Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 17 de noviembre de 2013

Un programa de izquierda debe considerar que la crisis es del sistema


Un programa de izquierda debe considerar que la crisis es del sistema
Rómulo Pardo Silva


Toda propuesta política local tiene que incorporar la situación global actual-futura.

En general no se hace y el discurso es para  revolucionar un presente injusto pero sostenible.

Una amenaza de la civilización capitalista es la crisis energética.

Menor disponibilidad de energía significa menos producción, consumo, empleo; inestabilidad social y política. Y el hecho es que se agotarán en algún momento el petróleo, el gas, el carbón, los minerales radiactivos.

Estados Unidos está optimista porque el fracking le permitiría superar a Arabia Saudita como principal productor de petróleo en 2016; Obama anuncia energía propia para cien años. Sin embargo la Agencia Internacional de energía estima que ya en el 2020 habrá pasado su mejor momento y volverá el dominio de Medio Oriente.

Ante esto el progresismo confía y propugna la energía renovable. Un artículo de Tara Lohan se refiere a qué debe hacerse. [*] 
“En 2009 [Mark Z] Jacobson y Mark A. Delucchi… publicaron un artículo… describiendo un plan para alimentar 100% de la energía del mundo (para todos los fines) utilizando tecnologías eólicas, marinas y solares (EMS). Su lista de tecnologías aceptables incluye diferentes tipos de energía solar, turbinas de viento en tierra y offshore, geotérmicas, mareomotrices e hidráulicas. Sin plantas nucleares, sin gas natural, sin etanol – solo las energías verdaderamente renovables.

Su plan, que suministraría energía para todo –transporte, calentamiento/enfriamiento, electricidad, e industria– tendría un 51% de energía proveniente del viento, específicamente 3,8 millones de turbinas de viento de 5 megavatios… 

La siguiente gran fuente de energía es solar –un 40% proveniente de una combinación de 89.000 fotovoltaicos (como el tipo que se coloca sobre el techo de una casa o empresa) y plantas solares concentradas, que usualmente utilizan espejos para concentrar la luz, convertirla en calor, y crear electricidad mediante turbinas de vapor. Agreguemos 900 instalaciones hidroeléctricas, 70% de las cuales ya poseemos, y cerca de 4% de energía geotérmica y mareomotriz, ¡y el globo será alimentado por energía renovable!”

“Mark Jacobson y compañía piensan que su trabajo es técnicamente factible, aunque no sin enfrentar desafíos significativos… Ahora mismo, parece un salto imposible… Es posible que no logremos su objetivo…”

“(se) necesitarán materias primas para construir, y eso podría ser problemático. Todas esas turbinas eólicas y paneles solares usan materiales que tendrán que ser extraídos…”

“La futura escasez potencial no se limita a los escasos metales de alta tecnología que han recibido mucha atención. La demanda de metales básicos como hierro, cobre y aluminio, así como de minerales industriales, también aumentará vertiginosamente.”

Está la intermitencia – el sol no brilla o el viento no sopla cuando se necesita más energía. La ubicación, qué pasa si el viento sopla y el sol brilla más en sitios en los que se necesita menos energía. El coste.

Habrá que recurrir a las energías renovables. La duda es si podrán reemplazar en cantidad a la que se utiliza hoy. Se afirma por otros especialistas que es imposible.

Como sea, la certeza que debe enfrentar la izquierda es que llegará una crisis gigantesca, al menos bajo la forma de transición. Por ejemplo, qué pasará con los automóviles, camiones, tractores, buques y aviones.

Los pueblos padecen muchos sufrimientos y se necesita proponer soluciones sin eludir desde ahora el cambio inevitable de civilización.

Referencia




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total