Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 20 de junio de 2014

Aquí no es la Península Coreana de la década de 1950

Aquí no es la Península Coreana de 
la década de 1950


Los ejercicios bélicos anti-República Popular Democrática de Corea, librados incesantemente durante más de 60 años por Estados Unidos y los títeres surcoreanos, tienen la dimensión más grande del mundo y el carácter más peligroso.

Después de firmado el Acuerdo de Armisticio de Corea hasta la fecha, EE.UU. y los títeres surcoreanos libraron en suelo surcoreano los ejercicios bélicos de toda índole en más de 18 mil ocasiones.

Los ejercicios bélicos conjuntos EE.UU.-Sur de Corea son las guerras de prueba contra la RPDC.

La RPDC no es el único blanco de los belicistas norteamericanos.

Los ejercicios bélicos, que se libran fanáticamente en el suelo surcoreano y su contorno revistiendo el carácter más provocativo y agresivo, son resultados de la estrategia norteamericana de dar importancia a la región de Asia-Pacífico.

La esencia de la política hostil norteamericana a la RPDC es la guerra.

El pueblo coreano no suplica la paz ni teme a la guerra.

La RPDC tiene la experiencia de haber triunfado en el siglo pasado, cuando llevaba pocos años desde su fundación, en la guerra contra las fuerzas agresoras multinacionales inclusive el imperialismo norteamericano, 15 países satélites, el ejército títere surcoreano y los militaristas japoneses.

Ahora el fuerte disuasivo nuclear de la RPDC defiende con firmeza el cielo, la tierra y el mar de la patria.

Nadie puede repetir nunca más la historia trágica en que nuestra patria era manzana de la pugna entre las potencias.

Si EE.UU. recurre a la violencia militar contra la RPDC, se hará añicos el "mito" de la "superpotencia".

EE.UU. debe parar de inmediato los ejercicios bélicos teniendo presente que la Península Coreana no es aquella de la década de 1950.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total