Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 24 de enero de 2015

Lo que nos dejó la visita

La subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson y la contrarrevolucionaria Yoani Sánchez

SÁBADO, 24 DE ENERO DE 2015

Lo que nos dejó la visita

Los dos días de conversaciones oficiales entre Cuba y Estados Unidos para dialogar sobre temas migratorios, normalización de relaciones diplomáticas y sobre asuntos bilaterales nos dejó un poco más de lo mismo, la prepotencia de los norteamericanos de imponer y no sentarse a la mesa a debatir como iguales, sino con el afán de creer que siempre tienen la razón, es verdad que el camino por la normalización de relaciones entre Cuba y los Estados Unidos es muy complejo, pero todo camino comienza con un primer paso, lo que sucede es que la delegación encabezada por Roberta Jacobson vine con la misma idea de los gobiernos del país que representa “empoderar al pueblo cubano para que tome las decisiones sobre su futuro. Sólo las prácticas, las medidas para implementar esa política tienen que cambiar pues no podemos seguir haciendo lo mismo después de 50 años. Aunque la política de EEUU ha cambiado y estamos listos para avanzar, vamos a ver si el gobierno cubano está listo para moverse tan rápido como nosotros”, tras esas declaraciones qué confianza puede existir entre ambas delegaciones, me pregunto si de verdad [a] alguien le pasó por la mente que los del norte habían cambiado, sería negar su existencia.

La Secretaria Adjunta para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado mantiene que los derechos humanos siguen estando en el centro de su política, que es obvio que tenemos profundos desacuerdos en cuanto a asuntos como democracia, derechos humanos, apoyo a la sociedad civil y actores independientes; pero lo que no dice es que ellos tienen muchos más problemas por resolver en su propio país en vez de estar velando por la política interna de otras naciones libres y soberanas, por eso les digo que el gobierno norteamericano piensan que ellos tienen el encargo divino de velar por el mundo, cuando no velan ni por la situación interna de su país, así son las cosas vienen a exigir lo que no cumplen, por favor.

La pregunta que hay que hacerle a la Jacobson es cómo normalizar relaciones si aún sobre la isla pesa el bloqueo comercial y financiero diseñado para estrangularla y por otra parte la inclusión de Cuba en el peligroso listado de naciones patrocinadoras del terrorismo, una burla para la comunidad internacional que conoce la lucha de Cuba en contra del terrorismo que se ha sufrido en el propio territorio cubano.

Nada que las conversaciones fueron un acercamiento a los puntos de vista de las dos naciones, por un lado la posición de dialogar sobre la base del respeto, soberanía y principios (Cuba) y por el otro lado la imposición, la desconfianza y la creencia de que ellos tienen la verdad en sus manos, veremos cómo continua esta normalización, que en mi opinión debe ser un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad, porque países con profundas diferencias, pueden convivir civilizadamente en este mundo cada vez mas multipolar.

Publicado por Rigoberto Herrera González en 5:21 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total