Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Arbaín, distinción entre el Islam verdadero y el embuste de Daesh


Arbaín, distinción entre el Islam verdadero y el embuste de Daesh

Millones de fieles musulmanes de diferentes países, al igual que hicieran en años anteriores, se trasladarán por estas fechas hasta la ciudad santa iraquí de Karbala.

Estos peregrinos tienen la intención de conmemorar el día de Arbaín, una festividad de carácter religioso que pone punto final a un período de cuarenta días de luto tras el martirio del Imam Husein (la paz sea con él), nieto del profeta Mohamad (la paz sea con él) y tercer Imam chií.

Grandes olas de devotos, algunas después de pasar días en el camino y andar cientos de kilómetros, participan en esta ceremonia. Para los musulmanes chiíes de todo el mundo, este es un día de dolor, duelo y reflexión, en el que lloran y rezan, como muestra de su pena y dolor por el martirio del Imam Husein (P).

En el siguiente artículo reflexionaremos sobre la realidad de Arbaín y el porqué de su conmemoración a pesar del tiempo transcurrido, además de resaltar la importancia que guarda para los musulmanes, en especial en los momentos que se viven.

Ser testigos de un evento de tales dimensiones, en cuya celebración anual se percibe el aumento del número de fieles que acuden al mismo, nos invita a reflexionar y preguntarnos a qué se debe tanta expresión de fe y qué elementos entraña esta ceremonia y sus actos conmemorativos para que los fieles, pese a las amenazas de aquellos grupos terroristas para los que la vida humana no vale nada y carece de todo sentido, emprendan estos viajes de peregrinación y se adentren en un país considerado hoy como uno de los lugares más inestables del mundo.

Arbaín

En el día de Ashura, el 10 del mes de Muharram del año 680 d.C., en las cálidas arenas del desierto de Karbala, en Irak, el Imam Husein (P) y 72 miembros de su familia, amigos y seguidores, incluido su hijo de seis meses, cayeron mártires a manos del ejército de Yazid, segundo califa Omeya, en horripilantes circunstancias.

Para la historia del Islam, estos acontecimientos son un punto culminante que, a pesar de los 14 siglos transcurridos, los chiíes de todo el mundo recuerdan cada año como una epopeya, al igual que rememoran con gran pasión el mensaje que transmitió el Imam Husein (P), quien dio su vida luchando contra la tiranía y el despotismo, en defensa de valores humanos como la verdad, la justicia y la libertad. La postura eterna e inquebrantable del bien ante el mal y la lucha de la humanidad contra la opresión son representadas en estas ceremonias de Ashura.

Cada año, en el mes de Muharram y durante 40 días, Irán, Irak y diferentes países de Asia, Europa y las Américas se visten de luto y realizan diversas actividades alegóricas a la fecha. Aunque los rituales difieren en dependencia de cada país y región, todos lloran por una misma razón, por la crueldad y los crímenes contra un gran ser humano que luchó a favor de la justicia y la libertad. En estas ceremonias, el sufrimiento vivido por los mártires de Karbala se narra en historias llenas de luto y pesar en las que se resaltan los valores y las enseñanzas del Imam Husein (P) y sus seguidores.

Aunque Arbaín es una ceremonia especial e inherente a los chiíes, los devotos suníes, izadíes, zoroastrianos, y cristianos participan también en este evento, considerado como una de las mayores concentraciones religiosas del mundo en cuanto a cantidad de participantes; tres veces mayor que la concentración de La Meca. Esta ceremonia adquiere además un carácter distintivo, avalado por la presencia de personas de diferentes credos y razas que reconocen al Imam Husein (P) como símbolo de libertad y sacrificio.

Arbaín; musulmanes vs terroristas

La conmemoración de este año de Arbaín es diferente a la de otros años, porque se produce en medio de la creciente ola de islamofobia que se ha venido difundiendo a través de las horrendas actividades de diferentes grupos terroristas, entre los que resalta Daesh. Unos 20 millones de personas acuden a Irak para conmemorar ese día, pese a todos los peligros que acechan a este país árabe y pese a las sangrientas y destructoras ofensivas lanzadas por los grupos terroristas takfiríes, los principales enemigos de los fieles chiíes.

Teniendo en cuenta la actual situación de Irak y Siria, cuyos pueblos se ven casi a diario masacrados y arrasados por los terroristas de Daesh, así como los testimonios de los ataques terroristas en diferentes partes del mundo, como los más recientes que se produjeron en Francia y El Líbano bajo el nombre del Islam, esta ceremonia es una oportunidad ideal que tienen los chiíes para mostrar al mundo la verdadera imagen de esa religión divina, que difiere en su totalidad de la falsedad enarbolada por los terroristas.

Hace dos años, los takfiríes decidieron lanzar sus operaciones expansionistas y, como una estela de muerte, avanzaron hasta llegar a las cercanías de la capital iraquí, Bagdad. Las tácticas a que recurrieron para lograr sus objetivos violan y destruyen todos los valores de la humanidad; cortar cabezas, asesinar a niños, acribillar a balazos a familias enteras, quemar a la gente en público y, a su paso, sembrar muerte y destrucción, todo esto bajo el nombre del Islam.

El Arbaín de este año nos revela la realidad del Islam, su eterna lucha contra las tiranías, su defensa de los derechos humanos y la libertad, entre otros valores que ni por asomo se acercan a los actos y el comportamiento de los terroristas, que se hacen llamar musulmanes y que han amenazado con hacer todo lo que esté en sus manos para impedir que se celebre esta ceremonia.

Así que hay que aprovechar tales eventos religiosos para estudiar las raíces del Islam y no limitarnos a escuchar o creer todo lo que difunden y propagan los viles medios de comunicación y las redes sociales, para que de esta forma podamos distinguir y diferenciar el verdadero Islam del falso. 

miércoles, 2 de diciembre de 2015 9:23


Periodista y analista internacional, Master en Relaciones Internacionales de la Universidad Azad de Irán. Especialista en temas principalmente de Oriente Medio e Irán. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales.

2 comentarios:

  1. ...El sentido económico y escapista de esta dominante idea, del neo liberalismo, ha generado desprecio por la lectura, por los temas profundos, por lo que no produzca dinero...y muchas otras secuelas...Por lo demás, los libros son caros...y demandan una ámplia cultura general previa, para poder ir accediendo a sus contenidos,,,Es necesario saber de historia antígua, tener un enorme vocabulario, tiempo, paz y condiciones para ir intenando el inicio en muchas obras...además que el ambiente no es para nada estimulante...Hoy, en general, existe la información...pero no la motivación...Y para lograr tener algún dominio de las materias tratadas, se requiere un buen tiempo,,,Es complicado, pero no imposible...

    ResponderEliminar
  2. Se agradece su comentario compañero Pedro Nelson. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total