Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

domingo, 21 de julio de 2013

Crónicas de Nicaragua


21 julio de 2013

Crónicas de Nicaragua
Por Manuel Ortega

20 de julio de 2013.

Todavía con la resaca de la celebración del 34 Aniversario de la Revolución Sandinista, me he levantado hace un rato, cuando aún no eran las 7 de la mañana. Resaca no de alcohol, pero sí de embriaguez por la emoción y la alegría de ver a un pueblo en la calle, multitudinariamente, defendiendo algo que le pertenece. El orgullo de haber realizado la gesta más hermosa, más solidaria y más humana que pueda existir: La Revolución. La dignidad del pueblo nicaragüense es ejemplar. A pesar de su pobreza y de sus dificultades, las nicaragüenses y los nicaragüenses tienen el privilegio de ser un pueblo que ha demostrado una gran dignidad, una gran capacidad de lucha y de organización y un amor por la libertad y la solidaridad. Han pasado ya 34 años del triunfo de la Revolución Sandinista. Pero ayer, fui testigo de que la Revolución sandinista está viva y presente en la juventud, en la sociedad. Las nicaragüenses y los nicaragüenses que no habían nacido en esas fechas gloriosas, de lucha a muerte contra una feroz dictadura, sienten que son hijos de la Revolución que fueron amamantados con leche rebelde y guerrillera. Con leche sandinista. Estos cachorros van a defender SU Revolución. Esa Revolución Sandinista, con entusiasmo y entrega.

Ayer fui testigo, una vez más, de la grandeza de este pueblo, de su firmeza en la defensa de su soberanía. De su amor por la libertad. 

Como extranjero en esta amada tierra de Nicaragua, estoy siendo tratado con exquisita generosidad, por parte del FSLN, como del FNT. De sus dirigentes. Admiro la gran capacidad movilizadora del Frente Sandinista. De sus mujeres y hombres capaces de organizar con rigor cualquier evento, por muy dificultoso que parezca. Estos jóvenes sandinistas me recuerdan a aquellos militantes revolucionarios españoles en épocas de clandestinidad y represión. Tenemos mucho que aprender en esta América Latina, que ha sabido emprender un nuevo desafío en su lucha contra cualquier forma de colonialismo.

La derecha más reaccionaria y cavernícola de Nicaragua, seguirá ladrando con sus mismos ladridos. Dirán que esas decenas de miles de personas que salieron ayer a la calle, son una banda de borrachos pendencieros y degenerados. Que esas miles de personas que se desplazaron en autobuses desde todos los rincones del país, son, en realidad, funcionarios obligados a asistir a estos eventos. Ese es el respeto que esta gentuza tiene por el pueblo, incluso, por el suyo propio. Porque esa derecha, en todo el mundo, considera que tiene el derecho legítimo, de tener el poder y considera que el pueblo lo está usurpando. Aunque lo haya ganado democráticamente. No se resignan a aceptar esta realidad. Porque desprecian a los pobres y los quiere tener a su servicio, humillándolos y explotándolos. Pero el pueblo de Nicaragua y su Gobierno sandinista, está dedicando gran parte de su energía en programas de erradicación de la pobreza, en garantizar la Educación y la Sanidad públicas y de calidad.


La Revolución Sandinista, es el futuro de Nicaragua.

http://www.radiolaprimerisima.com/blogs/1074

1 comentario:

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total