Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 5 de abril de 2014

PROPIEDADES CURATIVAS DEL VINAGRE


"Descendiente del vino y de la cocina un amigo". Una vez más, el refranero popular define a la perfección un producto como el vinagre, que por su versatilidad, resulta un aliado para nuestras recetas: como condimento, conservante, en bebida, e incluso como cosmético.

Cinco mil años atrás, griegos y romanos ya lo explotaban. Desde entonces, se han derramado sus propiedades antisépticas y conservantes en la gastronomía del mundo entero. Y es que de la ingesta del vinagre -del latín "vinun acre", y del francés "vin aigre"-, se derivan varios beneficios: desde aliviar digestiones, hasta depurar y revitalizar nuestro organismo.

CONTRA EL ESTRÉS

No cabe duda: el estrés es el mayor flagelo a nivel individual. Esta terrible enfermedad, que tiene tantas formas de manifestarse, y que de hecho va mutando en una misma persona a lo largo del tiempo, adquiriendo nuevos síntomas cada vez que dominamos los anteriores, merece la mayor de las atenciones.

No se trata sólo de reducir el ritmo de trabajo, hacer terapia o ganar la lotería para alejarse del mundo y vivir feliz en una isla desierta. El estrés requiere una atención permanente y un trabajo diario.

La parte que el vinagre puede aportar es significativa, pero por supuesto que por sí sola no sirve. Combinada con otras medidas para enfrentar esta enfermedad, la forma de uso del vinagre es la siguiente:

En momentos en que la persona está sometida a grandes presiones, una de las cosas que puede hacer, es incluir en su dieta diaria, una comida muy simple, pero de virtudes maravillosas. Se trata de una ensalada de lechuga y arroz, aderezada con abundante vinagre de manzana, antes del almuerzo y de la cena, casi como un aperitivo. Y se debe combinar con la ingestión de un té sin cafeína, después de cada comida.

La acción combinada del vinagre y la lechuga, favorece la oxigenación de la sangre, despejando la mente y ayudando al descanso nocturno. El arroz absorbe los ácidos del vinagre. El té cumple una función relajante.


AYUDA A EVITAR QUE SE TAPEN LAS ARTERIAS

La acción del vinagre es muy útil para ayudar a prevenir la obstrucción de las arterias.

El calcio llega a la sangre en gran cantidad, cuando la persona tiene una dieta con muchas proteínas, y puede depositarse en toda pequeña escisión, o incluso heridas de las arterias. Se acumula allí, y se convierte así en una de las sustancias que obstruyen las arterias, como lo es también el colesterol. Con el tiempo, esta acumulación puede interferir con la normal circulación de la sangre. Esto puede derivar con el tiempo, en arteriosclerosis, una enfermedad que puede ser mortal.

La acción del vinagre, ayuda a disolver estos depósitos de calcio, gracias a los efectos de sus ácidos naturales y del potasio (lo cual hace también, que el calcio contenido en el vinagre, no termine depositado en las arterias, sino que sea mejor aprovechado por el organismo).

ESTIMULA LAS FUNCIONES DEL METABOLISMO

Tan cierto como que uno de los principales defensores de esta idea, es un Premio Nobel: el bioquímico germanobritánico Hans Adolph Krebs, quien recibió el premio en 1953, por su descubrimiento del ciclo del ácido cítrico en el cuerpo humano, y afirmó que sin ácido acético, el organismo no puede funcionar bien.

Una persona necesita aproximadamente 125 mililitros de ácido acético, para que los procesos de su metabolismo se cumplan apropiadamente. Sin esa presencia, se hace muy dificultosa la digestión de las grasas y los hidratos de carbono, y en general, se resiente todo el organismo. Por lo tanto, el vinagre, básicamente ácido acético, estimula el metabolismo humano, ayudando a la digestión, y a que el cuerpo absorba mejor los ácidos de la comida, facilitándole la tarea de convertir los carbohidratos (azúcares y almidones) en energía.

PREVIENE LA OSTEOPOROSIS

Este problema nace de una deficiencia de calcio en los huesos, que de esta forma se van tornando porosos y delgados, incrementándose la posibilidad de sufrir fracturas.

Una de las mejores maneras de ayudar a prevenir esta enfermedad, es el consumo de vinagre, que al ser fácil de digerir para el organismo, aporta mucho calcio, y además, ayuda al cuerpo a absorber el calcio de otros alimentos.

BENEFICIOSO PARA LAS CÉLULAS

Existen unas sustancias agresivas, conocidas como radicales libres, que atacan a las células. Entran al organismo simplemente cuando comemos, o al inhalar.
En términos químicos, los radicales libres tienen al menos un electrón disparejo en cada molécula. Para corregir esta deficiencia, las moléculas de los radicales libres, toman electrones de las células, convirtiéndolos en radicales libres. Esto inicia una reacción en cadena. El daño en la célula, es el primer paso de un largo, pero seguro camino, que puede tener consecuencias como envejecimiento prematuro, problemas en el sistema de inmunidad, cardíacos, e incluso cáncer.

Muchos estudios científicos, han demostrado que para contrarrestar los efectos de los radicales libres, son de excelente resultado los antioxidantes, como el beta-caroteno. Esta sustancia, una de las más poderosas entre los antioxidantes, tiene gran presencia en el vinagre. Además, el beta-caroteno presente en el vinagre, es de digestión mucho más simple que los de otras comidas. Una bebida basada en vinagre de sidra de manzana, por ejemplo, provee al organismo el beta-caroteno necesario para combatir los radicales libres. Y como una de las principales causas de éstos es un ambiente contaminado, es obvio que la vida en las grandes ciudades modernas, amerita el consumo de esta bebida como preventivo básico. Asimismo, debemos decir que el hígado, convierte al beta-caroteno en vitamina A, acrecentando sus beneficios (por esta razón, el beta-caroteno también es conocido como pro-vitamina A).

