Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 28 de agosto de 2013

Egipto bloquea paso a destructores de EEUU que navegan hacia Siria

Egipto bloquea paso a destructores de EEUU que navegan hacia Siria

Ginebra. Agencias. | 28 agosto de 2013

El ministro de Defensa y jefe del Ejército egipcio aseguró este miércoles que su país cerrará el canal de Suez a los destructores estadounidenses y británicos que navegan rumbo a Siria. En ese sentido, sostuvo que no repetirán los errores cometidos en la guerra de Irak.

El ministro de Defensa y jefe del Ejército egipcio, el general Abdel Fatah al-Sisi, manifestó este miércoles que su país cerrará el canal de Suez a los destructores estadounidenses y británicos que navegan rumbo a Siria.

El canal de Suez es una vía de navegación que une el mar Mediterráneo con el mar Rojo, entre África y Asia; y se encuentra bajo soberanía egipcia.

El general Fatah al-Sisi sostuvo que Egipto no repetirá los errores de la guerra con Irak; al tiempo que destacó que se cumplirá el acuerdo de defensa conjunta entre Egipto y Siria, por lo cual no se admitirá que los buques de guerra naveguen el canal de Suez para efectuar una injerencia bélica en el país árabe.

También en Egipto se pronunció el jefe de la diplomacia egipcia, Nabil Fahmi, quien manifestó este martes su negativa ante una ofensiva belicista en Siria; y reclamó una solución política al conflicto.

En funcionario sostuvo que una respuesta al supuesto uso de armas químicas en Siria debe consensuarse en los organismos internacionales, en especial, en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

La pasada semana, los terroristas sirios, que cuentan con apoyo de naciones extranjeras, acusaron al Gobierno de Siria de emplear armas químicas en los suburbios de Damasco (capital). Las autoridades sirias rechazaron estas declaraciones.


Siria presenta pruebas en la ONU

Este miércoles los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU con poder de veto (EE.UU., Rusia, Reino Unido, China y Francia) debatieron, sin llegar a ninguna conclusión, un proyecto británico de resolución sobre Siria.

El encuentro entre EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido concluyó sin avances y simplemente se acordó que el documento se enviaría a cada país para consideración de cada Gobierno.

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU analizarán con sus Gobiernos el borrador sobre Siria que presentó este miércoles el Reino Unido y que propone el uso de la fuerza en Siria, dijeron fuentes diplomáticas. 

La reunión se ha celebrado en Nueva York a puerta cerrada y por iniciativa de EE.UU. El borrador británico incluía la posibilidad de usar la fuerza contra Damasco.  Durante la sesión la representante permanente de EE.UU. ante la ONU, Samantha Power, instó a aplicar "medidas inmediatas" en Siria.   

En un primer momento, informaciones confusas apuntaban a que Rusia y China habrían abandonado la reunión, e incluso el representante sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, también se refirió a la participación de solo tres miembros del Consejo.

Siria consideró "ilegal" la sesión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, puesto que en la reunión "participan solo tres miembros de la ONU". Así lo declaró el representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.  Sin embargo, representantes de la delegación rusa explicaron que fueron los primeros en salir una vez terminada la reunión. 

"La reunión se acabó, algunas delegaciones decidieron quedarse para tratar sus asuntos. Ya está. No hubo ningún desmarque de parte de China y de Rusia", explicaron los representantes de la parte rusa ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

Mientras tanto, los EE.UU. y el Reino Unido siguen adelante con sus planes de guerra contra Siria por su supuesto uso de armas químicas, a pesar de la falta de pruebas, los llamados de la comunidad internacional, la impopularidad doméstica y una deuda astronómica.

OTAN acusada de terrorismo

Siria exige que la ONU investigue tres nuevos ataques químicos que los rebeldes habrían perpetrado la semana pasada, según declaró el representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.

Jaafari ha dicho a los medios que los ataques tuvieron lugar los días 22, 24 y 25 de agosto en las afueras de Damasco y que los rebeldes usaron gas toxico contra el Ejército sirio.

“Pedimos a la ONU incorporar tres localizaciones más en los suburbios de Damasco donde los soldados sirios inhalaron gas nervioso, de tal forma que el radio de investigación aumenta en comparación con la fase inicial de la investigación", dijo Jaafari.

El vicecanciller de Siria, Faisal Miqdad, presentó este miércoles en la ONU pruebas que vinculan a los opositores apoyados por Occidente con el ataque químico de hace una semana y acusó a EE.UU., Reino Unido y Francia de ayudar a los "terroristas" a usar armas químicas.

"Hemos entregado a Naciones Unidas todas las pruebas y documentos que muestran que fue la oposición, no el Estado, la que utilizó armas químicas", apuntó a los periodistas el viceministro sirio tras haber mantenido conversaciones con funcionarios de la ONU.

"El Ejército sirio nunca ha usado armas químicas, eso no es más que un pretexto. Tenemos pruebas para demostrarlo, y las hemos entregado a los inspectores de la ONU", dijo el vicecanciller de Siria, Faisal Miqdad, a los medios.

"Lo más peligroso de esta cuestión inflada por EE.UU., el Reino Unido y Francia es que posiblemente los terroristas usaron armas químicas, pero los Gobiernos de estos países defienden a los terroristas, creen sus palabras. Esto significa los mismos grupos criminales pronto volverán a usar armas químicas, pero esta vez ya contra los pueblos europeos", declaró Miqdad.

