Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

martes, 27 de junio de 2017

DESDE TODO ÁNGULO, CREER EN LOS SIONISTAS ISRAELÍS ES INJUSTIFICABLE Y ABSURDO

Dos caras de la misma moneda como “muestra de los estrechos lazos entre el sionismo y el nazismo”.

DESDE TODO ÁNGULO, CREER EN LOS SIONISTAS ISRAELÍS ES INJUSTIFICABLE Y ABSURDO
Manuel Moncada Fonseca



Israel un Estado Sionista comparable con el Estado Nazi 

Israel, hoy por hoy, es un estado sionista, que tiene su par inmediato en el nazismo hitleriano. Si alguien piensa que estamos hablando de un país sacrosanto está terriblemente equivocado. Israel, como la Alemania nazi, se formó con la venia del Mundo Occidental, con el propósito de mantener el dominio sobre un territorio que luchó siempre por su independencia: Palestina, cuyos habitantes eran dueños casi totales del territorio que hoy Israel mantiene bajo su férula maligna. 

Las semejanzas entre el Sionismo y el Nazismo no se sostienen de modo gratuito, sino sobre la base de hechos históricos que lo confirman. 

Einstein y un grupo de intelectuales judíos enviaron al editor del The New York Times una carta en la que en parte expresaban lo que sigue: “Entre los fenómenos políticos más inquietantes de nuestra época está la emergencia en el recién creado estado de Israel del Partido Libertad (Tnuat Haherut), un partido político muy parecido en su organización, métodos, filosofía política y perfil social a los partidos nazis y fascistas. Se ha formado a partir de los militantes y seguidores del Irgun Zvai Leumi, una organización terrorista, derechista y chovinista de Palestina.” [1]

Por si fuera poco, desde que, en 1933, Hitler asume el poder en Alemania, el Nacional Socialismo, lejos de la pretendida enemistad con el Sionismo,  apoyó a éste de forma significativa, particularmente en lo atinente al proyecto de emigración judía a Palestina. Ambas fuerzas, desde planos ultranacionalistas y en el de su identificación étnico/identitaria, vieron reafirmadas sus afinidades. Y, desde luego, el sionismo logró progresar de modo importante durante el nazismo. Una publicación como el “Jüdische Rundschau”, perteneciente a la Federación Sionista en Alemania, logró incrementar sus ventas y celebrar, en 1936, en Berlín, la Convención Sionista.

Leopold von Mildenstein, oficial de las SS y Kurt Tuchler, miembro de la Federación Sionista alemana, durante seis meses, recorrieron juntos Palestina, a fin de constatar el grado de desarrollo y expansión de los asentamientos judíos justo en territorio palestino. Sobre esta experiencia, a fines de 1934, von Mildenstein publicó una serie de doce artículos para el diario berlinés Der Angriff, en el cual expresó su admiración por los grandes avances de los colonos sionistas en la tierra usurpada ya acusada. El mismo diario, emitió una medalla que conmemoraba la visita referida, exhibiendo la Swastika en una cara, y la estrella de David, en la otra.[2]

Los sionistas, amparados por el imperio y, como hemos visto, hasta por la Alemania nazi, simplemente expulsaron de sus tierras al pueblo palestino para poblarlas ellos, sin que ningún basamento bíblico o histórico justificara o justifique hoy semejante despojo. 

Si lo anterior debe estimarse una abominación, el hecho que haya gente que crea en los cuentos de los usurpadores del actual Israel, bajo el supuesto de que estamos ante el pueblo escogido por Dios, nos parece en grado sumo deplorable. 

¿EEUU un país excepcional?


Israel y sus padrinos occidentales han tenido siempre la misma manía, la de creerse excepcionales, pretexto canalla para desatar las más atroces acciones criminales y de rapiña que la historia humana registra. 

Diversos presidentes de EEUU han blandido la idea de la excepcionalidad de este país. 

Sergio Rodríguez Gelfenstein anota al respecto que la “religión estadounidense consiste en cumplir una misión”, que según los estadunidenses se basa en “hacer posible un mundo mejor”, de lo cual deriva la idea que sostiene que “para los ciudadanos de ese país la nación vino a sustituir el papel que juega la religión. La nación es una religión en sí misma. Dicho de otra manera, mientras para la mayoría de los habitantes del planeta, la nacionalidad está vinculada a una historia común, cultura y costumbres similares, para los estadounidenses es una cuestión ideológica-religiosa.” [3]

Por su parte, Serguéi Kisliak embajador de Rusia en EEUU, anotaba en febrero de 2015 lo que sigue: “Para nosotros existe un gran problema… la idea de EEUU de que es una ciudad luminosa sobre un monte”, lo cual hace alusión a una frase bíblica, “vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” (Mateo 5:14), frase que ha sido mencionada por varios presidentes estadunidenses, entre otros John Kennedy y Ronald Reagan.” [4]

No está de más recordar que en la guerra imperial que EEUU le impuso a México entre 1846-1848, la nación azteca perdió unos dos millones 400 mil Km2. [5] Su superficie actual es de, aproximadamente, 2 millones de Km2. [6] Buen ejemplo, como puede verse, para sus pupilos sionistas.

