Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 21 de junio de 2014

Ingredientes peligrosos: ¿el pan nos está enfermando?

Ingredientes peligrosos: ¿el pan nos está enfermando?
Nutrigps

21/06/14

El pan ha sido parte de nuestra alimentación desde tiempos bíblicos, sin embargo en los últimos años se ha convertido en uno de los alimentos menos saludables que invaden los pasillos de los supermercados. Recientemente Subway anunció que retiraría un ingrediente de sus panes (azodicarbonidamina) debido a que se hizo público que ese ingrediente es también utilizado para hacer tapetes de plástico (como los utilizados para hacer yoga) y la suela sintética de los zapatos entre otros productos.

Desgraciadamente este ingrediente NO es solo utilizado por la cadena Subway. Prácticamente todos los panes comerciales tienen ese y otros aditivos que dañan nuestra salud. Además de que utilizan la parte del trigo que tiene la menor nutrición y la mayor cantidad de gluten. Esto quizá esté ligado al creciente aumento de las alergias o intolerancias al gluten y la diabetes.

Para acelerar el proceso en la producción del pan se utilizan harinas con partículas extrafinas, a diferencia de cómo se producía el pan años atrás. Esas partículas se absorben tan rápido como el azúcar o el jarabe de maíz alto en fructosa, lo que ocasiona picos en los niveles de azúcar después de su consumo. Esto no ocurre con panes preparados con el método tradicional o de manera casera utilizando harina triturada en piedra.

Antes que el pan se hiciera de forma masiva por grandes empresas, el proceso podía tomar hasta 18 horas. Este proceso en el que la harina se fermenta ayuda a que el gluten sea más fácilmente digerido por los humanos – aún para aquellos que son sensibles al gluten. En la actualidad, gracias a que existen levaduras comerciales, los panaderos no necesitan esperar 18 horas a que el pan fermente. Ellos pueden producir cantidades masivas de pan en cuestión de minutos. No es de sorprender que en la actualidad 1 de cada 100 personas sufre de enfermedad celiaca y también una inmensa mayoría presenta síntomas de sensibilidad al gluten como son malestar estomacal, colitis, migraña, fatiga cuando consumen pan.

Y como si el abuso a la salud por la harina que se utiliza no fuera suficiente, los aditivos que se agregan en la preparación comercial del pan son una amenaza para la salud también. Ingredientes como la azodicarbonamida, el bromato de potasio, los colorantes y otros aditivos empleados se han visto ligados a enfermedades como alergias, asma, cáncer, esclerosis entre otras.

Otro punto importante es la cantidad de pan que ahora consumimos. Se cree erróneamente que la base de la alimentación son los cereales y panes por lo que el consumo de pan ha ido en aumento en proporciones desmedidas, cuando anteriormente solo se consumía cuando era preparado en casa o en ocasiones especiales. Si bien no podemos retroceder el tiempo, SI podemos decidir lo que ponemos en nuestra boca y la de nuestra familia. Aún es posible disfrutar del pan que tanto te gusta de manera saludable siguiendo unas simples recomendaciones:

1.-Consume pan de manera esporádica y prefiere consumir pan de granos enteros y masa madre (sourdough). Este tipo de pan es más fácil conseguirlo en una panadería tradicional que en las cadenas de supermercados. Normalmente no tiene etiqueta y dura solo un par de días ya que no tiene conservadores ni aditivos.

2.- Lee los ingredientes y asegúrate que el pan que consumes regularmente no contenga azucares y aditivos como colorantes y conservadores añadidos. Si tiene más de 5 ingredientes y además no puedes pronunciar o no entiendes lo que esos ingredientes significan lo más seguro es que no sean saludables. No lo consumas!

3.- Aprende a hacer pan casero no solo es muy sencillo es también mucho más económico y puedes estar seguro de la calidad de sus ingredientes. Hacer pan no es tan difícil como parece, puedes hacerlo de forma tradicional o bien usar una máquina para hacer pan en la que solo agregas los ingredientes y te despreocupas.


Aquí te dejo una receta de pan casero tan fácil de hacer que no querrás volver a comprar pan comercial jamás.

Ingredientes:

1 taza de agua tibia (el agua muy caliente puede matar a la levadura por lo que te recomiendo usar ¾ taza de agua caliente y ¼ taza de agua fría para garantizar que la temperatura no altere a la levadura)

1 Cda de Levadura activa

2 Cdas de miel

2? tazas de Harina o Harina para pan

1 cdita de sal

1 cda de aceite de oliva (o mantequilla derretida)

Instrucciones:

En una licuadora mezclar a velocidad baja y pulsando únicamente el agua, levadura y 1 cucharada de miel. Dejar reposar 5-10 minutos (* Puedes utilizar una batidora con el aditamento para el pan ej: Kitchen Aid aunque si no la tienes no importa)

- Después del reposo agregar sal, la otra cucharada de miel y el aceite de oliva y mezclar.

- Agregar el harina a la mezcla anterior, pero hacerlo poco a poco (1/4 de taza a la vez) y seguir pulsando con la licuadora o batidora hasta que esté todo combinado.

- En un recipiente tapado permitir que repose por 10 minutos.

- En una superficie enharinada amasar hasta formar un rectángulo en forma de pan.

- Poner en un molde de pan de 9x5 y dejar reposar en un lugar templado de 20 a 60 minutos, hasta que el pan este 1- 2 pulgadas por encima del molde.

- Precalentar el horno a 175ºC y hornear por 20-25 minutos o hasta que esté dorado.

- Permitir que se enfríe muy bien antes de cortarlo.

Ecoportal.net

Nutrigps

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total