Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 22 de diciembre de 2014

Toda acción contra los seres humanos debe ser repudiada sin remilgos, actuando con amor a la causa de la emancipación definitiva de los mismos

Toda acción contra los seres humanos debe ser repudiada sin remilgos,  actuando con amor a la causa de la emancipación definitiva de los mismos
Manuel Moncada Fonseca

Managua, 19 de Diciembre de 2014

Israel es, a todas luces, un estado abiertamente terrorista, genocida y usurpador de territorios ajenos. Está hecho a imagen y semejanza de Occidente; de su llamada civilización, mundo libre y un gran etcétera. 

Lo mismo debe afirmarse del nazismo y el facismo de Hitler y Musoline, respectivamente.

EEUU y la Unión Europea son también estados terroristas. Hablan de libertad, democracia y derechos humanos, de fe religiosa, etc. Mas, por doquier, hasta en sus propios territorios, por más que pretendan tapar el sol con un dedo (recurriendo a Hollywood, CNN, Univisión, BBC, El País... y a toda su porquería mediática, educativa, cultural y muchas más) pisotean todo ello. 

Odian a los pueblos porque la naturaleza de los opresores no conoce el amor; lo que hace de su condición humana algo muy dudoso o inexistente. A ellos, a los grandes creadores de la riqueza social de todos los tiempos, es decir, a los pueblos del planeta, los ven como máquinas, meros instrumentos o desechos. 

De hecho, son los padres no sólo del sionismo; sino también del fascista Poroshenko, del Estado Islámico, del México narcoestado y genocida y de innumerables monstruosidades...  

Han destruido naciones enteras (Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Libia y muchas otras) y pretenden seguir este curso perverso indefinidamente. 

Y ¡seamos claros! hay que frenarlos, si en verdad deseamos preservar la vida en el planeta... 

Ante su imposibilidad de aislar a Cuba y otras consideraciones (como la de las próximas elecciones generales en el territorio estadunidense que los demócratas necesitan ganar a toda costa), Obama se vio obligado a liberar a los 5 héroes cubanos y a declarar la posibilidad de normalizar sus relaciones con la isla. Sin embargo, como era de suponer, promete que seguirá brindando apoyo a la "sociedad civil" de la misma, valga decir, a sus mercenarios, calculando que, de esa forma, Cuba volverá a ser una colonia yanqui. 

¡Vanos e invariablemente pérfidos serán, como ya lo han sido por décadas y siglos enteros, sus cálculos futuros! 

Y mientras parece sonreírle a esta nación digna y mil veces heroica, criminaliza a Venezuela, la sanciona, la amenaza. 

Lo mismo hace con Rusia, China, Corea del Norte, Siria, Irán y otro conjunto de naciones que no se le arrodillan. 

Por razones semejantes, pretende torpedear los procesos de cambio radical en países que, al igual que Venezuela y Cuba, conforman parte del Alba, como Bolivia, Ecuador y Nicaragua. 

En función de este objetivo, utiliza a sus caballos de Troya tipo ONG, grupos de ambientalistas, ecologistas de viejo y nuevo cuño y, por increíble que pueda parecer, a no pocas agrupaciones de "izquierda". 

Por si fuera poco, permite que los sionistas rompan la tregua con Gaza y la bombardeen con la saña que, desde siempre, los ha caracterizado.

Es sencillo, a su entender, el mundo es "libre", sí y sólo sí, se le somete sin chistar.  

¿Dónde está la incivilizada, inescrupulosa, inculta y amanerada Europa, sea la republicana  o la ridículamente monárquica? Sometida servilmente a la voluntad yanqui, mientras reduce a sus pueblos a una condición crecientemente tercermundista. 

Entiéndase de una buena vez, el capitalismo sólo encierra ocupación de territorios, usurpación de riquezas ajenas, esclavitud y una amenaza real a la sobrevivencia del ser humano, probablemente el más frágil eslabón de los seres vivos. 

¿Se puede amar tanta mierda? ¿Se le debe designar con "educación", con "buenos modales"? 

En aras del amor a la vida, los pueblos necesitan desenvolver su odio sagrado; poseer determinación y desplegar toda su creatividad e inteligencia contra toda esta bazofia. Sólo así pueden estar en condiciones de resistir debidamente al sistema de libre explotación y brutalidad. 

Al enemigo no se le ama, se le combate. No hay recetas para ello. Pero se impone hacerlo. 

¡Felices pascuas para los devotos de convicción de la fe cristiana!

¡Feliz Año Nuevo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total