Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 28 de diciembre de 2014

PONENCIA DE PILAR ROCA LUGAR CHULUCANAS-PIURA EVENTO: XIII CONGRESO BAQUERIZO DEL GREMIO DE ESCRITORES DEL PERU


PONENCIA DE PILAR ROCA
LUGAR CHULUCANAS-PIURA
EVENTO: XIII  CONGRESO BAQUERIZO DEL GREMIO DE ESCRITORES DEL PERU
Pilar Roca


ASUNTO: Presentación del libro Venezuela bajo la Lupa: Conjurados y Proscritos

                
Agradezco la invitación del Gremio de escritores del Perú  y la acogida que nos da la Universidad  Católica Sedes Sapientiae  de Chulucanas-Piura,  para presentar en el marco del    XIII Encuentro de Escritores Manuel  Baquerizo, mi libro Venezuela  Bajo la Lupa: Conjurados y Proscritos.

Debo confesar mi propósito al escribir estas  328  páginas. He viajado a Venezuela, con motivo de las elecciones presidenciales, en dos oportunidades. La primera fue en el 2006. Se disputaban  la presidencia de la República el Sr. Manuel  Rosales y el Comandante Hugo Chávez, personalmente y por sorteo recalé en  la Isla Margarita con la misión de observar  las mencionadas justas electorales. La segunda vez, fue  por el  proceso disputado entre Henrique Capriles y el Comandante Hugo Chávez, y me   tocó en suerte Barinas. En  ambas contiendas salió electo por la voluntad popular   mayoritaria el Comandante Hugo Chávez. Personalmente doy fe que en los lugares donde asistí, en ambas oportunidades, el  acto electoral se realizó en forma prístina y sin complicaciones de ninguna especie. Más aún en Barinas,  en las mesas electorales que observé, el ganador fue Capriles y no hubo protesta alguna. Hago este preámbulo para informar al lector que hablo o escribo con conocimiento de causa, y no puedo acallar mis voz ante autoridades (parlamentarias peruanas) que con la mayor desfachatez y como si nosotros fuéramos  disminuidos mentales cuentan historias que la lógica rechaza, como aquella que 100 delegados internacionales fueron prácticamente secuestrados en un hotel de Caracas, no atreviéndose a salir de las instalaciones hoteleras porque los motociclistas “Chavistas” pistola al cinto se los impedían. Yo me pregunto ¿Esos delegados no tenían embajada que los protegiera, no solicitaron  un taxi y correr raudamente al aeropuerto para salir del secuestro o cuando regresaron a sus países no pudieron hacer un informe-denuncia? No nada de eso se hizo. Yo estuve en Caracas, Barinas e Isla Margarita y les puedo asegurar, que  en mis horas libres que fueron bastantes,   me moví por donde quise. Nadie me controló ni me impidió la salida del hotel y mucho menos ir de compras o a acompañar a alguna amiga a cambiar dólares o dejar recados enviados desde Lima. Creo que en el afán de defender  intereses personales o ajenos la Sra. Congresista no ha trepidado en faltar a la verdad.

La Televisión Peruana, sigue  instrucciones de quienes han perdido el control de la Cuenca del Orinoco y de  los que ya no pueden medrar de las utilidades de PDVSA. No es raro ver en  la llamada “caja boba” que no es tan boba programas  empeñados en desacreditar a Venezuela y formar una opinión  pública sesgada acorde a sus intereses. Los televidentes  recibimos información de parte (de una de ellas) porque los que sustentan  posiciones  ideológicas contrarias   no tienen acceso a las plataformas informativas y por lo tanto no podemos conocer su opinión. Esta razón  me mueve a tomar  como ejemplo, de la manipulación de la información,  lo que he llamado el caso Venezuela.