FAVORECE LA DIGESTIÓN

Así como favorece el metabolismo en general, el vinagre, con su sabor ácido, literalmente crea un fluir de líquido en la boca, una gran producción de saliva. ¿Cuál es la importancia de esto? La saliva tiene una muy importante función en el proceso de la digestión, aunque en general, esa importancia sea subestimada.

El trabajo de la saliva es licuificar los alimentos, para que sean mejor recibidos por el intestino. La saliva contiene amilasa, una enzima que acelera la ruptura de carbohidratos en bloques, llamados "azúcares simples". Y el intestino delgado, sólo puede absorber los carbohidratos en la forma de azúcares simples. La más importante de éstas, es la glucosa. Sin la glucosa, simplemente, no podemos vivir, porque ella provee la mayor parte de la energía para que el cuerpo funcione. Por esta razón también, es que se aconseja masticar lentamente y muchas veces, porque de esa manera se produce mayor cantidad de saliva, y se le hace un gran servicio al metabolismo.

Ingerir vinagre en forma de bebida, antes de comer pan, papas, arroz, harinas y cereales, ayuda al cuerpo a aprovechar de manera correcta los carbohidratos presentes en estos alimentos.

FAVORECE LOS RIÑONES Y LA VEJIGA

El consumo de vinagre, favorece el funcionamiento de riñones y vejiga, puesto que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Puede combatir inflamaciones intestinales, y ayuda a que el tracto urinario y su entorno, permanezcan libres de gérmenes.

También sirve para alejar la posibilidad de una dolencia conocida como pyelitis, en la cual células infectadas, generadas en la vejiga, se presentan en la orina.

RELACIÓN ENTRE EL CONSUMO DE VINAGRE Y LA REGULACIÓN DEL SUEÑO

El vinagre puede contribuir a esa regulación.

La fatiga crónica es la señal de alarma que nos avisa que tenemos problemas de sueño, y también el preámbulo a enfermedades derivadas de un mal descanso. Esto es más frecuente de lo que muchos suponen. Estudios recientes, señalan que cerca del 22% de las personas adultas, sufren trastornos del sueño, y fatigas derivadas de ello. Hay casos en que este trastorno alcanza un nivel importante, que requiere de tratamientos específicos, pero cuando se tienen recién los primeros síntomas, y antes de acudir rápidamente a fármacos narcóticos, es conveniente probar el aporte del vinagre de manzana. En este caso, debe usarse en un baño de inmersión. Al sumergirse durante al menos 20 minutos en agua, con una buena cantidad de vinagre de manzana, el cuerpo comienza a absorber el potasio del vinagre; esto, combinado con una adecuada relajación, propicia condiciones para un buen descanso.

OTROS BENEFICIOS

Desde siempre se ha utilizado el vinagre como desinfectante, ya que entre las principales virtudes que se le atribuyen, está la de antiséptico natural. Debido a su alto contenido en ácidos, es una sustancia muy usada a la hora de desinfectar heridas. Desde hace mucho tiempo, se ha venido utilizando en medicina para mejorar infecciones. Con el paso del tiempo, su uso se ha dejado de lado en estos campos, y simplemente ha pasado a ser utilizado en medicinas alternativas.

Al margen del uso medicinal que se suele dar al vinagre, debemos destacar todas sus propiedades antioxidantes, ya que contiene altas dosis, que nos ayudan a mantener las células protegidas del ataque de los radicales libres. Consumir vinagre nos ayudará a mantenernos jóvenes por más tiempo, además de evitar, de esta manera, enfermedades producidas por la oxidación celular. Pero no solamente se encarga de esto, sino que es destacable el papel que tiene como sustancia que mejora la digestión, en contra de lo que mucha gente cree, y es que ayuda a activar la secreción de jugos gástricos, que facilitan la digestión.

Entre las propiedades de esta sustancia, se destacan también los principios desintoxicantes del organismo, según los cuales, el vinagre es un potente diurético, que nos ayudará a eliminar los residuos que acumulamos día a día en el organismo. Por este motivo, se le han aplicado poderes adelgazantes, que no están del todo demostrados, sino que simplemente, es una buena forma de eliminar lo que nos sobra, aunque no es un quemante de grasas. Eso sí, su ingesta ayuda a expulsar las retenciones de líquidos.

Algunos estudios realizados sobre el vinagre, han demostrado que es un aliado para reducir los niveles de glucosa en la sangre, así como ayudar a disminuir la presión arterial, aunque no son datos concluyentes, pero se pueden tomar como referencia a la hora de saber en qué nos puede ayudar la ingesta de este alimento. Por estos motivos, debemos añadirlo a nuestra dieta, pues para todos aquellos que lo quieran, existen diferentes variedades. Eso sí, no es demasiado recomendable en personas que sufren úlceras gastrointestinales, debido a la cantidad de ácido que contiene.

También alivia los dolores de espalda. Estos dolores, muchas veces, son tan, pero tan intensos, que las personas que los sufren, deben interrumpir su actividad, y tenderse en el suelo boca arriba, con las rodillas flexionadas, hasta que el dolor pase. Pero con una tina de agua caliente y dos vasos de vinagre, este problema puede solucionarse. Con un relajante baño de 30 minutos en esta tina, nuestros músculos se relajarán, y el dolor de espalda se aliviará considerablemente, hasta desaparecer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total