Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

martes, 16 de junio de 2015

CONTRA ESTADOUNIDENSES QUE SE REBELARON CONTRA GRAN BRETAÑA NUNCA HUBO GUERRA MEDIÁTICA


CONTRA ESTADOUNIDENSES QUE SE REBELARON CONTRA GRAN BRETAÑA NUNCA HUBO GUERRA MEDIÁTICA
Manuel Moncada Fonseca

Deseamos, muy a propósito del pasado y del presente históricos, dar a conocer que los ingleses no idearon ni montaron guerra mediática alguna contra los estadounidenses durante la Guerra de Independencia (1775-1783), librada por los últimos contra los primeros. Pero los yanquis, esos sempiternos enemigos de la humanidad, sí aprendieron pronto ha desatarse con mentiras, embustes, infundios y montajes mediáticos en extremo virulentos contra todos los países latinoamericanos y caribeños cada vez que éstos han luchado por librarse de su yugo infernal, como en los casos de Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Venezuela y muchos más; lo que ocurre tanto en nuestro hemisferio como fuera del mismo. 

Introducimos las líneas que siguen para mostrar, en breve, el entorno histórico de una cita que explica lo que estamos exponiendo: A fines de 1928, mientras Nicaragua se encontraba militarmente ocupada por EEUU y el invicto General Sandino lideraba la Guerra de Liberación Nacional en su contra (1927-1933), y ante el viaje que el recién electo presidente del imperio, Herbert Hoover, realizaba entonces para contentar a una Latinoamérica muy inconforme con su gran vecino del Norte, The Nation anotaba con mucho tino lo siguiente:

“Lástima grande que Jorge III de Inglaterra no hubiera tenido a su disposición los servicios de nuestros expertos en propaganda residentes en Washington, los cuales saben que se ganan más batallas vituperando a los hombres que disparando balas. La historia de la revolución norteamericana se habría escrito así: diciendo que los ingleses habían sido atacados por saboteadores de caminos en Lexington; que a Burgoyne se le había puesto una emboscada en Saratoga por cazadores furtivos, y que Cornwallis tuvo que rendir su espada en Yorktown a un ratero llamado Jorge Washington.”* 

Y qué conste Washington fue un gran esclavista... peor que un bandido. Nuestros líderes no son ni esclavistas ni bandidos...

*Gregorio Selser. El Pequeño Ejército Loco. Editorial Nueva Nicaragua. 1986. p. 220.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total