Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 28 de octubre de 2016

CÓMO LAS CLASES DOMINANTES CONSTRUYEN NUESTRAS OPINIONES


"Si no estás alerta, los medios harán que ames al opresor y odies al oprimido"
CÓMO LAS CLASES DOMINANTES CONSTRUYEN NUESTRAS OPINIONES
POR ADAY QUESADA / CANARIAS SEMANAL

Cuenta Rubén Montedónico, en un artículo titulado "La derecha y su uso de los medios", que para los grandes medios de comunicación el posible "enemigo a vencer" lo constituyen aquellos que se oponen a sus proyectos, se movilizan para impedirlos o, simplemente, se resisten.

El frente de batalla de las clases dominantes no es, en este momento, la represión abierta, es decir, la actuación directa de la fuerza represiva pública. Ese frente lo mantienen en reserva para cuando sea imprescindiblemente necesario. Hoy, la gran batalla la libran con sus "mass media": sus televisiones, sus radios y sus periódicos.

En la década de los 60 y 70 del pasado siglo, la utilización de los medios coercitivos del Estado era lo prioritario. Eran las herramientas que utilizaban en la línea de confrontación. Es cierto, no obstante, que en la utilización de ambas metodologías, la de ayer y la de hoy, el resultado final es siempre el mismo: el aislamiento de los resistentes del resto de la sociedad.

Hay que reconocer que en pocas décadas el dominio de la técnica de la comunicación por parte de las clases dominantes ha tenido un sensible avance. Los "especialistas de la comunicación" se apoyan en la premisa de que "al enemigo se le vence conociéndolo". Ese es un objetivo que no lograban cumplir en su integridad las fuerzas represivas tradicionales.

Uno de los recursos más socorridos por las oligarquías dominantes para defender la aplicación del capitalismo y sus sucesivas modalidades consiste en difundir en la sociedad la ilusión de que los ciudadanos tienen derecho a múltiples opciones informativas. Y es cierto, por otra parte, que muchos de ellos están firmemente convencidos de que realmente están disfrutando de tal "pluralidad". Se trata, obviamente, de una visión quimérica y fantástica construida por las clases hegemónicas.

Lo que hoy domina en las sociedades que se rigen bajo el sistema capitalista es, precisamente, la concentración de la propiedad de los Medios. Ello sucede en todos los países, y en España de modo particular. Pero quizá el paradigma de tal concentración se encuentre en los Estados Unidos, donde sólo seis grupos empresariales - seis - detentan el control de todos los contenidos de la información. Esos conglomerados se llaman Viacom, Disney, Time Warner, General Electric, CBS y News Corporation, que dominanel 90% de los medios estadunidenses. Pero hay algo todavía más importante: la proyección de esas empresas sobre la comunicación mundial es casi total. Los medios europeos, y particularmente los españoles, se nutren fundamentalmente de la información que proporcionan.

Publicaciones tales como Financial Times, The Economist y Wall Street Journal son traducidas y reproducidas en todos los periódicos, radios y televisiones del planeta. Sus editoriales y artículos destacadados marcan la actualidad de la prensa y de los noticiarios televisivos del resto de los países capitalistas. Nuestros "tertulianos" , por ejemplo, se nutren de las informaciones e interpretaciones emitidas por esas compañías para luego realizar las "suyas" propias. Todo ese caudal informativo termina, finalmente, en el vertedero de la "opinión publicada", del cual se alimentará usted para construir " su propia" opinión, sobre los más diversos temas.

Posiblemente usted no conozca nada sobre la historia, la multietnia o los conflictos actuales por los que atraviesa Siria, pero la cadena de mensajes concatenados que acabamos de describir y que termina llegándole, le permitirá decir con la mayor soltura, por ejemplo, que "Al Assad es un dictador al que los demócratas de ese país están tratando de derrocar". Aunque ello pueda luego contrastar con su rechazo del yihadismo ultraconservador que pone bombas en Europa.

Nos tememos que para que usted pueda descubrir dónde se encuentra su paradójico posicionamiento tendrá que consultar, por su cuenta, algunos datos sobre Siria. Aunque ello le vaya a costar algún esfuerzo, valdrá la pena. Cuando descubra cual es el origen de sus actuales opiniones, se sentirá más libre. Por primera vez habrá logrado construir su propia opinión. Que no es poco.

http://canarias-semanal.org/not/19249/como-las-clases-dominantes-construyen-nuestras-opiniones/

1 comentario:

  1. Saludos...Lo que no dice el autor, es que no menciona que ese mísmo procedimiento, lo usa la izquierda y cualquier otro tipo de poder...Ese poder, no le reconoce ní siquiera el derecho a réplica...Ese poder, crea una "verdad" oficial y la difunde, como incuestionable y absoluta...Aparte de lo indicado, fabrica ingeniosamente, una y mil mentiras, para sacarse la culpa...Por eso, aunque sea muy cierto que la posibilidad del "márgen de error", de la máquina detectora de mentiras, es al menos una posibilidad de defensa, para quienes caen en desgracia, frente a los poderes, el cal, con una y mil argucias, se las va a sacar y condenarán a la víctima..

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total