Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 1 de septiembre de 2016

Necesidad de librar una batalla sostenida e inclaudicable contra la dominación ideológica

Imagen tomada de Kaos en la Red

Necesidad de librar una batalla sostenida e inclaudicable contra la dominación ideológica
Manuel Moncada Fonseca

 “Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante.”[1]

Es indudable que el sistema aplica todas sus herramientas ideológicas para inocular su pensamiento con mucha fuerza y profundidad. Tiene poder material y espiritual en demasía.

El individualismo, reinante hoy en muchas partes, es un azote derivado de la educación, en el más amplio sentido de la palabra, inculcada por los opresores del mundo actual. No se puede medir, pero evidentemente es de grandes dimensiones. Con ello, los explotadores convierten en cómplices suyos a buena parte de los seres humanos, atrapados en las redes de la ideología neoliberal que tiene en la competitividad su esencia y su impulso perenne. El asesinato de Rodolfo Illanes, un viceministro de Bolivia, a manos de un grupo de mineros, muestra con suma crudeza la penetración ideológica de trabajadores cooperativistas mineros por patrones que están afiliados a estas mismas organizaciones, de ahí la urgente necesidad de divorciar a estas fuerzas antagónicas entre sí.[2]

A la expansión de la ideología dominante contribuyen, sin duda, numerosas fuerzas que se autodenominan de izquierda pero actúan en consonancia con los derroteros del imperio. Ello incluye a los que, de manera particular, han abonado el terreno que alimenta la idea del fin de la historia, ahora presentada, en parte, como el fin del progresismo en Nuestra América. A esta concepción reaccionaria, García Linera opone el siguiente argumento “… cuando tú miras la historia por flujos y no por ciclos, reivindicas otra vez el papel del sujeto, de la persona, de la subjetividad, que no inventa el mundo como le da la gana, pero que ayuda a construir el mundo.”[3]

Al discurso dominante se le abonan hasta argumentos medioambientales. Por ejemplo, “para que todo pueda ser medido en unidades de CO2, todos los gases se traducen a la abstracción de “CO2 equivalente”, sin considerar si se trata de gases emitidos por una trasnacional minera que devasta ecosistemas y pueblos, por la quema de un bosque o el estiércol de algunos animales de un pastor.” Acá se igualan las responsabilidades del deterioro del medio ambiente culpando, prácticamente, a toda la humanidad. Lo cierto es que 70 por ciento de ésta “se alimenta de agricultura campesina y agroecológica, pescadores artesanales y huertas urbanas, que no son los que emiten gases de efecto invernadero.”[4]

La poca preocupación existente en torno a la formación político-ideológica de los pueblos también contribuye con la causa de sus enemigos. Así se explica que, en las condiciones de algunos países de Nuestra América, el mejoramiento de las condiciones de vida se traduzca en una mentalidad consumista en muchísima gente. El socialismo, asegura Frei Betto, socializó los bienes materiales, pero no los espirituales, al menos no en la medida suficiente, “porque un pequeño grupo podía tener sueños de cosas distintas que se podían hacer, y los demás los han tenido que aceptar”.[5]

García Linera aporta ahora esta idea fundamental: “Esta es una batalla perpetua, la lucha por las ideas, la lucha por el sentido común, que es el punto decisivo de la lucha política. Quien administra el sentido común monopoliza la política. Ellos buscan eso”.[6] No en vano Gramsci habla del sentido común dominante como el sentido común de las clases dominantes.[7]

A su vez, Tubal Páez Hernández trae a colación este gran aporte de Bolívar, quien dijo que “los pueblos son dominados más por la mentira que por la fuerza”; acotando, por su parte, este complemento esencial: “Y la mentira hace sus primeras y mayores presas entre aquellos que viven en la ignorancia.” En este sentido, anota que debe apoyarse a la gente a salir de la ignorancia con ideas que le permitan sortear los “productos mediáticos embrutecedores que acompañan la globalización depredadora.”[8]

Chomsky habla de los métodos que sirven al dominio de las mentes. De él destacamos, el método de “Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real.”[9] Los mundiales de fútbol, los campeonatos europeos por la copa, las telenovelas y muchísimas películas de Hollywood, son muestras fehacientes de ello. No en vano, Eduardo Galeano, sin oponerse para nada al juego de la pelota contemporáneo, advierte: "El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue".[10]

Hollywood y muchísimos otros medios occidentales, actuando en función del capitalismo global, limitan aspectos de la vida social, a escala local y global, por lo general a manifestaciones de lo individual, sin hacer referencia a lo colectivo y sistémico. En la pantalla, muestran “que los fenómenos sociales responden a iniciativas personales (…) abundan los ejemplos de héroes individuales o, a lo sumo, de grupos pequeños de personas capaces (…) de salvar al mundo, de enfrentarse y derrotar a ejércitos enteros. Las masas aparecen (…) siguiéndolos de modo irreflexivo, ciego e incondicional, guiadas por el simple entusiasmo mágico que les insuflan esos héroes supermánicos que (…) piensan, deciden y actúan en su nombre…” héroes que, para remate, son agentes de la CIA.[11]

