Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 14 de enero de 2016

LA LUCHA DE CLASES EXISTE Y ESTÁ LEJOS DE EXTINGUIRSE

LA LUCHA DE CLASES EXISTE Y ESTÁ LEJOS DE EXTINGUIRSE
Manuel Moncada Fonseca

Si hay una concepción del mundo que enseña a ver las cosas de este mundo concatenadas, en una relación contradictoria que puede o no ser antagónica –en este último caso, el asunto atañe al ser humano dentro del sistema capitalista, así como en los que le antecedieron- esa concepción es la marxista.

No en vano, Lenin acota: "La doctrina de Marx es todopoderosa porque es exacta. Es completa y ordenada y da a la gente una concepción monolítica del mundo, una concepción intransigente con toda superstición, con toda reacción y con toda defensa de la opresión burguesa." [1]


Ella alumbra la comprensión de los grandes conflictos globales y locales, mostrando que los sucesos de un continente, al fin y al cabo, tienen en esencia las mismas raíces que las de los restantes rincones del planeta que habitamos. La guerra contra Siria no es, así, distinta a la guerra contra Venezuela y demás países del ALBA, pero también de aquéllos que, como Argentina y Brasil, se alejan de los preceptos neoliberales. La solidaridad entre las naciones es, de esta suerte, necesaria. Despreciarla es suicidio. 

Como bien señala el Presidente Nicolás Maduro: "No subestimemos el valor y la fuerza espiritual que tiene la solidaridad de los pueblos de América Latina, del Caribe, para las batallas que nos toca dar en condiciones muchas veces desiguales". [2]

El marxismo, muestra que los discursos de uno u otro tipo, responden a intereses de clase; que el tipo de educación responde a lo mismo; que los principios morales o éticos no son, como se dice a menudo, eternos o únicos, pues también responden a los intereses de clase que hay tras ellos; que lo ONU y sus organismos obedecen, en lo primordial, a quienes presumen de ser representantes de naciones de pretendida exclusividad; que los empresarios no se igualan, ni pueden igualarse a las fuerzas que oprimen; es decir a los verdaderos creadores de la riqueza social: los obreros, los campesinos, los trabajadores del campo y la ciudad, por tanto, los explotados de hoy en día.

Pablo Freire acusa, en relación con la educación, en parte, lo siguiente: 

"Los hogares y las escuelas, primarias, medias y universitarias, que no existen en el aire, sino en el tiempo y en el espacio, no pueden escapar a las influencias de las condiciones estructurales objetivas. Funcionan, en gran medida, en las estructuras dominadoras, como agencias formadoras de futuros “invasores”. Las relaciones padres-hijos, en los hogares, reflejan de modo general las condiciones objetivo-culturales de la totalidad de que participan. Y si éstas son condiciones autoritarias, rígidas, dominadoras, penetran en los hogares que incrementan el clima de opresión." [3]

El empresario no es, de forma alguna, ejemplo de nada. Por el contrario, es el mayor causante de los males que aquejan a la humanidad… Sea colectivo como Nido, Nestlé [4], Monsanto y un largo etcétera; o individuales lo que incluye a personajes como Bill Gate y Carlos Slim. [5]  Ello se refiere también a las monarquías escandinavas, la confederación suiza que, siendo imperialistas, son presentadas como modelos a seguir.

El marxismo deja al descubierto las diferencias existentes al seno de las diversas iglesias o credos religiosos, mismas en que está presente, nuevamente, el antagonismo de clase. Los artistas de la pluma, de la pintura, del teatro, de cine; los intelectuales, los educadores de distintos niveles, los oficinistas, la gran, mediana y pequeña burocracia, son todos sectores que se mueven en correspondencia a una ideología y una política determinada. Nadie cabe, pues, en el campo de la falaz e hipócrita neutralidad.


No extraña así que, desde su surgimiento hasta la fecha, el marxismo consecuente, anti dogmático por naturaleza, realista, práctico (no pragmático), humanista y profundamente idealista -desde el punto de vista de sus motivaciones en pro del bienestar de los seres humanos-, sea objeto de ataques furibundos de parte de los apologistas del capitalismo, sean o no encubiertos. De ahí también las constantes descalificaciones que se hacen al leninismo.

Un breve comentario final

Afirmar, como lo hace Zygmunt Bauman, que el antagonismo social ya no es entre clases [6] es por completo inexacto, así sea porque los grandes conflictos de hoy en día tienen un carácter cada vez más global y están marcados por la contradicción -antagónica sin duda-, entre el Norte y el Sur. Los ataques de las derechas contra los procesos de avances en los países del ALBA y de otros que no están en esta alianza estratégica, también lo evidencian.  Y afirmar que el conflicto es el de cada quien con la sociedad, sólo pone de manifiesto lo extendido que está el individualismo a escala planetaria, lo que inclina, al menos aparentemente, el péndulo de la balanza de la lucha de clases a favor de las grandes corporaciones. 

Marx y Engels siguen teniendo la razón cuando sostienen: "La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases./ Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre, con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases en pugna."[7]

----------------
[1] V.I. Lenin. Las tres fuentes y las tres partes integrantes del Marxismo. Obras escogidas en tres tomos. Tomo I. Editorial Progreso Moscú. 1981. p. 61.
[2] Maduro: no subestimemos la fuerza de la solidaridad entre pueblos.  https://www.youtube.com/watch?v=xojEeYaK6Fw
[3]Pedagogía del oprimido - Proyecto Ensayo Hispánico. http://www.ensayistas.org/critica/liberacion/casadont/freire3.htm
[4] Como ejemplo de lo que son las grandes transnacionales, traemos a colación esta noticia: "Nestlé se enfrenta a una demanda por promover la esclavitud infantil en Costa de Marfil". https://diario-octubre.com/?p=35053
[5] A Carlos Slim se le vincula de modo muy estrecho con las corruptas estructuras de poder de México. Su elevada fortuna que supera la de toda la población de este país, tomada de conjunto, no resultado ni de milagros, ni de capacidad empresarial alguna. ¿Quienes son Los potentados de la Mafia del Poder en México? https://www.facebook.com/yosoy132dgo/posts/332801460169860. "Esto también es violencia!! http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/america/item/18983-esto-tambi%C3%A9n-es-violencia
[6] Zygmunt Bauman: "Las redes sociales son una trampa".  
http://cultura.elpais.com/cultura/2015/12/30/babelia/1451504427_675885.html
[7]. C. Marx y F. Engels. Manifiesto del Partido Comunista. Obras escogidas en tres tomos. Tomo I. Editorial Progreso, Moscú. 1974. p. 111. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total