Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 7 de julio de 2014

Ecuador: Bancos, banqueros y Estado

César Robalino, presidente de la Asociación de bancos privados de Ecuador, opuesto ¡qué raro! a que el Estado imponga regulaciones a la banca privada

ECUADOR: 
Bancos, banqueros y Estado
Juan J. Paz y Miño Cepeda

EL TELÉGRAFO - Primer Diario Público
Ecuador, lunes 07 de julio de 2014

Entre 1860-1927 solo hubo bancos privados en Ecuador. Existieron bancos comerciales, hipotecarios e individuales. Al comenzar el siglo XX solo cuatro (Comercial-Agrícola, del Ecuador, del Azuay, y Pichincha) tenían la facultad de emitir billetes respaldados en el “patrón oro”. También el Estado dependía de sus préstamos. Y desde 1914, cuando se suspendió la convertibilidad (canjear billetes por oro), los bancos hicieron emisiones monetarias sin respaldo.

Durante las primeras décadas del siglo XX, los banqueros dominaban la economía y la vida política del país. Existía un Estado-plutocrático. Hasta que llegó la Revolución Juliana, iniciada por el movimiento militar del 9 de julio de 1925, y cuyo ciclo, con dos Juntas Provisionales y desde 1926 el gobierno de Isidro Ayora, se extendió hasta 1931.

La primera Junta fiscalizó a los bancos, inició controles, multó al Pichincha y al Comercial-Agrícola, reguló la emisión, e intentó crear un Banco Central (BC). En Guayaquil, banqueros y periódicos clamaron contra semejante “estatismo”. En 1927, con el concurso de la Misión Kemmerer (EEUU), se fundaron el BC y la Superintendencia de Bancos. La emisión, el control de las reservas en oro, la fijación de la tasa de interés, del tipo de cambio y otras políticas monetarias quedaron en manos del BC.

La Revolución Juliana, cuyos 89 años son conmemorados por Ecuador, no solo inauguró la institucionalización de las primeras políticas sociales, sino que marcó, por primera vez, la intervención del Estado en la economía y, con ello, la imposición de los intereses nacionales sobre los bancarios.

Esa Revolución, que representó, además, la primera incursión de la izquierda en el poder, es, en mucho, antecesora de la Revolución Ciudadana. Como en la época juliana, la actual propuesta de un “Código Orgánico Monetario y Financiero” ha despertado el incendio entre banqueros y medios de comunicación ligados a sus intereses. Nuevamente se habla de “estatismo” y se advierte un futuro apocalíptico para Ecuador.

Pero en el mundo se impone, cada vez más, la necesidad de someter y regular al capital financiero, causante de tragedias económicas y sociales, particularmente durante las dos últimas décadas del siglo XX, cuando se impusieron en América Latina las desregulaciones neoliberales que debilitaron a los Estados.


Ecuador tiene, además, suficiente experiencia histórica, que determina la necesidad de que el Estado imponga regulaciones a la banca privada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total