La tesis del libro es la siguiente: En el mundo, según datos de la encuestadora internacional Gallup,  el 3% de la población  posee  el 20% de los ingresos, para conservarlos es necesario  transmitir normas, valores, usos y costumbres, es decir, una ideología que justifique y reconozca su poder. Lógicamente que esta ideología debe ser aceptada por el resto de la población que además de manifestar su acuerdo debe  convalidar   y reconocer el poder de la clase dominante. ¿Cómo hacerlo? Se necesitan operadores que transmitan las ideas y que logren en el gran público su aceptación.

Las cadenas de televisión y sus plataformas informativas  son las encargadas de lograr  el reconocimiento que este 3% necesita. Ellas, cumpliendo sus instrucciones, se dedican a formar la opinión pública, que en este caso la definiremos como la posición que tomamos ante determinados acontecimientos.

Cabría preguntarnos ¿La opinión pública   que los ciudadanos nos formamos parte de bases objetivas? Por cierto que no. Las noticias son transmitidas en forma sesgada, muchas veces son verdades a medias y otras faltan a la verdad en defensa de determinados intereses. Así por ejemplo se dice que en Venezuela no hay papel higiénico, ni vino para las misas católicas pero no se nos informa que la salud es de carácter universal, gratuita y considerada como derecho humano, es decir todos de cualquier edad y condición socioeconómica tienen derecho a la atención médica ante cualquier enfermedad incluyendo la prevención, sin pagar  por ello un centavo. Tampoco se nos informa que la educación  desde el pre escolar hasta  los grados universitarios es totalmente gratuita y de calidad. Pongo estos ejemplos para que el lector tenga la oportunidad de  colocar en  la balanza las dos carencias esgrimidas y los dos derechos informados, solo conociendo la totalidad de la situación podremos, de acuerdo a nuestra manera de pensar, tener o formarnos nuestra propia opinión y actuar en consecuencia.

Voy a insistir un poco más con  el asunto de Venezuela. El lector se preguntará porque nuestros medios informativos manipulan y mal informan sobre Venezuela. Pienso fundamentalmente que se debe a la pérdida del control sobre  Cuenca del Orinoco donde se encuentra la mayor reserva de petróleo del mundo; al mal ejemplo que Venezuela provoca en  otros países al querer liberarse del Fondo monetario Internacional, Banco Mundial y crear el ALBA  para que nuestros países (América del Sur  fundamentalmente y algunos caribeños) comercialicen en términos justos (buenos acuerdos para todos) e incluso utilicen el sistema que desde el tawantinsuyo se aplicó en esta parte del continente: el trueque. Es decir dar  valor a los productos e intercambiarlos de acuerdo a las necesidades. Venezuela  es ahora la  chica mala, la niña malcriada que no se deja manipular o robar  y que recobra su dignidad, autoestima y soberanía, por ello el imperio quiere castigarla y desacreditarla. Necesita que las poblaciones del mundo estén de acuerdo y no solo sostengan sus planteamientos sino que los hagan suyos y los promuevan.

La pregunta que  se hará el lector, en este caso, es ¿Cómo operan los medios de comunicación para formar la opinión pública? Es importante  anotar  que  el libro solo menciona, por su importancia-  en tiempo modernos- , a la televisión  y que  dentro de los canales Televisivos peruanos se  ha escogido entre los que operan desde la ciudad de Lima y que tienen mayor sintonía y difusión   en el territorio patrio.

Las estaciones o canales televisivos, por decirlo de alguna manera, echan mano en forma  permanente a un grupo de personas, que por su adhesión  ideológica  u obsecuencia al medio  se convierten en sus operadores políticos o empresariales, aunque estos últimamente cada vez aparecen menos. Al  sintonizar  en  un canal de televisión los llamados programas de opinión encontramos por un lado que los analistas u opinadores además de ser siempre los mismos (no pasan  aproximadamente de ocho) están íntimamente ligados a los partidos o movimientos políticos de derecha o ultraderecha (militancia o simpatía partidaria); y por otro lado que los entrevistadores, contrariamente a la creencia popular, en su mayoría no son  periodistas de profesión, aunque algunos  ostentan estudios  de maestría en algún aspecto de las comunicaciones. Lo que es cierto a no dudarlo es la total coincidencia, en los aspectos ideológicos y en la defensa del sistema, entre  los conductores o entrevistadores de un programa y los entrevistados.

