Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 19 de mayo de 2016

Mi amigo Marcio

Mi amigo Marcio
Por Silvio Mora

Marcio Vargas Aguilar se fue cuando él quiso. No se fue cuando la enfermedad quería. Le ganó por mucho tiempo la carrera al cáncer. Marcio vivió y creció entre hierba dulce y pastos salvajes. Fue hombre y periodista que pocos tienen su hoja de vida. Un talentoso escritor que dio primera plana a los medios de comunicación donde trabajó. Siempre respetó a sus compañeros de redacción. Tuvo una conducta normal, una conducta en regla. Sabía que en el mundo hombres y mujeres de éxito a diario cometen errores o tonterías. Siempre fue feliz, reía, reía a carcajadas, porque nunca fue mina antipersonal. Marcio siempre quiso ser un muchacho libre como el aire, quizás como vagabundo o como palomo tras una hoja seca. Una oración para vos, Marcio, aunque no llegaste a mi casa luego de concertar aquella cita en la llamada telefónica tuya a las 2 de la madrugada el 15 de abril de 2015. Un abrazo con calor fraterno a sus hijos Marcio y Carlos, y por supuesto a su compañera Ligia que le inyectó vida y amor.

Fraterno.

Silvio Mora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total