Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 23 de diciembre de 2015

BRINDO POR LA HERMANDAD Y LA JUSTICIA SOCIAL A ESCALA PLANETARIA

BRINDO POR LA HERMANDAD Y LA JUSTICIA SOCIAL A ESCALA PLANETARIA
Manuel Moncada Fonseca

Brindo en estos días festivos, a la espera activa de que ahuyentemos, lo mayormente posible, el consumismo y los valores del mercado, consustanciales al capital, mismo que, indeclinablemente:

Promueve la sensiblería y no la sensibilidad 

La competitividad y no la solidaridad 

La enemistad y no el acercamiento real entre naciones 

La egolatría y no el sentido de colectividad y hermandad 

El espectáculo malsano y no la sana distracción 

La hipocresía y no la franqueza

La manipulación de la verdad y no la verdad de los hechos

La falsa espiritualidad que lleva al individualismo y no la que eleva las cosas al plano del acercamiento real al prójimo 

La promoción de un mundo misántropo y no la de uno en el que no haya explotadores, ni explotados ni, por tanto, concentración de la riqueza en cada vez menos manos 

La guerra de todos contra todos y no el amor entre todos los seres de la naturaleza

¡Qué el Año Nuevo, con la lucha de los pueblos de por medio y el despertar de millones de personas atrapadas en las redes culturales enajenantes del inhumano sistema global imperante, signifique un paso firme a la paz digna y a la dicha aterrizada de toda la humanidad!

3 comentarios:

  1. Yo tambien brindo por un mundo Mejor, lleno de amor, de solidaridad de salud espiritual y corporal,de equidad social y economica así como respeto a la autodeterminacion de cada pueblo y sus tradiciones

    ResponderEliminar
  2. Me sumo al brindis, La fraternidad revolucionara debe edificar y promover la Justicia social, la solidaridad sin fronteras ni barreras, luchar contra todo antivalor de la sociedad de mercado.

    ResponderEliminar
  3. La verdadera libertad humana sin banderas, sin fronteras; la restauración y el respeto al ambiente; la conquista del espacio; la lucha acérrima contra las enfermedades; la restauración de la dignidad humana de las personas mayores y los ancianos; la verdadera paz social, sin guerras ni conflictos; la recuperación del tiempo de vida, para vivirla y no para estar encadenado a un puesto de trabajo para enriquecer a otros; la educación y la recreación garantizada para las nuevas generaciones; la verdadera igualdad humana, sin rastros de abolengos o castas sociales; el trabajo libre, según las preferencias y aspiraciones del individuo y la colectividad.... Todo eso solo será posible en la futura sociedad humana: La Navidad de la Humanidad.

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total