por lesiones previas- a la mitad de sus capacidades verdaderas, y encima rodeados de muchachos medio desconocidos, con quienes no pueden siquiera ejecutar una doble pared, por ejemplo, jugada que amerita una sincronía tras meses de jugar juntos y entrenar juntos bajo los mismos técnicos, y con toda la logística de primer mundo y siglo XXI.

Y si no me creen nada de de lo que digo, les hago estas preguntitas:

1: Entre los 32 seleccionados que llegaron a Brasil ¿lograron localizar al menos uno que se pudiese comparar con el Real Madrid, o el Barcelona, o el Bayern Münkhen, o el Borussia Dormund, o el Chelsea o el Manchester City, o el Liverpool o el rojinegro Milan, la Juve o el Internazionale de Milano y el Nápoli...?

2. ¿Dónde está Ribery y qué hace Garret Bale, quien no pudo jugar con Inglaterra por ser escocés?

3. ¿Cristiano Ronaldo no lució en la Copa de Brasil? Claro, la selección de Portugal es nada comparada al Real Madrid, donde juega éste que es uno de los dos mejores futbolistas del mundo junto con Messi. Y el fútbol es un juego de conjunto no de un sólo deportista.

4. ¿Han podido ver en la copa de Brasil a una delantera integrada con Cristiano, Karim Benzemá, Garret Bale y Angel Di María, entre otras estrellas?

5 ¿Cómo se vería en este torneo de Brasil un equipo con Lionel Messi, Neymar Jr. y Alexis Sánchez reforzados por Andrés Iniesta?

6 ¿Y qué me dicen de una punta tridente integrada por Luis Suárez, Robbin Van Persie y Wayne Rooney?

O sólo escojamos de un equipo europeo: el alemán Bayern con Arjen Roben. ¿Qué les parecería el holandés emparejado con Müller y Götze?

Más o menos bonito de esto es que permite que equipo pequeños y de bajo presupuesto se logren colar de vez en cuando a cuartos de final. Es en esta copa (en cada Copa hay un pequeñín que escupe en rueda aunque sea) el caso de Costa Rica, Y sólo son alegrones de burro. Los fans de esos pequeños seleccionados pasan años hablando de la "gran hazaña", como si fueran tri o pentacampeones de los mundiales FIFA.

Los ticos lograron lo que ya antes había logrado USA, ambos miembros de la muy mala confederación llamada CONCACAF. Jugaron muy bien los costarricenses y al menos llegaron a cuartos de final. Pero fíjense en un pequeño detalle; más del 70 por ciento de los seleccionados ticos juegan en equipos europeos.

Y puedo aceptar apuestas de que la heroica "sele" tica, misma que llegó a cuartos de final, no da la talla para ser un equipo de primera división entre las principales ligas europeas, con todo y que muchos de ellos juegan en Europa…

Les regalo este recuerdo: hace unos meses se enfrentaron en el Bernabéu, nada menos que el FC Barcelona contra el Real Madrid. Clásico de clásicos en la liga española. Era juego de liga no de Champion ni de la copita del rey…

Ese partido terminó 3-2 a favor el Barcelona, Y les juro, amigas y amigos - por lo menos los que aún están pacientemente leyendo este exceso de palabras- les aseguro que nunca antes vi un mejor partido de fútbol desde cualquier ángulo: goles, jugadas tácticas, remates, variantes..., un recital que merecería como cronista a Homero.

Los fans de ambos equipos se pusieron de pie y ovacionaron el final del partido. Creo que será la última vez que yo pueda ver lo que nunca había visto y oído: ovación mutua entre Madrid y Barcelona.

He podido ver varios partidos de la Copa FIFA de Brasil, algunos de ellos tan malos que son "para el olvido" de tan infumables, pero también hubo partidos bastante buenos.

Mas el colofón es éste: el torneo realmente mundial de fútbol se juega en Europa todos los años. Y no es algo que me guste. Me indigna, porque ello es producto de la injusticia que reina en este mundo oscuro. Es la realidad, pues.

Patria y Libertad 

*Marcio Vargas Aguilar

Periodista nicaragüense

Orden de la Independencia Cultural "Rubén Darío"

PLOMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total