Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 17 de marzo de 2014

El Presidente y el socialismo (I)

El Presidente y el socialismo (I)
Juan J. Paz y Miño Cepeda

EL TELÉGRAFO - Primer Diario Público

Ecuador, lunes 17 de marzo de 2014

En su enlace ciudadano 363 (01/03/14), el presidente Rafael Correa analizó el PIB-enfoque ingresos (reparto del ingreso nacional), asegurando que éste era un punto "clave" para la Revolución Ciudadana, que permite “saber si está mejorando la justicia social”; pues “esto nos define como de izquierda o no”; y además: “esto es uno de los fundamentos del socialismo del siglo XXI”.

El Presidente dijo que el tema inspiró a Marx, “y la respuesta marxista fue eliminar la propiedad privada para que no haya gran remuneración al capital”, añadiendo: “a nadie se le puede ocurrir eso en el siglo XXI”; y luego: “pero sabemos que en el siglo XXI eso no cabe; el remedio es más caro que la enfermedad”; para concluir: “el problema, de todos modos, existe: cuánto capta la clase trabajadora y cuánto captan los dueños de los medios de producción, los dueños del capital”.
De acuerdo con el Presidente, en Ecuador todavía el 4% (patronos) se lleva el 33% del ingreso nacional; mientras el 54% (trabajadores) obtiene otro 33%; en tanto un 42% (trabajadores no-remunerados) se lleva el 29%.

El Presidente argumentó: “Hay que dar respuestas inteligentes para ese problema” y añadió: “en el siglo XXI existen esas respuestas, y la estamos dando como revolución”, señalando las vías: “mejores políticas laborales, mejores políticas de salarios, incremento de salarios, democratización de la propiedad del capital, pero también con un buen sistema de impuestos redistributivos”, de manera de “sacarles un poco a estas gentes que ganan tanto y mandarlo un poco acá, sobre todo a los más pobres”.

El asunto ha pasado desapercibido. Pero el Presidente introdujo así un tema crucial para el debate entre las izquierdas: ¿qué es el capitalismo hoy? y ¿qué socialismo queremos? Porque el capitalismo actual no es el que Marx examinó, el socialismo estatista se derrumbó, y es cierto que hoy es posible un “capitalismo social” con redistribución del ingreso nacional.

Para Marx la abolición de la propiedad privada no era un asunto de redistribución de la riqueza, sino un hecho necesario y hasta “inevitable” por dos razones: ser fuente de la explotación de los trabajadores (ley de la plusvalía) y contradecir la socialización de las fuerzas productivas.

Sin embargo, el capitalismo se define por dos condiciones: la propiedad privada y el trabajo asalariado. De manera que el socialismo, lo que verdaderamente desafía, es al sistema de propiedad privada de los medios de producción.

ARTÍCULO RELACIONADO: Juan Paz y Miño, "¿Hacia un nuevo "socialismo"?,



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total