Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

viernes, 21 de octubre de 2016

Gobernar con sabiduría y vocación de justicia social no es un problema de género sino de voluntad política


Imagen tomada de: http://www.infobae.com/2014/10/12/1601222-la-mujer-kurda-que-lidera-la-resistencia-contra-isis-kobane/

Gobernar con sabiduría y vocación de justicia social no es un problema de género sino de voluntad política 
Manuel Moncada Fonseca 

Estas notas no llevan otro propósito que animar la lucha conjunta de hombres y mujeres contrarios al dominio global del capital con su patriarcado nauseabundo. Las kurdas y kurdos que combaten al mal llamado Estado Islámico son una muestra palmaria de esa lucha. Por cierto, son mujeres las que lideran esa lucha heroica. 

Decíamos en un artículo que: "El patriarcado es parte inseparable de la opresión de clase, representa una contradicción antagónica social y, como tal, debe tratarse. Sus portadores somos hombres y mujeres, aunque no se sufra por igual, recayendo su mayor peso, indiscutiblemente, en éstas. Así las cosas, debe resolverse de manera conjunta, dentro de los marcos trazados por la lucha de clases." También anotábamos que endilgar "(...) el machismo exclusivamente al hombre, como suele hacerse, no conduce a otra cosa que a una pretendida guerra entre éste y la mujer, guerra que hoy tanto se promociona por la ideología imperial y sus múltiples medios. (...) Sin embargo, (...) el problema cardinal que la humanidad enfrenta gira alrededor de la explotación del hombre por el hombre; lo que tiene por base real el predominio de los medios de producción y de vida cada vez en menos manos." LUCHA GLOBAL Y LOCAL NO ES ENTRE HOMBRES Y MUJERES, SINO ENTRE CLASES SOCIALES. Redacción Popular) 

Hoy insistimos nuevamente en la temática acusada. 

Hay quienes obcecadamente, como caballos cocheros, repiten y repiten cosas que, en sí mismas, no tienen ningún sentido. Que una mujer llegue a ser la primera mandataria de un país, no es señal inequívoca de que hará mejores o peores cosas que un hombre. 

Mireya Moscoso, Margaret Thatcher, Golda Meyer, Michelle Bachelet, Laura Chinchilla, entre otras, son una evidencia inequívoca de que eso no representa, en modo alguno, un sello de garantía de democracia para todos. 

En relación con Violeta Barrios, a un coterráneo que alabó en un comentario el hecho en sí de que ella se convirtiera en primera mandataria de Nicaragua, respondimos: 

"Y qué conque haya sido la primera mujer presidenta de Nicaragua. El problema de quién gobierne un país no es de género, sino de clase. Ella no gobernó para favorecer a Nicaragua, sino para responder a los intereses de EEUU. No representó a más mujeres que a las de su medio social. Siempre vio con asco a los pobres. Siempre aplaudió a los ricos." 

Otra persona, ya le había señalado al del comentario que ella dejó al país sin ferrocarriles y, agregamos, quiso borrar de un tajo la sentencia de la Haya de 1986, que obliga a EEUU a pagar al país 17 mil millones de dólares en concepto de indemnización por el terrorismo de estado que éste practicó en su contra en los años 80, sentencia que, por cierto, no tiene prescripción. 

Como bien dice el historiador y sociólogo nicaragüense Amaru Barahona, "Es lamentable. Pero la experiencia del proceso que las y los feministas llaman “empoderamiento femenino”, es decir el acceso de las mujeres a puestos de poder, ha sido decepcionante [con honrosas excepciones]. La mayoría de las mujeres que han ascendido a altos puestos de poder, lo primero que han hecho ha sido renunciar a los valores de la feminidad histórica, y afirmarse imitando, incluso en sus manifestaciones más grotescas, el estilo y los valores subyacentes con que se ha ejercido el poder patriarcal, especialmente el poder patriarcal capitalista." (Amaru Barahona. El "empoderamiento" femenino. Rebelión 19/09/2016) 