Declaraciones de un genocida inglés declarado 

Winston Churchill que se basaba en la pretendida superioridad racial de los blancos sobre las otras “razas”, provocó una hambruna genocida sobre Bengala, India, y fue capaz de bañarse “en champán mientras cuatro millones de hombres, mujeres y niños morían de hambre en Bengala.” En la misma tónica declaraba estar por completo “a favor del uso de gas venenoso contra las tribus incivilizadas… se extendería un verdadero terror“. (Churchill sobre el uso de gas en Oriente Medio y la India). [7]

Ya sabemos que este mismo personaje fue el primero entre los occidentales en vender la idea de reunir a los judíos no semitas en Palestina...

Genocidas y usurpadores sionistas 

En lo que atañe a los líderes sionistas mostraremos el pensamiento de algunos de ellos.


Moshe Dayan: “Las villas judías fueron construidas sobre villas árabes. Ni siquiera se conocen los nombres de estas villas árabes porque no existen aquellos libros de Geografía. No solo no existen aquellos libros, sino que tampoco las propias villas existen. Nahlal está en el lugar de Mahlul; Kibbutz Gvat en el lugar de Jibta; Kibbutz Sarid en el lugar de Huneifis; y Kefar Yehushua en el lugar de Tal al-Shuman. No hay un solo lugar construido en este país que no haya sido antes una población árabe.”


Golda Meir: “No existe el Pueblo Palestino… No es como si hubiéramos venido y les echásemos para quedarnos su país. No existían.” “¿Cómo vamos a devolver los territorios ocupados? No hay a quien devolvérselos.”


Menachem Begin: “[Los Palestinos] son bestias que caminan sobre dos patas.”


Yitzhak (Isaac) Shamir: “Los antiguos líderes de nuestro Movimiento nos dejaron un mensaje: mantener Eretz Israel desde el Mar hasta el Río Jordán para las generaciones futuras, para la mass aliya [la inmigración judía], y para el pueblo judío, todos los que se reunirán en este país.” “El asentamiento en la Tierra de Israel es la esencia del Sionismo. Sin el asentamiento, no cumpliríamos con el Sionismo. Es así de simple.”


Benjamin Netanyahu: “Israel debería haber explotado la represión de las manifestaciones en China, cuando la atención mundial estaba centrada en ese país, para llevar a cabo la expulsión masiva de los árabes de los Territorios.” 


Ariel Sharon: “Es el deber de los líderes israelíes explicar a la opinión pública, claramente y con coraje, una serie de hechos que se olvidan con el tiempo. El primero es que no existen el sionismo, la colonización o el estado judío, sin el desahucio de los árabes y la expropiación de sus tierras”. “Todo el mundo tiene que moverse, correr y tomar tantas colinas [palestinas] como puedan, para ampliar los asentamientos [judíos], porque todo lo que tomemos ahora lo mantendremos como nuestro... Lo que no tomemos será suyo.” [8]

No podemos dejar de soslayo que Israel jamás ha cumplido con ninguna resolución de la ONU en su contra, contando como siempre con el apoyo de EEUU para actuar a mansalva y fuera de toda legalidad.  [9]

Desde cualquier ángulo que se le contemple, creer en los sionistas y sus padrinos occidentales, es por completo injustificable y absurdo. 



[1] Carta de Albert Einstein y otros intelectuales judíos advirtiendo del peligro del sionismo fascista en Israel. http://informacionaldesnudo.com/carta-de-albert-einstein-y-otros-intelectuales-judios-advirtiendo-del-peligro-del-sionismo-fascista-en-israel/
[2] Alberto García Watson. Sionismo, el verdadero aliado de Hitler. http://www.hispantv.com/noticias/opinion/72725/sionismo-netanyahu-hitler-holocausto-palestina
[3] Sergio Rodríguez Gelfenstein.  “Estados Unidos, ¿una nación excepcional? https://mundo.sputniknews.com/blogueros/201601231056012048-eeuu-nacion-excepcional/
[4] “La “excepcionalidad” de EEUU perjudica relaciones con otros países, dice embajador ruso”. https://mundo.sputniknews.com/america_del_norte/201502181034511089/
[8] El discurso sionista a través de algunas citas históricas. Fragmentos sobre la barbarie de Israel. http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2014/07/el-discurso-sionista-traves-de-algunas_9931.html
[9] ¿Qué dice la ONU a esto?: 26 resoluciones que ha incumplido Israel. http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=12614


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total