Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 24 de agosto de 2013

Sacco y Vanzetti (+/ Video y Cartas)


23/8/2013

Sacco y Vanzetti (+/ Video y Cartas)
x Mumia Abu  Jamal

Para un evento conmemorativo que se llevará a cabo en la Biblioteca Antiautoritaria Sacco y Vanzetti en Santiago de Chile el 23 de agosto.



Han pasado 86 años desde la electrocución de dos anarquistas de origen italiano el 23 de agosto de 1927 en Massachusetts.

Los dos hombres, Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, fueron acusados de asesinar a dos hombres durante un robo a mano armada de una fábrica de zapatos en South Braintree, Massachusetts en 1920.

Numerosos testigos ubicaron a los hombres en distintos lugares en la fecha y hora del robo y los asesinatos. Según estos testigos, Sacco estuvo en el extremo norte de Boston, y Vanzetti, en Plymouth. Pero sus testimonios fueron en vano. Tanto el juez como la prensa destacaron su pensamiento anti-capitalista y anarquista, el cual fue presentado como evidencia no sólo de su radicalismo sino de su culpabilidad.



Hubo considerables pruebas contradictorias con respecto a la balística y a los presuntos testigos oculares, pero todas ellas fueron irrelevantes.

Sí, es cierto que al ser detenidos, los dos hombres dieron nombres falsos, probablemente porque temían la deportación. Además, andaban armados. Al ser presionados en el tribunal a decir por qué portaban armas, explicaron que eran anarquistas, y haciendo esto, tal vez alentaron los prejuicios del jurado aún más.

Cuando los dos hombres presentaron peticiones de desestimación después de ser condenados para conseguir un nuevo juicio, como era de esperar, el juez Webster Thayer le comentó a un profesor de la Universidad Dartmouth: “¿Viste lo que hice a esos bastardos anarquistas hace unos días?”

Lo que hizo fue negarles un nuevo juicio.

Entre las muchas personas que apoyaron a Sacco y Vanzetti era un profesor de Derecho en la Universidad Harvard, Felix Frankfurter, posteriormente un juez de la Suprema Corte de la Nación. Él escribió una pieza que demostraba su inocencia, la cual fue publicada en la revista Atlantic.



En su discurso ante la corte, Vanzetti hizo las siguientes observaciones conmovedoras: “Me vi obligado a contener las lágrimas de mis ojos y apagar el latido de mi corazón en mi garganta para no llorar delante de él. Pero el nombre de Sacco vivirá en el corazón de la gente cuando el suyo, sus leyes, sus instituciones y su falso dios no sean más que un borroso recuerdo de un pasado maldito en el que el hombre era lobo para el hombre”.


Sacco y Vanzetti fueron ejecutados el 23 de agosto de 1927.


En 1977, el gobernador de Massachusetts publicó una proclamación exonerando a los dos anarquistas ––50 años después de su electrocución.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.


El audio se escucha en voz de Mumia en:



[La biblioteca y centro social Sacco y Vanzetti había existido como okupa antes de que varios integrantes del colectivo fueran detenidos en una caza de anarquistas en agosto de 2010, resultando en el proceso conocido en la prensa como el "Caso Bombas". Tras 9 meses en un penal de máxima seguridad, una huelga de hambre de 65 días y un juicio que duró 6 meses, fueron absueltos de todos los cargos de asociación ilícita terrorista. El pasado 14 de agosto se inauguró el nuevo local de la biblioteca donde se encuentra como parte de su acervo un libro de Mumia Abu-Jamal, Queremos libertad: Una vida con los Panteras Negras.]


Audio grabado por Noelle Hanrahan

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia de México






Véase Testamento de Nicola Sacco a su hijo Dante.mpg


CARTAS






1 comentario:

  1. En los EEUU –año 1927– Sacco y Vanzetti habían sido condenados a ser quemados vivos en la silla eléctrica, como consecuencia de un juicio penal sin las mínimas garantías, destinadas a asegurar un resultado justo y equitativo dentro del proceso.
    La decisión del Jurado, no aparece apoyada en ninguna consideración referida a las razones de carácter objetivo que pudieron formar esa convicción. No satisfizo el concepto de sentencia como forma sustancial del juicio; sino que cerró a los acusados toda posibilidad de establecer si la decisión era, en verdad, el resultado de una correcta aplicación de la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica fundada en hechos debidamente comprobados, o fuera, simplemente, resultado del mero arbitrio judicial.
    El proceso de Sacco y Vanzetti es en todo el mundo un símbolo de la violación del Derecho y de los más elementales principios de la justicia.
    La muerte de Sacco y Vanzetti constituyó un asesinato a sangre fría, con todas las agravantes.

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total