Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 30 de junio de 2014

Premio Libertador

Premio Libertador
Juan J. Paz y Miño Cepeda
  
EL TELÉGRAFO - Primer Diario Público
Ecuador, lunes 30 de junio de 2014

La semana pasada fui invitado a Caracas para participar, como jurado calificador, en el IX Premio Libertador al Pensamiento Crítico, que otorga el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, de la República Bolivariana de Venezuela. Bajo la coordinación de Carmen Bohórquez, historiadora y diputada de la Asamblea Nacional, los otros miembros del jurado fueron: Gianni Vattimo, filósofo italiano; Manuel Cabieses, periodista y comunicador chileno; y los venezolanos Alba Carosio, socióloga y Mario Sanoja, antropólogo y arqueólogo.

Se presentaron 48 obras, de autores pertenecientes a 17 países, aunque predominaron los intelectuales latinoamericanos. En el transcurso de las deliberaciones del jurado, fueron escogidas las obras más significativas, precisamente por su aporte al pensamiento crítico contemporáneo. Decidimos otorgar el premio a la reconocida profesora chilena Marta Harnecker, por su obra Un mundo a construir, que destaca por su análisis de actualidad, la prospectiva del mismo y sus innovadoras propuestas para una nueva sociedad, en la que juegan un papel fundamental las comunas. Sin duda, el premio también reconoce su trayectoria académica y su compromiso social y político.

Además, el jurado otorgó cinco menciones de honor a las siguientes obras: El capitalismo contemporáneo, de Samir Amin; Tratado de métodos de análisis de los sistemas económicos. Mundialización capitalista y crisis sistémica, de Luciano Vasapollo; Fetichismo y poder en el pensamiento de Karl Marx, de Néstor Kohan; Los 7 pecados de Hugo Chávez, de Michel Collon; y Terrorismo mediático. La construcción social del miedo en México, de Carlos Fazio.

Todas las obras señaladas (y una veintena más de muy buenos trabajos) reflejan el vigor del pensamiento crítico y particularmente del latinoamericano. En varios países de nuestra región se difunden libros que cuestionan seriamente las fundamentaciones y tesis generadas en los países hegemónicos de capitalismo central, al mismo tiempo que aportan, en forma innovadora, al conocimiento de las realidades contemporáneas.

Sin embargo, cabe señalar que Ecuador vive una época de crisis en sus ciencias sociales, no solo por la escasa producción, sino, sobre todo, porque predominan los artículos de coyuntura y algunos libros que expresan opiniones y criterios de tipo personal, más que ser trabajos teóricamente bien fundamentados y rigurosamente sustentados en investigación con fuentes, datos y razonamientos objetivos.

NOTAS RELACIONADAS:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total