Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

sábado, 20 de julio de 2013

ESPIONAJE, INTERNET Y LA MILITARIZACIÓN IMPERIALISTA: LA SEDUCCIÓN QUE ENMASCARA LA AGRESIÓN



Raúl Isman

Julio de 2013.

La red comunicacional que permite enlazar todos los medios de comunicación, las bibliotecas de todo el orbe, contribuir a fomentar las relaciones de pareja y muchos usos más existe hace más de dos décadas.

Tal vez fuere adrede o quizás resultó casual que hubiere hecho su presentación en pleno auge del neoliberalismo, " fin de la historia" como alardeaban tantos mercachifles discursivos al servicio de la reacción globalizada. Particularmente se regodeaban delirando con que con INTERNET se instauraba un mundo caracterizado por la máxima transparencia. La seducción de la total accesibilidad y el "sueño" de su página o medio propio pareció dar verosimilitud a tales imaginaciones.

Las redes sociales (Facebook, Twitter, por citar sólo las más conocidas) parecían estructuradas y funcionar sobre la base de principios de "horizontalidad". Lo develado hace muy poco tiempo por Edward Snowden sólo podía sorprender a los ingenuos (que no son pocos), habida cuenta que diversas voces habían denunciado el uso imperialista de los archivos informativos allí y así generados.

Pero el valor de la declaración del joven técnico reside en la solidez de lo irrefutable de modo que no puede ser negada ni por los autores de los mecanismos de espionaje, ni por quienes concilian ni por los cómplices de todo pelaje que pululan. Y, he aquí lo más inquietante, puso sobre el tapete que la red; lejos de ser el universo de la más democrática horizontalidad es un espacio ultramilitarizado, que lleva al mundo virtual la guerra total que el imperio despliega contra los pueblos a lo largo de todo el espacio real.

El rostro seductor de Internet- en su dimensión más profunda- resulta inseparable de lo advertido en el párrafo precedente. Todos somos usuarios y nuestra vida ya no será como era antes de la red. De allí que por conscientes que fuéramos seremos involuntarios colaboradores con la reacción en su infatigable tarea de compilar información para ser utilizada en el preciso momento que la necesitaren. La Kafkiana situación descrita en las presentes líneas no puede resolverse con trilladas y simplistas fórmulas. Ninguna fuerza política, ningún movimiento social, ningún militante ni quiere, ni puede estar fuera de la red. Por lo tanto, contamos con más dudas que certezas. ¿Disputarle y ganarle la INTERNET al imperialismo es una utopía realizable?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total