Conjurados y Proscritos

Venezuela bajo la lupa nos habla de Conjurados y proscritos. El lector se preguntará ¿Quiénes son unos y quiénes son los otros?

Los Conjurados

Los conjurados, en este caso, son aquellos que se han juramentado intrínsecamente para defender al  imperante  sistema capitalista  y  al empoderamiento de ese tres por ciento. La pregunta es ¿Por convicción? En  la mayoría de  los casos pienso que sí, porque ellos  son dueños de una mentalidad individualista poco solidaria  y solo se interesan por el bienestar personal y cuando mucho por el de sus familiares y algunos amigos. Hablan en nombre del pueblo tratando de convencer a los sectores populares  que su línea es la correcta y  la única solución a los problemas del hambre, la miseria, cambio climático hasta de  la inseguridad ciudadana. Ellos transmiten a la opinión pública que lo importante es el éxito (léase tener mucho dinero) y para ello no hay que reparar en nada, todo es válido aunque este ascenso implique pisar, chancar  o encaramarnos encima de nuestro compañero de carpeta o trabajo, quitarle la novia a un hijo, encarcelar a nuestra propia madre o prostituir a nuestros hijos.  Los medios que utilicemos no importan el resultado es  lo valorado. Los valores de solidaridad, respeto, honradez han pasado para ellos a ser práctica de fracasados. El tema de la utilización de la inversión de valores es tan fuerte que cuando un  gobierno como el de Venezuela reparte la renta petrolera (que antes  se distribuía  entre un pequeño grupo de personas) en programas sociales amplios y de liberación al pueblo, ojo no asistencialistas  como los que tenemos en Perú, le llaman populistas y se empeñan en hacer creer, a los ciudadanos peruanos,  que si se dan casas, salud,  y educación al pueblo el país  se vendrá abajo es decir  se producirá la quiebra total. Los conjurados  defienden los intereses de una capa  social minoritaria  y salen a la televisión para difundir sus ideas y evitar los cambios sociales.

Los conjurados  se muestran a través de  cuatro entrevistas “tipo” (Se diferencian entre ellas en la forma pero no en el fondo) difundidas por la televisión peruana.

En  el punto 1 Ficha técnica se precisa el medio televisivo, hora y programa así  como el nombre de los entrevistadores o conductores, entrevistados y tema concertado. 

En el punto 2 Referencias de los participantes  se  presenta  una breve referencia de los entrevistadores y entrevistados, con el fin que el lector tenga  un mayor conocimiento del perfil profesional  y político de los personajes que conducen o participan  en las entrevistas.

En el punto 3  La Entrevista, en primer lugar se transcriben  las preguntas  y respuestas vertidas para luego hacer una descodificación, lo más objetiva posible, de lo dicho. Se inicia  el  proceso descodificador  con la palabra  “Al Decir”, lo que  permite al lector comparar lo señalado  con lo dicho exactamente. Al final de algunas respuestas o preguntas aparece el concepto  Eje Transversal  que señala los temas no planteados inicialmente que han sido  introducidos, con el propósito de sustentar sus tesis, durante el desarrollo de la  entrevista  por  alguno de los participantes.

En el punto  4 Temas planteados, se hace  una precisión del tema planteado y de los aspectos abordados.

En el punto 5  Ejes transversales,  Se hace una relación de los asuntos, que no han sido planteados en la agenda inicial  pero han sido expuestos.
  
En el punto 6 Análisis y apreciaciones de la entrevista, se analiza la forma (en cada entrevista varía), la presentación  y el  cuerpo de la entrevista. Dentro de este último se analiza desde el punto de vista ideológico y comunicacional las posiciones de los conductores y entrevistados

Los  Proscritos

Para efectos del libro son todos aquellos que tienen ideas diferentes a la nomenclatura que sustenta el sistema y por tanto no son invitados, salvo ligeras excepciones y en circunstancias específicas, a exponer  su parecer o ideas en los medios de comunicación sobre todo en la televisión.