El videoclip es de gran importancia para seducir a la juventud a favor del sistema dominante. Al respecto de este tema, en entrevista brindada a Salvador López Arnal, Jon E. Illescas responde, entre otras cosas, lo que sigue: “El videoclip dominante consigue el consenso cultural e ideológico por medio de la seducción audiovisual centrada en dos pilares: la música y el sexo. Y esos dos medios llevan al joven a naturalizar el orden capitalista como algo bueno. De este modo a los jóvenes este sistema no sólo les parece deseable sino el único posible. (…)”[12]

Otros método que acusa Chomsky es el de reforzar la autoculpabilidad.[13] En relación con esto, traemos a colación la labor del llamado Coaching. Con los programas en él basados se inculca a los trabajadores la aceptación acrítica, pasiva y resignada de su suerte en la empresa o en cualquier centro laboral; se orienta a que acepten, sin más, la precariedad laboral, el verse abandonados a su suerte. Se espera, así, que descarguen sobre sí mismos la responsabilidad por su destino. Es lo que Franz Hinkelammert sostiene sobre el capitalismo: “es, probablemente, el primer caso de un culto no expiante, sino culpabilizante”, convertido en una culpa universal”...[14]

Aun conformando una misma especie, los seres humanos somos muy diferentes unos de otros, tanto de una época a otra, como en cada época histórico-concreta. Empero, podemos sostener que, prácticamente, no existe nada negativo en el mundo de hoy que no sea contemplado como resultado de la acción humana en general, indiferenciada. Sostenemos inadmisible la tesis del hombre como ser violento por naturaleza.

La resistencia permanente al sistema debemos mantenerla siempre, por difícil que sea. La batalla de las ideas, acompañada por movilizaciones constantes, debe ser el centro de la misma. La claudicación es inadmisible. A golpistas como a Temer y a dictadores entreguistas como Macri no se les debe dar ninguna tregua; tampoco a payasos como el que preside la OEA impuesto por EEUU, quien  llama  a este país a intervenir contra Venezuela.

-----------------------------------
 [1] C. MARX Y F. ENGELS. FEUERBACH, OPOSICIÓN ENTRE LAS CONCEPCIONES MATERIALISTA E IDEALISTA. (CAPÍTULO DE LA IDEOLOGÍA ALEMANA). En C. MARX Y F. ENGELS. Obras Escogidas en tres tomos. T I. Editorial Progreso, Moscú. 1974. p. 41.
[2] Escuelanacionaldeformacion. “Es hora de separar a patrones de trabajadores dentro del cooperativismo minero”. http://escuelanacionaldeformacion.blogspot.com/2016/08/es-hora-de-separar-patrones-de.html
[3] Martin Granovsky. Entrevista con Álvaro García Linera: “Las transformaciones se dan por oleadas”. http://librepenicmoncjose.blogspot.com/2016/08/entrevista-con-alvaro-garcia-linera-las.html
[4] SILVIA RIBEIRO. LO QUE LOS MEDIOS OCULTAN CUANDO SOLO LE HABLAN DEL CAMBIO CLIMÁTICO. http://canarias-semanal.org/not/18911/lo-que-los-medios-ocultan-cuando-solo-le-hablan-del-cambio-climatico/
[5] Frei Betto: El descuido de la formación ideológica, causa de los retrocesos en gobiernos progresistas en América Latina. http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/01/30/frei-betto-el-descuido-de-la-formacion-ideologica-causa-de-los-retrocesos-en-gobiernos-progresistas-en-america-latina/
[6] Héctor Bernardo. García Linera: "Quien administra el sentido común monopoliza la política"
http://www.lahaine.org/garcia-linera-quien-administra-el
[7] Resúmenes de comunicación. Gramsci y el sentido común dominante. http://resumenesdecomunicacion.blogspot.com/2012/03/gramsci-sentido-comun-hegemonia.html
[8] Tubal Páez. “Bolívar dijo que los pueblos son dominados más por la mentira que por la fuerza”. http://www.voltairenet.org/article137310.html
[9] El Observatorio del tiempo. CHOMSKY: DECÁLOGO DE LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA. https://elobservatoriodeltiempo.wordpress.com/2011/10/09/chomsky-decalogo-de-la-manipulacion-mediatica/
[10] BBC Mundo. La pasión de Eduardo Galeano por el fútbol en 10 frases. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/04/150414_deportes_eduardo_galeano_futbol_pasion_jmp
[11] Manuel Moncada Fonseca. III. Hollywood, los medios y el sistema opresor exaltan lo individual, soslayan lo colectivo, lo humano. http://librepenicmoncjose.blogspot.com/2015/06/iii-hollywood-los-medios-y-el-sistema.html
[12] Salvador López Arnal. “El videoclip dominante consigue el consenso cultural e ideológico por medio de la seducción audiovisual centrada en dos pilares: la música y el sexo”
[13] El Observatorio del tiempo. Ob.cit.
[14] Manuel Moncada Fonseca. Reingeniería académica a gusto del Capital. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=117693

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total