Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 26 de mayo de 2014

México, un país fácil de dominar: Robert Lansing

Neoliberales


Regeneración. Mayo 25, 2014 México.- El largo proceso de reformas políticas, económicas y sociales que se han instaurado en los últimos 30 años, desde el fraude de Carlos Salinas de Gortari hasta la compra de la presidencia para Enrique Peña Nieto, son la causa principal del actual desastre económico y social del país.


El neoliberalismo comienza a incrustarse en nuestro país desde el gobierno de Miguel de la Madrid pero es con el fraude electoral de 1988, con Carlos Salinas de Gortari, que la corriente capitalista comienza a tener forma de gobierno.

El PRI y el PAN han formado importantes alianzas estratégicas a largo plazo, panistas y priistas impulsaron la privatización de la banca y las reformas al artículo 27 constitucional en materia agraria para hacer del ejido propiedad privada con posibilidad de venta, elaboraron la reforma educativa para transformarla en un negocio de escuelas privadas! Incluso queriendo privatizar la UNAM. Durante los últimos 12 años panistas, Vicente Fox y Felipe Calderón, sacaron ganancia de Pemex, otorgando contratos compartidos de exploración. A su regreso como gobierno, el PRI salinista hizo en un año lo que los panistas no pudieron hacer, salvo robar como nunca antes, también reformaron los artículos 25, 26 y 28 de la Constitución para privatizar la extracción del petróleo y gas bajo la promesa de modernizar la paraestatal y bajar los precios de la gasolina y la luz.


Foto: especial regeneracion.mx

Casi un siglo después, en un discurso de Robert Lansing, que al término de la Revolución Mexicana dijo lo que el gobierno de Estados Unidos debería hacer con México para eliminar la “amenaza del empoderamiento popular”, comienza a tener sentido:

“México es un país extraordinario, fácil de dominar porque basta con controlar un sólo hombre: el presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la presidencia a un ciudadano americano ya que esto llevaría otra vez a la guerra.

“La solución necesita más tiempo: debemos abrir a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida [norte] americano, en nuestros valores y el respeto al liderazgo de Estados Unidos.

“Con el tiempo esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes, finalmente se adueñarán de la presidencia; entonces, sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos. /Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros.”

Robert Lansing, secretario de Estado norteamericano en la administración de Woodrow Wilson 1915-1920

El gobierno de Enrique Peña Nieto, el PRI, el PAN y sus aliados privados, nacionales y extranjeros, han lanzado una campaña para convencer a los mexicanos de las bondades de la reforma energética. Sin embargo, no hablan una palabra del tráfico de influencias y de la corrupción que aquejan a Pemex.

Las empresas petroleras extranjeras que pretenden apoderarse del petróleo y el gas de México, tienen buenos aliados en nuestro país. Además de Peña Nieto y su gabinete, hay exfuncionarios públicos, antiguos directores de Pemex, titulares de Hacienda y de Energía de los gobiernos de Salinas, Zedillo, Fox y Calderón, que trabajan para las trasnacionales y bancos de inversión en negocios del sector energético.

Ellos impulsan y cabildean a favor de la reforma de los artículos 27 y 28 constitucionales, de la apertura total del sector y de la venta de activos de Pemex.

Las empresas petroleras extranjeras en las que trabajan exfuncionarios mexicanos del PRI y del PAN, están metidas hasta la médula en las labores de Pemex y de CFE. Aprovechando sus relaciones como servidores públicos, fueron contratados por empresas privadas del sector petrolero y energético. Estos personajes cabildean y acuerdan licitaciones y contratos de Pemex y CFE a modo. Tienen contactos en áreas estratégicas del sector energético.

Los nombres de exdirectores de Pemex y exsecretarios de Energía como Jesús Reyes Heroles y Luis Ramírez Corzo, Georgina Kessel, Juan José Suárez Coppel, así como de Pedro Aspe Armella, aparecen en informes del mercado energético como “nuevos agentes financieros” y “jugadores clave” en la “apertura” del sector a la inversión extranjera.

Son cabilderos con información privilegiada, socios de empresas, empleados de trasnacionales y traficantes de influencias que logran contratos y licitaciones a modo para que se los otorguen a las empresas extranjeras para las que trabajan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total