EE.UU. y el Reino Unido aún no presentan pruebas

Anteriormente, el enviado especial de la ONU en Siria, Lakhdar Brahimi, había declarado que EE.UU. y el Reino Unido todavía no han presentado a la ONU pruebas del uso de armas químicas por parte del Gobierno sirio.

El enviado especial instó a los países occidentales a no tratar de resolver el conflicto a través de una intervención militar subrayando que el conflicto tiene solo una resolución política.

Ante las aspiraciones occidentales de una invasión militar a la nación árabe, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió "una oportunidad a la paz, la diplomacia. La lógica militar nos ha dado un país al borde de la destrucción total por lo que debemos explorar todos los caminos para la negociación".

Ban Ki pide cuatro días

El Secretario General del organismo multiestatal ofreció una rueda de prensa en La Haya (occidente de Holanda), donde se encuentra con motivo de la celebración del primer centenario de la apertura del Palacio de la Paz, sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), considerada el máximo órgano judicial de la ONU.

Allí el diplomático surcoreano defendió que la vía militar no es la solución en la nación árabe y solicitó tiempo para que la misión de la ONU que investiga el supuesto ataque químico, en las afueras de Damasco (capital de Siria), pueda hacer su trabajo.

“La misión de la ONU necesita cuatro días en Siria para concluir su investigación sobre el presunto ataque con armas químicas y tiempo para analizar sus hallazgos, así podemos esclarecer los autores de dicho ataque”, afirmó el Secretario General.

Irán y Rusia rechazan intervención

Una intervención militar de EE.UU. en Siria será "una catástrofe para toda la región". Así lo declaró el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenéi, citado por la agencia ISNA.

La búsqueda de pretextos para lanzar una intervención militar en Siria sin la autorización de la ONU puede conducir a una catástrofe, advirtió ayer martes el portavoz de la cancillería rusa, Alexánder Lukashévich.

"Los intentos de eludir el Consejo de Seguridad de la ONU, de crear otra vez pretextos artificiales sin pruebas para una intervención militar en la región, pueden acarrear nuevo dolor a Siria y consecuencias catastróficas para otros países de Oriente Medio y África del Norte", reza la declaración de Lukashévich difundida este martes en el marco de la reacción de Rusia a la cancelación por parte del Departamento de  Estado de EE.UU. del encuentro bilateral sobre Siria planeado para este miércoles en La Haya.

Mientras tanto, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia comunicó que realiza un constante monitoreo y análisis del desarrollo de la situación alrededor de Siria, señaló este miércoles un portavoz del organismo militar citado por la agencia Interfax.

"Desde el comienzo de la escalada del conflicto el Estado Mayor monitorea constantemente la situación en el este del Mediterráneo [...]. Para ello utilizamos el sistema de seguimiento por satélites, y además usamos los medios de los que disponen nuestros buques de la agrupación desplegada en el Mediterráneo, así como otras fuentes de información", señaló el oficial.

"Para nosotros es una situación normal [...]. Ahora estamos dispuestos a sacar de esta complicada situación el máximo de información en aras de la seguridad nacional de Rusia...", señaló.

La guerra más impopular

La posibilidad de una intervención en Siria liderada por Estados Unidos parece cada vez más próxima. Pero a diferencia de otras operaciones, esta vez la Casa Blanca estaría embarcándose en una operación militar en contra de su opinión pública.

Según un sondeo realizado conjuntamente por la agencia Reuters e Ipsos, alrededor del 60% de los estadounidenses encuestados cree que EE.UU. no debe intervenir con sus tropas en la guerra civil siria, mientras que solo el 9% afirma que el presidente Barack Obama debe actuar. La opinión pública muestra que si Obama involucra a su país en un conflicto con Siria, esta sería la guerra más impopular en la historia del país.

Incluso en el momento más grave de la guerra de Vietnam, en mayo 1971, un 8 por ciento de los estadounidenses todavía pensaba que el envío de tropas a ese país había sido una decisión acertada.

Los índices de apoyo a la intervención contra Damasco resultan ridículas comparadas con otras operaciones militares en el exterior lanzadas por la Casa Blanca. El polémico bombardeo de Yugoslavia en 1999 contó con entre el 60 y el 65 por ciento de respaldo popular, mientras que el 90% y el 76% apoyó la invasión de Afganistán en 2001 y la de Irak en 2003, respectivamente.

Guerra con deuda imparable

Al mismo tiempo, Estados Unidos alcanzará su límite de endeudamiento a mediados de octubre, y probablemente no sea capaz de financiar todos los gastos del presupuesto federal, según advirtió el Departamento del Tesoro.

“El Congreso debe actuar lo más pronto posible para proteger la solvencia de los EE.UU., dijo el secretario del Tesoro, Jack Lew, en una carta al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. Según el funcionario, la inactividad puede causar un “daño irreparable” a la economía del país.

El Gobierno y los economistas estimaban que EE.UU. alcanzaría el límite de la deuda de 16,69 billones de dólares en el otoño boreal, pero mediados de octubre es una fecha más temprana de lo que algunos esperaban.

Lew dijo que una vez alcanzado el límite se podrían efectuar solo los gastos en 80 partidas mensuales, que incluyen los salarios militares y los pagos de la seguridad social.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total