De la lectura del libro el lector  podrá coludir que la verdadera libertad de prensa, en nuestro país, no existe. En el Perú , como en muchos países del mundo, tenemos libertad de empresa , para  garantizar la continuidad del sistema,  mas no libertad de  prensa pues todo aquel que disiente  de los principios ideológicos que sustentan   el neo liberalismo no encuentra tribuna mediática importante (medios cuya sintonía y difusión sea   masiva y a nivel nacional) para expresarse.

Los proscritos  (amigos o militantes de los  movimientos, grupos o partidos de izquierda) encuentran en este trabajo un medio o tribuna  para poder opinar. Se debe informar al lector qué se ha preguntado, a los proscritos, sobre los temas tratados por los conjurados en los espacios de la televisión. Lógicamente que  las posiciones son diametralmente opuestas. Así por ejemplo el excanciller Tudela  manifiesta  en el programa de la Sra. Cecilia Valenzuela  “Mira quién habla” en el segmento “ El Mundo con Tudela” … Porque naturalmente quienes dirigen la cancillería están uncidos  con el yugo muy pesado al carro de UNASUR, que es este organismo virtual creado por Chávez, creado por Lula, creado por los Castro para convalidar hacia el futuro situaciones como las que están ocurriendo hoy, no tiene otra finalidad, la única finalidad es convalidarse ellos mismos. Los proscritos difieren totalmente de las expresiones vertidas por Tudela.

¿Quiénes son los proscritos?

A continuación presentamos  al lector el nombre de los proscritos y  de sus artículos:

Winston Orillo Ledesma “Terrorismo Mediático”

Héctor Béjar Rivera “Populismo y gobierno demagógico”

Manuel Castillo Cabrera “La derecha peruana contra Nicolás Maduro”

Gustavo Espinoza  Montesinos “La derecha peruana cierra filas”

Tany Valer Lopera “El capital no tiene fronteras”

Álvaro Vidal Rivadeneyra “Salud para los pobres”

Olmedo Auris Melgar “Venezuela respeta la libertad sindical”

Renán Raffo Muñoz “Sindicatos: otro mundo es posible”

Jaime Lastra Domínguez “Nicolás Maduro: obrero en el poder”

Dante Castro Arrasco “Sin castas ni colores”

Víctor Oliva Miguel “UNESCO: Venezuela territorio libre de analfabetismo”

Jorge Manco Zaconetti “Las grandes petroleras son estatales”

Martín Guerra “Venezuela: ciudadanos de pleno derecho”

Julio Castro Gómez “Salud: derecho humano no negociable”

César Lévano  La Rosa “El antichavismo: profesión de fe de la derecha”

Marco Arana Zegarra “El pueblo venezolano debe decidir su futuro”

Marisa Glave Remy “No todos los izquierdistas tienen militancia partidaria”

Carmela Sifuentes Hinostroza “En Venezuela: jubilación para las amas de casa”

Hamer Villena Zúñiga “Educación gratuita y de calidad”

Cesar Barreda Bazán “Ser chavista es un mérito”

Rolando Breña Pantoja ”Capriles: el alfil más importante de Estados Unidos”

Genaro Ledesma Izquieta “Entre compadres se entienden: Pérez y García”

El libro termina con Quién es quién, referencia de  cada uno de los proscritos, para que el lector  se informe de su  trayectoria, política, académica y social. La autora considera  que la opinión pública es válida siempre y cuando el telespectador esté debidamente informado, lamentablemente en el Perú y otros países, las cadenas televisivas y sus diferentes plataformas informativas, nos filtran las llamadas “noticias” de tal manera que solo tenemos el referente que ellas desean que tengamos y nuestra opinión coincide con sus intereses
_________

Cortesía de Winston Orrillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total