Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 18 de noviembre de 2016

El problema sirio, un acorde final para la Administración de Obama

© REUTERS/ RODI SAID

El problema sirio, un acorde final para la Administración de Obama
Sputnic

22:10 18.11.2016

La política de EEUU en Siria se encuentra en un callejón sin salida. Lo entienden por todos lados, menos en la Casa Blanca y el Departamento de Estado, opina Iliá Jarlámov, autor de un artículo en RIA Nóvosti. 

"En cuanto Rusia reanudó los ataques contra los terroristas en Siria, EEUU empezó a bombardear el país árabe con acusaciones de crímenes de guerra. Está claro que la Administración de Obama está decepcionada con las circunstancias actuales", asegura Jarlámov, y recuerda la exitosa operación del portaviones ruso Almirante Kuznetsov. Según el columnista, la élite política estadounidense simplemente "no puede ir más allá de los límites que ella misma ha establecido".

​Además, les "genera desánimo" que Donald Trump pueda reanudar la cooperación con Rusia sobre Siria y empezar los ataques aéreos conjuntos contra los yihadistas. 

"Para la Casa Blanca y el Departamento de Estado actuales, estas perspectivas son simplemente monstruosas. Aquí le fallan los nervios a cualquiera. Hasta el último momento se hizo todo lo posible por excluir completamente la probabilidad de este escenario".

El autor opina que ahora Obama debería centrarse en otras cosas más importantes para terminar de la mejor manera posible el periodo de su Presidencia. Por ejemplo, Jarlámov propone influir en la ONU sobre la ayuda al pueblo sirio. Recientemente se publicó que, en 2017, la ONU tiene previsto asignar no más de 2.500 millones de dólares a los proyectos humanitarios en Siria, mientras que este año la suma es de 3.200 millones de dólares. 

"Pero en lugar de los esfuerzos humanitarios, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha propuesto otro documento. En una resolución aprobada el 15 de noviembre, se acusa y se somete a dura crítica no solo a los terroristas, sino también al Gobierno de Bashar Asad". 

El autor señala que Moscú sigue siendo el único socio real y fiable del pueblo sirio.

"Por ejemplo, el 16 de noviembre, la aviación militar rusa envió a seis niños sirios que sufren enfermedades crónicas a San Petersburgo para recibir tratamiento. Y hay un gran número de este tipo de acciones, por no hablar de la entrega de suministros humanitarios en el territorio de Siria".

Jarlámov sugiere que Washington haga algo parecido. "Sería un buen acorde final para el equipo político actual de EEUU", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total