Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

martes, 23 de agosto de 2016

LA HISTORIA DE UNA FOTO QUE NADIE SE ATREVIÓ A CONTARLE


Lunes, 22 de agosto de 2016

¿Quién es realmente el "fotógrafo" Mahmoud Raslan?
LA HISTORIA DE UNA FOTO QUE NADIE SE ATREVIÓ A CONTARLE
POR ADAY QUESADA 

CANARIAS SEMANAL

En el curso de estas últimas semanas la prensa occidental está tratando desesperadamente de poner en un primer plano de la política internacional a la guerra de Siria. Con ello se intenta paralizar los avances conseguidos por el ejército sirio sobre los grupos ultraconservadores financiados hasta ahora por Arabia Saudita, Turquía y los países occidentales afines a la OTAN (...).
---

El rápido desarrollo de los acontecimientos en Siria, claramente favorables al gobierno de Al Assad, ha puesto de nuevo en alerta a todo el consorcio mediático internacional.

En el curso de estas últimas semanas, la prensa occidental está tratando desesperadamente de poner en un primer plano de la política internacional a la guerra de Siria. Con ello se intenta paralizar los avances conseguidos por el ejército sirio sobre los grupos ultraconservadores financiados hasta ahora por Arabia Saudita, Turquía y los países occidentales afines a la OTAN.

Durante el transcurso de la guerra en Siria han muerto decenas de millares de niños. No es una novedad, aunque los medios occidentales durante los últimos años hayan situado las noticias al respecto en un segundísimo plano. Ha sucedido algo similar al silencio hermético que ha impedido que aparecieran noticias referentes a los degollamientos masivos de cristianos y clérigos católicos a manos de los yihadistas reaccionarios. Por cierto, que también el Vaticano y sus más altas jerarquías fueron cómplices en el pasado de ese cerrado silencio en torno a las sangrientas penalidades de sus hermanos en Cristo, hasta que el último Papa Francisco I se decidió a contar algunos aspectos -ni siquiera los más horripilantes- de la masacre de los católicos sirios durante los tres últimos años. Sólo través de los videos publicados en YouTube pudimos conocer las dimensiones verdaderas de ese holocausto.


UNA FOTO DE PRIMERA PLANA

Ahora, una nueva polémica se ha desencadenado en torno a la fotografía de un niño sirio cubierto de polvo y sangre. La foto en cuestión era una más de las miles de instantáneas impactantes, resultado de la enorme tragedia que ha tenido que sufrir el pueblo sirio por una guerra que le fue impuesta desde el exterior.

La fotografía de Omran Daqneesh, se hizo viral en las redes sociales convirtiendo a un confundido y desesperanzado infante en el símbolo de la tragedia humanitaria que socava las ilusiones del pueblo sirio. Los motivos que han provocado la enorme difusión de la fotografía están claros. El propósito es situar de nuevo en la picota al gobierno sirio, y de esa forma tratar de paralizar su exitosa ofensiva en contra los terroristas del Estado islámico.

¿QUIÉN EL EL FOTÓGRAFO?

Pero hay otro aspecto que no mucha gente ha tenido la oportunidad de conocer. ¿Quién es el autor de la desgarradora imagen?


Su nombre es Mahmoud Raslan. Personalmente se presenta como fotógrafo e, incluso, como "periodista". Sin embargo, usuarios de Twitter le han quitado la capucha. El tal Raslan podría tener estrechos nexos con rebeldes pertenecientes al grupo terrorista Harakat Nour al-Din al- Zenki, un grupo islamista que participa en el conflicto armado en Siria.

Una foto publicada en "Offguardian.org" recoge el momento en el que Mahmoud Raslan sonríe felizmente ante la cámara, mientras que a sus espaldas puede verse un tanque de guerra y un rebelde islámico. Igualmente una serie fotográfica publicada por la organización, muestra al "periodista" acompañado por miembros del grupo al- Zenki, vistiendo la misma camisa azul que tenía el día en que fotografió a Omran, el niño de Alepo. Esta agrupación de rebeldes sirios es responsable de la decapitación de Abdullah Tayseer un niño palestino el pasado mes de julio. (Ver la foto 1 a la izquierda) En aquella ocasión, tras la amenaza de Estados Unidos de retirar su apoyo logístico, los terroristas se justificaron diciendo que la víctima era en realidad un combatiente de una fracción del ejército del presidente sirio Bashar al- Assad.


No hay medio de comunicación visual, oral o escrito que no haya publicado en Occidente la fotografía del niño Omran Daqneesh. Desde el punto de vista profesional fue algo sorprendente, pues el documento fotográfico ni siquiera resultaba llamativo si se lo compara con los miles que ha generado la guerra en Siria. Pero de lo que sin embargo estamos seguros es que ninguno de ellos nos relatará la verdadera historia de la tragedia que ha sufrido el pueblo sirio, ni tampoco la biografía del "periodista" Mahmoud Raslan. Y es que así están las cosas.

http://canarias-semanal.org/not/18888/la-historia-de-una-foto-que-nadie-se-atrevio-a-contarle/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total