Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 3 de octubre de 2013

El descubrimiento de Europa y los europeos el 12 de Octubre de 1492…

El descubrimiento de Europa y los europeos el 12 de Octubre de 1492…
Abel Posse*

El 12 de Octubre de 1492 fue descubierta Europa y los europeos por los animales y hombres de los reinos selváticos. Desde entonces fueron de desilusión en pena ante el paso de esos seres blanquiñosos, más fuertes por astucia que por don. Se les veía como una angustiada pero peligrosa congregación de expulsados del Paraíso, de la Unidad Primordial de la que ningún hombre o animal tiene porqué alejarse.

Los desembarcados eran ladrones, ambiciosos, mezquinos. Organizaban sus delirantes visiones del tiempo bajo el nombre Historia (una especie de metafísica pista de carreras).

Se manejaban con ese indiscutible coraje de quienes viven empujados por un miedo medular. Sus triunfos implicaban necesariamente la desdicha: manifestaban una rotunda incapacidad para comprender el equilibrio y el orden natural de las cosas. Cuando juntaban ananáes, por ejemplo, cortaban también los verdes, las crías, siguiendo rigurosos planes de acopiamiento que terminarían en colitis general. Cuando pescaban, no sabían distinguir a los dorados y paiches hembras en ciclo de desove. Si cazaban no ahorraban mono padre ni hembra preñada. Para admirar algún papagayo Arcoíris que encontraban silbando alegremente, no sabían sino levantar la ballesta y abatirlo para estudiarlo muerto, arruinado entre las botas y el fango. Alguno científico, dibujaba el cadáver.

Su dios y símbolo de lo sagrado eran dos leños cruzados que servían para clavar cuerpos: un instrumento de torturas.    

Los blanquiñosos estaban inclinados a sembrar una muerte, preventiva, y general. Todo les parecía amenaza, desde un huracán del Caribe hasta el paso de un niño indígena cantando por la senda del bosque. Sólo en la muerte (de los otros) creían encontrar la inmovilidad necesaria para su “Construcción”.

Los hombre y los animales selváticos (seguramente también las plantas) pronto comprendieron que los claros venían movidos por el signo de la depredación y de la angurria; que se manifestaba en un impulso de muerte asesina (no la muerte biológica, subsistencial, de las especies normales).

Pronto los despreciaron los jaguares y las confederaciones de monos. Fueron los primeros, después casi todos. Los mansísimos manatíes se sumergían al verlos porque cuando se ponían a cazarlos no mataban uno o dos para comer, como sería comprensible, sino 30 ó 40 porque alguien había dicho que era un buen negocio vender al por mayor el aceite en el Cuzco. Llegó a ser tan extrema la costumbre de estas gentes que los pájaros dejaron de cantar. Las multicolores bandadas huían negándoles alegría visual ante el primer asomo de ese olor a zorrino enviudado que despedía el grupo ibérico.

Sólo  buscaban complicidad con ellos los eternos traidores: los zopilotes y otros interesados comedores de carroña, algunos perros cimarrones buscando la domesticidad y los zorros inmorales. (Uno de estos se fue haciendo amigo de Lope y solía dejarle de regalo alguna becacina gorda o garzas que el Viejo hacia cocinar a la francesa. Se veía que el zorro preveía un no muy lejano  triunfo imperial de los blanquecinos.)

Eran incapaces de la paz, la tolerancia. ¿Porqué? Alguien, alguna vez, en sus tierras de constructividad, y de desdicha, les había dicho que no era posible ser sin hacer; y que no habíamos nacido para estar sino para hacernos el ser. Esta barbaridad, o filosofía, cuyos sombríos detalles los hombres indios no podían todavía comprender, se ponía de manifiesto en cada acto de los invasores.

Con increíble tenacidad fundaban lo que ellos mismos –inexplicablemente – llamarían “el valle de lágrimas”.


*Fragmento de “Daimón”, novela de Abel Posse. Véase UN ARCANO MAYOR. LE JUGEMENT DES MORTS, EL JUICIO DE LOS MUERTOS. EDITORIAL ARGOS VERGARA. S.A Impreso en España. 1981. pp. 28-30. El título y la transcripción son de Revista Libre Pensamiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total