Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 23 de abril de 2014

Crimea, Ucrania, Nikita Jrushchov y el 11 de septiembre


Crimea, Ucrania, Nikita Jrushchov y el 11 de septiembre 
Marcos Antonio Casanova Fuertes

Una Tétrada o luna roja, un fenómeno no visto con tal intensidad desde el año 1600 anunció el pasado 15 de abril del 2014 el 120 aniversario del nacimiento de Nikita Jrushchov autor del  traspaso de Crimea de Rusia a Ucrania en 1954  conmemorando  300 años del “tratado de Pereyáslav” de 1654, tratado relativo a cosacos ucranianos  (козаки) y al mar negro.

Nikita mucho vestía kazaka típica ucraniana, Stalin siendo georgiano y no ruso lo llamaba “El Jajol” peyorativo de ucraniano -visto desde los rusos- y para ridiculizarlo lo obligaba en tertulias a bailar folklor de Ucrania.

En 1939 se convirtió en gobernante de Ucrania, favoreciéndole ser originario de Kalínovka, aldea rusa fronteriza con Ucrania, de 1953 a 1964 fue el máximo líder soviético y como tal puso al primer hombre en el espacio exterior, recordándosele como, constructor de viviendas, sembrador de maíz, precursor junto a Kennedy del teléfono rojo, creador de la diplomacia del zapato e iniciador de la desestabilización con el famoso discurso secreto en el XX congreso del PCUS.

Desde la visión de la Rusia-Zarista, de la Rusia- Soviética  y Postsoviética es imposible verle lógica a la decisión de Jrushchov de ceder Crimea a Ucrania, la anexión definitiva de Crimea al imperio ruso en 1783 tras la derrota a los turcos y la contundente victoria rusa sobre la intente británica-francesa-turca-otomana-piamontesa (1853-1856), están  enclavadas en la cultura rusa y en la visión gubernamental, incluida la iglesia ortodoxa, que en su conjunto forman la cosmovisión de “Todas las Rusias”.

A veces Nikita tenía una visión simplista de las cosas, guardaba bajo su cama  la caja de herramientas de minero siendo ya dirigente del PCUS, será que la decisión sobre Crimea tuvo tal suerte, tal vez redimir a Ucrania por la retirada táctica soviética de Kiev en la II guerra mundial o basado en este mismo sentimiento quiso también dar algún significado de resarcimiento moral y material por estar en Crimea “Yalta” lugar de la conferencia de los “tres grandes” Roosevelt, Churchill y Stalin en 1945,  o viéndolo desde otro punto de vista, fue una estrategia para fortalecer la unidad monolítica soviética haciendo las republicas sujetas de la federación más interdependientes, o una medida de  seguridad para descansar en territorio ucraniano, esta última no daría resultado, tanto a  Jrushchov como a Gorbachov le dieron golpes de Estado vacacionando en Crimea.

Nikita demostró apego a Ucrania lo demostró hasta el último momento en 1964 cuando sus camaradas del PCUS le dan golpe de Estado, la última llamada telefónica en solicitud de ayuda hecha por Niquita fue al jefe de tropas del ejército rojo en Ucrania.

De su época sobreviven cosas como el socialismo  cubano, y el resultado de su  decisión sobre Crimea que hoy desempolva el recuerdo, al poner otra vez  la paz mundial en peligro como en la crisis de los misiles en Cuba y al poner nuevamente a Rusia y E.E.U.U.


La anexión de Crimea a Ucrania es  enigmática, como misterioso es también como Dios crea calendarios coincidentes, las fechas vinculadas a Niquita aquí relatadas, en el 2014 cierran quinquenios, como también cerró  quinquenio la fecha de su muerte acontecida  el 11 de septiembre de 1971 coincidiendo 30 años después con el 9-11 del 2001. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total