Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 15 de enero de 2018

RECHAZO CONTRA EL GENOCIDIO DEBE SER MUCHO MAYOR QUE EL QUE PROVOCAN LAS ABIERTAS DECLARACIONES RACISTAS DE TRUMP

RECHAZO CONTRA EL GENOCIDIO DEBE SER MUCHO MAYOR QUE EL QUE PROVOCAN LAS ABIERTAS DECLARACIONES RACISTAS DE TRUMP
Revista Libre Pensamiento

¿Por qué el racismo de Trump provoca más rechazo que el genocidio que las naciones dominantes han practicado siempre contra el mundo?El racismo tiene distintas expresiones, unas son declaradas, otras no. 

El racismo de Trump pertenece al primer tipo. Y no debe sorprenderle a nadie. Sencillamente porque sus antecesores han sido tanto o más racistas que él. 

¿Existe acaso una expresión más cruda de racismo que el genocidio? ¿Qué fue el bombardeo atómico contra el Japón en agosto de 1945, puede alguien sostener que este evento genocida haya sido de menor magnitud que las declaraciones de Trump?

Los crímenes de los Bush, la pareja Clinton, Obama ¿no son acaso peores que las declaraciones abiertamente racistas de Trump? ¿Puede alguien sostener que la destrucción de Libia, Siria, Iraq, Afganistán, Yemen, Palestina, entre otros países, se desvincula del racismo? ¿No fue ese espíritu de superioridad racial lo que movió a España y otros países de Europa a conquistar a sangre y fuego los territorios del continente americano? La intervención armada de EEUU contra Nicaragua en los años 20 y 30 del siglo 20 ¿no tuvo acaso el mismo fondo?

Es claro que lo que hace y declara el actual mandatario de EEUU no es, en ningún sentido, aceptable. Pero ¿por qué se ignora la historia? Todo dominio externo ha tenido siempre una justificación de fondo racial.

El Destino Manifiesto, escrito a inicios del siglo XVII, cuando comenzaba la conquista de lo que hoy conforma el territorio de EEUU de por parte del Reino Unido, dice en parte:

“Los anglosajones se convertirán en la raza que engendrará rasgos particularmente agresivos con el propósito de imponer sus instituciones a toda la humanidad, de extender su dominio a todo el globo terrestre. Si predico con acierto, esta poderosa raza se extenderá a México, a Centroamérica y Suramérica, a las islas de Océano, a África y a otros lugares... El destino de dicha raza es expulsar a las razas débiles, asimilar a otras y transformar el resto hasta que toda la humanidad sea anglosajonizada”.

No está de más recordar que el mismo Abraham Lincoln, quien en 1863 proclamó la manumisión de los esclavos negros de su país, sustentó un profundo racismo. La abolición de la esclavitud no ocupó para él el primer lugar de prioridades. En agosto de 1856, justo después de declarar que había que superar el racismo y unir a todos los habitantes de EEUU, declaró que nunca estuvo “a favor de equiparar social y políticamente a las razas blanca y negra”; que tampoco se pronunciaría “a favor de dejar votar ni dejar formar parte de los jurados a los negros, ni de permitirles ocupar puestos en la administración, ni de casarse con blancos.” 

El Requerimiento de Palacios Rubio, redactado por este jurista de la Corona española en 1512 a inicios del dominio colonial de España en el continente americano, rezaba, en parte, lo que sigue:

... este San Pedro estableció reyes en el universo, los cuales habían estado y estaban debajo de la obediencia y amparo de la Iglesia: y que después de su muerte habían sucedido pontífices, a quienes había quedado su poder: y que uno de estos pontífices, teniendo noticias que las gentes de estas partes no conocían a Dios, sino que antes le ofendían adorando dioses falsos y haciendo otras abominaciones con que innumerables ánimas se iban al infierno, hizo donación de estas tierras a los católicos reyes de Castilla y de León: y que por virtud de esta gracia les debían vasallaje: y que para les hacer saber estas cosas enviaba a los cristianos, para que entendiesen que todos los que quisiesen obedecer serían amparados en sus personas y bienes, sin hacer agravios, y que los que no quisiesen obedecer y dejar sus ritos serían castigados como gentes que no querían el conocimiento de Dios y eran rebeldes a su Rey natural y como tales se les haría la guerra”.


Y los Zoológicos Humanos de los europeos ¿no fueron acaso una expresión brutal de racismo? Se sabe que “en Bélgica ocurrió el episodio que demostró lo poco civilizados que eran los europeos. Tal vez el peor lugar para nacer deforme. A finales de la Segunda Guerra Mundial, este país se convirtió en un sitio sumamente atractivo tanto para los negocios como para la vida política, pero también para mostrar espectáculos diferentes a los acostumbrados en cuanto a entretenimiento. Bruselas se convirtió en el lugar donde el racismo se transformó en sinónimo de diversión”, leemos en este artículo: Zoológicos humanos, el oscuro secreto de Europa.

¿Por que entonces no se colocan en su justa dimensión los asuntos de la historia racista de todo occidente contra los pueblos por él subyugados?


Y a propósito: ¿Sino es racismo amén de opresión, que significan entonces los rótulos de Lacayo-Fiallos que dicen: "Maquinas trabajando".  Las cosas llegan acá a tal nivel que el trabajador pareciera no existir del todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total