Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Tres poemas de Rosina Vlacárcel: BOLERO, Defiéndete de mí, amor mío y Hasta dónde Chan chan y Pachacámac


Tres poemas de Rosina Vlacárcel: BOLERO, Defiéndete de mí, amor mío y Hasta dónde Chan chan y Pachacámac

BOLERO
de Rosina Valcárcel

A mi amigo Marco Tulio Rotondo

No quito el ojo a la gente cuando danza
Más aún
Si son boleros de Iván Cruz y Pedrito Otiniano
Mis ojos corean esos pasos en el aire
Ese juego lento que envuelve
Ese fuego lento que halla su ritmo
Aquel varón baila en curva con tal compás
Y florece en el instante preciso
Y la hace
g
i
r
a
r
A su antojo
En todos los rincones del salón
Y entre las sedas orientales
Cautiva
El corazón
De su ángel incauta
Y Par
Quien canta y duerme en la mar.

( Lima, diciembre 2014)

Defiéndete de mí, amor mío
poema de Rosina

cuídate de la gitana con la copa llena
r.v.

Defiéndete de mí amor mío, de los gorriones en la tarde, cuídate de las nubes celestes en el desierto de Sechura y de la laguna artificial, vélate de la gitana con la copa llena, de la maga y su bola de cristal, de la luz de tu guitarra y que tu brazo que no se fragmente y célate de la flora del arcoíris de 5 sabores y de la sombra de mi sombra cuando cae la noche desgastada, cuídate del albor de una niña y cuídate de Alejandra, la poeta, la grande, ella misma es una prueba del delito, cuídate amigo mío, pero no tanto.

Hasta dónde Chan chan y Pachacámac
Diario de Rosina

Y quedamos en el piso entre flautas y guitarras
r.v.

Hasta dónde Chan chan y Pachacámac
Si ya nos batimos en las batallas
Indago los restos  el vuelo y las cenizas
Petrificados en mi efímera gloria
El resplandor fatigado de tus ojos ebrios
Y la muerte que acecha entre víboras grises
Dónde, adónde fueron los antepasados milenarios
Por qué el infortunio y la sequedad de nuestras momias
Esta ruina de hombre esta grave historia de mujer
Y de cactus y retamas y versos no dichos
Este amor que cae atado a dos gatos vivos
Y quedamos en el piso entre flautas y guitarras
Mi cabellera que se eleva entre cometas chinas
Y el viento la recibe y se la traga
Y desaparece Amor
Cabellos de obsidiana Trenzas indias
Antiguo rostro muchacho accidentado
¿Pura paja?
Y la noche que cae lenta y no me deja dormir
Cae el amanecer la tarde la noche las semanas
y los meses como piedras rodadas
Caen estaciones, meses, años, décadas
¿Por qué? Eres veloz belleza
Y caes al infinito del azar y eres mi ruina
Mi espejismo enfermo de claves y guijarros
Mi andar repetible / beber vino blanco en copas de cristal
Beber y viajar en secreto hacia el vacío


(Barranco, 15 diciembre 2014)

1 comentario:

  1. Sumamente agradecida a los compañeros de la Revista Libre Pensamiento. Hoy más que otras veces necesitaba de una alegría singular personal. Abrazos Manuel!!!
    El dolor físico se aguanta cuando hay dicha espiritual.

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total