Por su parte, Nazanín Armanian con todo acierto acota: "El feminismo es una ideología que consiste, en líneas generales, en la lucha por la igualdad jurídica, política, económica y social de los sexos, que por ende implica el desmantelamiento de las estructuras del poder basadas en los privilegios de clase, género, raza, etc. / Sin embargo, si bien es cierto que la toma del poder por una mujer erosiona el mito patriarcal-religioso que insiste en su incapacidad “natural” para ocupar responsabilidades de liderazgo, la mayoría de las gobernantes no ha utilizado su poder para reducir las desigualdades entre la mujer y el hombre. Siendo hijas o esposas de un hombre de la élite, han mostrado la obsesión por mostrar su fidelidad al poder masculino. Han considerado su éxito, el éxito de todas las mujeres, y desde la defensa del individualismo han negado su responsabilidad en reducir las privaciones de millones de mujeres condenadas por el sistema en moverse dentro de un círculo vicioso." 

La autora sigue así: "Golda Meir, que decía que los discriminados eran los hombres por no poder quedarse embarazados, mientras mostraba méritos en dirigir la guerra Yom Kipur en 1973, se negaba a aplicar políticas sociales dirigidas a reducir el estatus inferior de la mujer. / Tampoco lo hizo Gandhi. Decía que si se declaraba feminista, el mundo dejaría de tomar en serio a su gobierno. Margaret Thatcher, que destrozó el estado de bienestar británico, cortó hasta la leche que se repartía en las escuelas públicas. Para evitar las críticas de los hombres, no incluyó ni a una sola mujer entre los 22 miembros del gabinete. Incluso Angela Merkel, que había sido apodada “la chica de Kohl” se debe “vestir de hombre” para ser aceptada como canciller de Alemania. Ninguna de ellas estaba instruida ideológicamente para construir una sociedad post-patriarcal." Y remata su posición contra el falso feminismo que sustenta la candidata demócrata a la presidencia de EEUU, señalando que Hillary Clinton no hace más que defender el poder imperio global capitalista y patriarcal. (El triunfo de Hillary Clinton no es el triunfo de la mujer. blogs.publico.es) 

El punto en verdad más peligroso en relación con la candidata mencionada, tiene que ver con esta pregunta que formula Mike Whitney, formulada en el siguiente contexto: 

"He aquí un fragmento de una nota (...) que quizá sea la mejor noticia sobre Siria que he leído en los últimos cinco años. Fue publicada el viernes [7 de octubre] y ha sido prácticamente ignorada por los medios más importantes: / “Después de la advertencia rusa de que los aviones de Estados Unidos serían abatidos, un portavoz de la Casa Blanca confirmó que el plan de ataques aéreos estadounidenses en Siria había sido rechazado... Josh Earnest dijo esto en conversación con los periodistas el jueves 6 de octubre de 2016. 

“El presidente ha explicado con algún detalle por qué es improbable que una acción militar contra el régimen de Al-Assad para tratar de resolver la situación de Aleppo cumpla los objetivos que muchos preveían últimamente en relación con la disminución de la violencia en esa ciudad. Es mucho más probable que eso conduzca a numerosas consecuencias no buscadas que nada tienen que ver con nuestros intereses nacionales.” (...) / La pregunta es: ¿Haría lo mismo Hillary Clinton?” (Mike Whitney. Obama retrocedió ante el abismo, ¿lo haría Hillary? Rebelión del 21/10/2016) 

El feminismo no debe sonar a lucha contra los hombres, sino contra el sistema opresor que genera patriarcado, genocidio, saqueo y destrucción de naciones.

2 comentarios:

  1. El feminismo a ultranza ha desembocado en proyección de la gran frustración histórica de segregación a la mujer.A partir de ahí,las ONG "feministas"han surgido como hongos.No me siento identificada ni creo pertenecer a ningún feminismo...pues los hay con diversos enfoques desde que se le permitiera votar a las mujeres hasta nuestros días.A las feministas de mi país no les acompaño por lel señalamiento hacia los hombres,el sentimiento de exclusión de ellas,así se sienten,y mas parece una letanía de frustraciones aua movilizaciones.Ya sobre el oenegenismo.....hay mucha tela que cortar.No soy feminista,soy mujer no por elección simplemente me tocó por eso me vale el día se la madre,de la mujer de la maestra etc.etc.esa vaina es parto del consumismo. Otra cosa las feministas me ponen mareada con eso de: las y los compañeras y compañeros o sea que habría que inventar un idioma femenino;masculino y trama......saludos?

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total