Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Madiba, Tata, Mandela... A un año de la muerte del último gran héroe del siglo XX

Madiba, Tata, Mandela... A un año de la  muerte del último gran
héroe del siglo XX
Antonio J. Martínez Fuentes

"Donde quiera que haya pobreza y enfermedad, donde quiera que los seres humanos estén siendo oprimidos, hay trabajo por hacer. Después de 90 años de vida, es tiempo de que nuevas manos emprendan la tarea. Ahora está en vuestras manos". La frase de Nelson Mandela, dirigida a las miles de personas que se juntaron en el Hyde Park de Londres, en junio de 2008, para celebrar sus 90 años, refleja bien el legado de vida de Madiba. Una vida dedicada a la lucha contra las diferencias sociales, por la vida humana.

Escribir sobre Mandela, hablar sobre las cosas más importantes realizadas por él es tarea difícil, su vida está repleta de luchas y sacrificios. "Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificar todo por la libertad de su pueblo”, palabras proferidas por un hombre que fue detenido, injustamente, durante 27 años, debido a su lucha contra la segregación racial en África del Sur.

Sus sacrificios fueron por el pueblo africano, pero son ejemplos de lucha para todos. "Como líder mundial, que se negó a aceptar la injusticia, el coraje de Nelson Mandela contribuyó para cambiar todo nuestro mundo. Su muerte dejó un enorme vacío, no sólo en África del Sur, sino en todo el mundo”

"Impresionaba, este hombre tan excepcional (…). Literalmente, al verlo y oírlo hablar, era posible sentirse en la presencia de una persona muy relevante (…). Tenía un rostro encantador y, cuando hablaba con uno, era posible sentir que la persona más importante del momento era justamente uno y no él”.

Tata,  otro apodo cariñoso de Mandela, fue la "Figura inmensurable, tuvo la capacidad de estremecer como nunca a su país y deja como legado un ejemplo internacional de dimensiones extraordinarias (...). Mandela tenía, entre otras virtudes, la capacidad de hacer cierta la palabra llevada al pie de la letra”.  Tata será recordado en la eternidad por su lucha contra el apartheid y a favor de los derechos humanos.

En 1993, Nelson Mandela recibió, conjuntamente con Frederik Willem de Klerk, su antecesor en la presidencia y vice en su mandato, el premio Nobel de la Paz, por la lucha contra el Apartheid en África del Sur. En la ocasión de la entrega del premio, Mandela dijo: "El valor de este premio que compartimos será y debe ser medido por la alegre paz que logramos, porque la humanidad común, que une a negros y blancos en una sola raza humana, habría dicho a cada uno de nosotros que debemos vivir como los niños del paraíso".

Después de largos años de lucha contra la segregación racial, el 19 de mayo de 1994, Mandela fue electo primer presidente democrático sudafricano. Su elección fue un marco divisorio en la historia del país, que salió del régimen draconiano para ir hacia la democracia plena, eligiendo al primer gobernante negro; "su gobierno sería para reconciliar a oprimidos y opresores, unos con los otros y consigo mismos”, dijo él.

Uno de los momentos más emocionantes de esa reconciliación ocurrió en 1995, en la final del Mundial de Rugby, evento en el que África del Sur participaba después de años de suspensión debido al Apartheid. Deporte popular entre los blancos, el Rugby no era espacio para los negros, que se dedicaban al fútbol. Los sudafricanos estaban en la final, pero eran considerados perdedores ante los poderosos neozelandeses. Sin embargo, África del Sur ganó el partido y el trofeo fue entregado por Mandela. La escena del presidente negro entregando la copa de campeón al capitán blanco entró en la historia.

Como ex-presidente, Madiba, como fue llamado cariñosamente por el pueblo sudafricano, continuó su legado de luchas contra las desigualdades y por la paz. En 1999, asumió el papel de mediador en el proceso de paz en Burundi, donde se temía un sangriento conflicto armado. Mandela dio más visibilidad internacional a las negociaciones y consiguió que, en el 2000, se firmara un acuerdo de paz. Una de las mayores habilidades de Mandela era su carácter ponderado y apaciguador, que le permitía mantener juntos a varios sectores antagónicos. "Si uno o dos animales se alejan, usted va y los trae de vuelta al rebaño; ésa es una importante lección en política”.

En sus últimos años de vida, Mandela se alejó de la vida pública y se quedó más cerca de la familia. En 2007, fundó The Elders (los ancianos, en inglés), un grupo de líderes mundiales que se reúne en torno de una agenda humanitaria y de promoción de la paz.

Nelson Mandela fue el último gran héroe vivo del siglo XX. Entró a la historia al lado de personalidades como Gandhi y Martin Luther King Jr., que creían que la igualdad era un sueño posible. Con una diferencia: Mandela tuvo la oportunidad de vivir el tiempo suficiente como para experimentar el ejercicio del poder y sentir el placer de cambiar los rumbos de la historia.
- - - - - - - -

*Antonio J. Martínez Fuentes.

Pdte. Sociedad Cubana de Antropología Biológica
 
"Fundamento de la ciencia es la buena fe así como la ecuanimidad y la verdad."
Ex-Libris de Luís Montané y Dardé

"Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud.."
José Martí


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total