Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 30 de octubre de 2014

Política Internacional de los países del ALBA en la ONU

Política Internacional de los países del  ALBA en la ONU
Manuel Espinoza J.

Solemos preguntarnos qué tipo de intereses nos mueven alrededor del proyecto regional del ALBA. Es más muchos lo validan solo por el tema energético del petróleo proveniente de Venezuela, o como un simple grupo de pequeños países, que no simpatizan con los EE.UU. Desde luego, el simplismo y los simplistas no profundizan  en ejercicios analíticos que les permitan entender con mayor acierto los verdaderos intereses alrededor de muchos temas que nos unen.

Es más en las universidades nos empreñamos en seguir enseñando el mundo de las teorías de las relaciones internacionales con manuales españoles o estadounidenses ejemplificándolas en términos de conveniencia a la cultura occidental y no a la nuestra; aquella que proviene del Sur. Seguimos enseñando relaciones internacionales en términos de Poder, del realismo y la interdependencia y no en términos apropiados a nuestro enfoque anti-dependentista que viene del Norte.

Según reza el paradigma de la dependencia en las relaciones internacionales, las
naciones pobres del sur proveen a las naciones ricas de sus recursos naturales, su mano de obra barata y un destino ideal para la tecnología obsoleta. Las naciones ricas buscan perpetuar el estado de dependencia por múltiples razones. Las naciones ricas buscan eliminar cualquier intento de las naciones dependientes de resistir su influencia, mediante sanciones económicas o el uso de fuerza militar. Pero esa teoría debe de analizarse con la corriente de pensamiento actual desde el SUR.

La reciente Asamblea General de la ONU, de septiembre, arrojó el criterio analizar una serie de temas, de enorme complejidad internacional y regional, a la luz de los discursos de los diferentes representantes de los países que conforma el ALBA.

Entre los temas que unen a nuestros países de manera unánime están:

La unidad política latinoamericana y del Caribe; el fin del Bloqueo a Cuba; la Reinvención de la ONU (propuesta surgida de Nicaragua desde hace años); el cumplimiento a los Retos del Milenio (Nicaragua ha cumplido exitosamente y ha sido felicitada por todas las agencias de la ONU); el cambio Climático; la situación en el Medio Oriente (sobresaliendo la condena a Israel y el reconocimiento del Estado Palestino de una vez, por todas.

Están de igual forma:

La situación en Siria y Ucraina en función de las guerras injustas realizadas por Occidente y su brazo armado la OTAN; el respeto al Derecho internacional y una paz justa.

Otros temas principales que, en su gran mayoría, invitan al consenso son:

La necesidad de nuevos pilares de la estructura financiera global en la cara de los BRICS; el rechazo a las políticas empobrecedoras y de saqueo total, por ejemplo, con los famosos fondos buitres en contra de Argentina. Así como políticas colonialistas como el arrebato de las islas Malvinas a Argentina por parte de Gran Bretaña.

La descolonización de Puerto Rico.

La privatización del Agua, los emporios mediáticos, que promueven la desestabilización interna  y otros que van desde la lucha por el progreso y en contra de la extrema pobreza, hasta la esclavitud.

Esta es la realidad internacional que nos mueve y nos une como naciones latinoamericanas aliadas por los ideales de Bolívar y Sandino y aplicados a la política internacional de los países del ALBA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total