Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 22 de febrero de 2014

PROYECTO EMANCIPATORIO O NEOLIBERALISMO: UNA OPOSICIÓN IRREDUCTIBLE

Raúl Isman

Febrero-marzo de 2014.

Hace algo menos de tres lustros, en toda nuestra América- salvo en Cuba- imperaba de modo absoluto el nefasto neoliberalismo con la consecuente subordinación monikolewineska al imperio usamericano. Fue allí, a fines de la pasada centuria, que hizo su aparición (hoy sabemos que fue una inmensa llamarada inextinguible) el comandante Hugo Rafael Chávez Frías para poner una pica en Flandes en el sistema de dominación impuesto por los Estados Unidos. Es sabido que el imperialismo utiliza sus fuerzas militares en última instancia, cuando su inmensa maquinaria propagandística y massmediática no puede imponer que los pueblos acepten resignados el saqueo al que los someten las élites globalizadas en alianza con diversas fuerzas a lo interno de nuestras sociedades. Chávez amplificó de tal modo la consigna que enarbolaban los movimientos sociales: otro mundo (distinto al neoliberal) es posible de modo que retempló la fuerza de las citadas organizaciones y fortaleció a pueblos que parecían vencidos. Había, hay, otro camino, la emancipación. Y Tener claro esto es el mejor homenaje que podamos hacerle al ilustre soldado de los pueblos de América de cuya muerte se cumple el primer aniversario.
Por cierto que no fue sólo una tarea cultural o ideológica. Parte de la riqueza histórica de Venezuela, el petróleo, fue invertida en mejorar la situación de otros pueblos, aún de los de países imperialistas. Y no hay dudas que en los últimos tres lustros los Venezolanos, particularmente los de abajo, se desarrollaron en términos de mejorías económicas, educativas y en el orden que fuere, mucho más que en los dos siglos de vida precedentes. La CELAC, que señaló de modo indeleble que nuestra América es territorio de paz, es otra muestra comparativa. De modo que así quedo irrefutablemente expuesto que el neoliberalismo tiene para ofrecerle a los pueblos sangre, sudor, lágrimas y estiércol mientras que si hay un futuro que merece ser vivido es el de nuestro proyecto. Basta ver las realidades en cualquier parámetro que queramos tomar del acuerdo del Pacífico con la de los países integrados a nuestra segunda independencia para ser conscientes de nuestros dichos.

Lo precedente es central para comprender lo que ocurre en estos días tanto en la patria de Bolívar y Chávez como en nuestra Argentina. El imperialismo en crisis acude a recursos sumamente violentos para tratar de voltear la situación en los dos países descriptos. Desde los burdos montajes mediáticos que presentan a probados golpistas, asesinos y represores como blancas palomitas, hasta violentas acciones desestabilizadoras pasando por guerras económicas (corridas cambiarias, inflación, desabastecimiento). Las batallas que estamos librando son cruciales. De la claridad de los pueblos y de sus condiciones depende que sea realidad el no pasarán.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total